logo
 /
Estados 27/05/2021

Relajamiento social y pasividad del gobierno acercan a Quintana Roo al semáforo rojo

El gobierno estatal permitió que se rebasaran los aforos permitidos y se aferró por mucho tiempo al semáforo amarillo

Las vacaciones de Semana Santa, las fiestas clandestinas, el relajamiento social y las malas decisiones del gobierno de Quintana Roo han orillado a que se aproxime, de nueva cuenta, el semáforo rojo en la entidad.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, precisó que la pandemia va a una velocidad considerable en la entidad gobernada por Carlos Joaquín.  

“Hemos destacado ya en varias otras ocasiones la situación de Quintana Roo como una entidad federativa en donde la epidemia sí va al alza y va a una velocidad considerable. Seguimos con la inquietud de que es muy importante realizar las medidas de restricción de la movilidad para que en el estado de Quintana Roo, particularmente en el municipio de Benito Juárez, donde se encuentra Cancún, se disminuyan los contagios”, sostuvo este miércoles en la conferencia de prensa de salud.

Esta tercera ola de contagios se debe, en gran medida, a que en los destinos turísticos de Quintana Roo se rompieron los aforos permitidos y las fiestas clandestinas estuvieron sin control.

A pesar de las denuncias, el gobierno local se hizo de oídos sordos y llegó hasta el semáforo amarillo, a un paso del verde.

Fiestas de San Fermín en Pamplona

Este color en el semáforo epidemiológico aumentó aún más los aforos y relajó mucho más las medidas sanitarias

Debido a esta situación y el aumento de casos, desde hace varias semanas el gobierno federal colocaba a la entidad en semáforo naranja, pero el gobernador Carlos Joaquín se aferraba al color amarillo.

Incluso, inventó dos semáforos para la entidad, que en lugar de ayudar, confundieron más a los ciudadanos.

Al ver la magnitud de los contagios, Carlos Joaquín por fin aceptó la entrada del semáforo naranja, que próximamente tal vez sea rojo.

¡Por fin llegan los llamados enérgicos en Quintana Roo!

Incluso, ahora el gobernador sí hace llamados enérgicos a la población para quedarse en casa y guardar las medidas sanitarias, situación que no hizo antes; sin embargo, los llamados son sólo mediáticos, pues en la realidad incluso hasta se permiten juegos de béisbol en la entidad, deporte favorito del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Ayer en Cancún se llevo acabo un evento masivo de béisbol sin el más mínimo respeto por las normas de salud. Esta clase de cosas no deberían pasar, espero le ponga un verdadero castigo a los responsables porque por actos así estamos a un paso de quedarnos sin trabajo otra vez”, “Sr gobernador. Con todo respeto, ¿quién está gobernando Cancún? Ayer hubo partido de baseball!!!!! No es posibleee! Le pido nos ponga en rojo. No me quiero morir”, fueron algunas de las críticas en redes sociales hacia el gobernador.

Cuartoscuro

Relajamiento

En negocios de la zona norte del estado, principalmente en destinos turísticos como Cancún, aún es posible observar tiendas que han relajado las medidas de prevención e higiene; además de un incremento en el flujo de turistas, así como fallas en los protocolos de medidas sanitarias en sectores poblacionales y en el transporte público.

La misma titular de los Servicios Estatales de Salud (SESA), Alejandra Aguirre Crespo, señaló que un número importante de ciudadanos actúan como si no existiera una emergencia sanitaria.

Por lo anterior, exhortó a empresarios y dueños de plazas comerciales que se apeguen a protocolos de prevención, mientras que a los empresarios de transporte público les pidió que disminuyan el número de personas; y a los ciudadanos a asumir la corresponsabilidad de no ingresar a unidades de transporte con un número superior a lo permitido para evitar contagios.

“El peligro no ha pasado. La pandemia continúa. Pero un gran número de ciudadanos y actores sociales actúan como si no hubiera emergencia sanitaria”, lamentó.

Cortesía.

Con un corte al 26 de mayo, se reportan en el estado 26 mil 405 casos acumulados; además de mil 141 casos activos, y dos mil 715 muertes.

Con información de La Silla Rota

Te puede interesar: