logo
Las víctimas –en la mayoría de las ocasiones– deciden retirar la solicitud de indemnización por trabas burocráticas y la revictimización que sufren por parte de funcionarios. / CUARTOSCURO.COMLas víctimas –en la mayoría de las ocasiones– deciden retirar la solicitud de indemnización por trabas burocráticas y la revictimización que sufren por parte de funcionarios. / CUARTOSCURO.COM
Noticias 16/05/2021

Falta de reparación de daño e indemnización ocurre en ocho de cada 10 víctimas

Por : Daniel Flores @Daniel_17flores

Las medidas de reparación de daño en todas sus variantes no llegan a todas las personas que son víctimas de algún delito en la Ciudad de México, así lo muestran datos oficiales del gobierno capitalino en los últimos años.

Pese al alza de solicitudes de indemnización por familiares víctimas de distintos delitos, el gobierno de la ciudad registra apenas un cumplimiento del 20%. En otros casos, las solicitudes se extienden por años y se desiste de este procedimiento.

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas de la Ciudad de México se ha quedado corta en su labor principal, pues enfrenta escasez de personal, problemas para liberar presupuesto de indemnizaciones e incluso de especialistas para llevar los juicios.

Además, por falta de conocimiento de las leyes y derechos, la mayoría de veces las víctimas no presentan una solicitud para ser indemnizados, según refieren solicitudes de información presentadas de 2018 a 2020 ante la Plataforma Nacional de Transparencia.

El universo de personas que han solicitado medidas para la reparación de daños supera las 50 mil en este periodo; sin embargo, menos de 10 mil lograron acceder a estos planes de apoyo.

Los indicadores de resultados del propio gobierno capitalino revelan que más de 60% de las víctimas no completa el procedimiento para contar con medidas como una indemnización, asesoría y apoyo psicológico.

Y la cifra negra se calcula que sea cinco veces mayor. Uno de estos casos es el de Miriam Jiménez, ex directora de la Secretaría de Obras (Sobse), quien perdió a su esposo por una bala perdida en un enfrentamiento entre elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX y un grupo armado en la alcaldía Iztapalapa, en 2014.

La situación económica la orilló a solicitar un pago de indemnización a la dependencia local, pero tras cuatro años de juicio y de trámites decidió cancelar todo y retirar la petición que había tras el fallecimiento de su pareja.

Lo que recibió en esos años, dijo, únicamente fue una serie de terapias psicológicas por la Secretaría de Salud local.
Publimetro solicitó la versión del titular de la Comisión de Víctimas de CDMX, Armando Ocampo, pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo respuesta sobre el tema.

A nivel nacional, el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que la reparación integral del daño debe darse a todas las víctimas de delito o violación a derechos humanos y no solamente a quienes hayan sufrido graves violaciones de sus garantías, es decir, también a los familiares.

En la capital del país, la Ley de Víctimas precisa medidas de compensación económica, que rozan, como mínimo, depósitos desde los tres mil hasta los 250 mil pesos en casos de muertes y lesiones graves.
Los protocolos de actuación tampoco se han puesto a disposición de los familiares.

“No hay un mecanismo del Estado para enfrentar su responsabilidad de manera oficiosa ni se aplica un procedimiento de apoyo inmediato que atienda de manera efectiva a las víctimas”
Pro Humanitas. Colectivo ciudadano

Entrevista

  • Francisco Javier Hernández Salcedo. Vicepresidente de Sociocracia A.C

¿Qué tan viable es obtener una reparación integral del daño en la Ciudad de México?

— La institución encargada de atender a las víctimas y a proporcionar la reparación integral del daño es la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas cuando se trata de asuntos de nivel federal, en caso contrario, la responsabilidad recae en las comisiones ejecutivas estatales.

Sin embargo, es de conocimiento general que dichas instituciones han padecido de falta de recursos económicos y de personal capacitado desde su creación; peor aún, han sido objeto de importantes recortes presupuestales en los últimos dos años precarizando aún más su funcionamiento llegando a la penosa situación de no contar con recursos suficientes para pagar servicios básicos como renta de inmuebles, pago de telefonía, por mencionar sólo algunos aspectos.

El gobierno federal no ha mostrado ningún interés en enderezar el rumbo, tan es así que la CEAV se encuentra acéfala desde mayo de 2020 y quien ocupaba el cargo de “encargado del despacho”, Andrés Vázquez, renuncio seis meses después sin brindar de manera oficial una explicación de motivos.

¿Todas las víctimas de un delito están sujetas a la reparación del daño?

— Desde la creación de la CEAV no se ha dado difusión a la sociedad en general sobre los derechos de las víctimas, la mayoría de la gente desconoce que toda víctima tiene derecho a una reparación integral del daño y, por lo tanto, desconoce los procedimientos y trámites para acceder a la misma.

Con relación a lo anterior, en México, la mayoría de los delitos no se denuncian a menos que se pretenda cobrar un seguro que lo establezca como requisito indispensable, la sociedad en su mayoría no tiene expectativas de obtener justicia cuando es víctima incluso ven más probable sufrir represalias por denunciar que de obtener algún tipo de apoyo.

Cuando el Estado es responsable de que una persona sea víctima, ya sea por el comportamiento doloso o culposo de sus servidores públicos y funcionarios –como es el caso de las víctimas de la Línea 12 del Metro– en él existe una responsabilidad patrimonial, en este caso, por parte del gobierno de la Ciudad de México.