logo

Las autoridades brasileñas mostraron su preocupación por el impacto potencial de la sequía mientras los embalses vinculados a las presas que operan a lo largo de la cuenca del río Paraná registran niveles cada vez más bajos, como muestran las imágenes grabadas el lunes.

¡No te quedes fuera! Conoce las ofertas de los Hot Days de Sam’s Club

El Comité de Monitorización del Sector Eléctrico (CMSE), liderado por el Ministerio de Minas y Energía, anunció una recomendación para resolver el problema e implementar restricciones para una serie de represas hidroeléctricas tras una reunión extraordinaria celebrada el jueves pasado. Según el Gobierno, los niveles de precipitaciones desde octubre de 2020 han registrado su nivel más bajo en los últimos 91 años.

Cualquier medida implicada como consecuencia de la escasez de agua deberá ser negociada con la Agencia Nacional del Agua (ANA) y el Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (IBAMA). Según los informes, los embalses a lo largo de la cuenca del río Paraná se encuentran en niveles similares a los de 2001.

En aquel año el país se vio obligado a racionar la energía debido a la reducción de la producción de electricidad generada por las represas hidroeléctricas después de una sequía devastadora.

TE INVITAMOS A CONSULTAR LO MÁS VISTO EN PUBLIMETRO: