Un perro alerta a sus dueños de peligro que no habían notado con una extraña actitud

"Solo estaba acostado allí y no respondía como suele hacerlo, simplemente no parecía estar bien", relató la dueña del animal.

Por María Fuenmayor

Una familia en Míchigan, Estados Unidos, fue advertida de un peligro letal gracias al extraño comportamiento de su perro.

Diane Smith, una mujer que vive en la ciudad de Zeeland junto a su marido Gary y su mascota Rascal, reveló a medios locales que se salvaron de los efectos de una fuga de monóxido de carbono gracias a la actitud que su mascota estaba presentando.

Según reportó Fox 17,  Diane notó el pasado martes 4 de febrero que el canino de 13 años no parecía sentirse bien. Confesó que al verlo, intentó animarlo con galletas pero no lo consiguió.

"Él no se dirigía directamente a mí cuando lo llamé por su nombre, finalmente entró en la cocina pero se derrumbó. Así que le di unas galletas de peces de colores y no quería tener nada que ver con eso, lo cual era inusual", relató al medio.

Ante esto, la mujer lo llevó al veterinario que no halló nada extraño. Regresaron a su casa sin respuestas y al entrar, el can volvió a mostrarse desanimado y apático.

"Lo recogí, estaba tan flácido como podía estar", dijo. "(…) solo estaba acostado allí y no respondía como suele hacerlo, simplemente no parecía estar bien", insistió.

El perro Rascal era afectado por "una fuga de bajo nivel"

Decidió contarle a una amiga la situación y esta comentó lo que ocurría a su esposo. Al escuchar el caso, el hombre les aconsejó que salieran de inmediato de la casa porque parecía tratarse de una fuga de este gas tóxico.

En el hogar tenían un detector, así que Smith pensó que se equivocaría porque "la alarma no está sonando".  Aún así, probó saliendo al aire libre y, para su  sorpresa, el canino "estaba perfectamente bien" fuera de la casa.

La situación los alertó y buscaron a un experto que en efecto detectó un escape en el horno.

Gary Smith contó que el especialista "dijo que podríamos tener una fuga de bajo nivel que no sea lo suficientemente alta como para registrarse en el detector y quién sabe cuánto tiempo puede haber estado sucediendo".

"Aunque no está listo para matarte, te va a afectar, particularmente a los perros, afecta más que a las personas", detalló.

Sin duda, los esposos están agradecidos con su compañero de cuatro patas que hizo "sonar esa alarma". Además, ahora Rascal volvió a ser un animal feliz y cuentan con un nuevo horno y detector.

"Estamos agradecidos con él por hacer sonar esa alarma, porque la otra alarma no sonó", expresó la dueña del perro.

¿Le hablas a tu perro y crees que no te entiende? Te sorprenderán los resultados de este estudio

Científicos de la Universidad de Sussex evaluaron a 42 animales para comprobar sus habilidades lingüísticas.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo