logo
Entre el 1 de mayo y el 8 de junio ha habido más de 200 microsismos en Michoacán, asociados con el posible surgimiento de un volcán / Foto: Twitter @UNAM_MX Entre el 1 de mayo y el 8 de junio ha habido más de 200 microsismos en Michoacán, asociados con el posible surgimiento de un volcán / Foto: Twitter @UNAM_MX
ciencia 09/06/2021

Actividad sísmica en Michoacán podría ser señal del nacimiento de un volcán

Expertos de la UNAM no descartaron la posibilidad del nacimiento de un nuevo volcán debido a los recientes microsismos registrados en Michoacán

Por : Publimetro

Ante la anormal actividad sísmica considerada como enjambres sísmicos de pequeños temblores en la región de Michoacán, expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), no descartan que se deba al surgimiento de un nuevo volcán.

De acuerdo con Carlos Valdés González quien es investigador del Instituto de Geofísica y director del Centro de Estudios Mexicanos (CEM) UNAM-Costa Rica, señaló que desde enero de 2020 hasta la fecha, se han registrado más de 4 mil 102 sismos de baja intensidad en Michoacán, especialmente en una zona volcánica.

Este hecho daría señales que estos ‘enjambres sísmicos’ serían un foco de especial atención en la zona occidental del país, pues normalmente tienden a ser indicios del surgimiento de un nuevo volcán.

Los especialistas expusieron que desde el 1 de mayo hasta el 8 de junio del este año, han ocurrido 242 microsismos en la región de Uruapan, así como el corredor volcánico Michoacán-Guanajuato, lo cual aumenta el foco de atención a este fenómeno.

Además, el propio Carlos Valdés, explicó que para que ocurra el surgimiento de un volcán, se debe conjuntar con otros factores muy específicos, como lo son actividad sísmica, deformación del terreno en donde surgirá el coloso, así como la emisión de gases emergentes de la tierra y manifestaciones hidrotérmicas.

Por otra parte, el especialista, Denis Xavier Francois Legrand, quien es investigador del Instituto de Geofísica, explicó que si bien, los microsismos pueden ser una señal de alarma, esto no representa que sea totalmente seguro que vaya a ocurrir el surgimiento del volcán.

“Estos enjambres sísmicos suponemos que están asociados al movimiento de magma, pero no siempre llegan a la superficie. Estos enjambres aparecieron también en 1997, 1999 y 2006, y no llegó el magma a la superficie. Tal vez pasa lo mismo ahora, por lo que es muy importante seguir vigilándolos”, agregó el especialista.

Finalmente, el profesor Luis Antonio Domínguez Ramírez, quien trabaja en la Escuela Nacional de Estudios Superiores de Morelia (ENES), hizo un llamado a la población que vive cerca de esta zona volcánica a comunicar cualquier anomalía, en especial el desprendimiento de gases, el cual explicó cómo identificar.

“La emisión de gases es hasta cierto punto fácil de detectar por el olor a azufre, así como as manifestaciones hidrotermales y afectaciones a la vegetación, que se secan cuando recibe temperaturas mayores a las acostumbradas desde el suelo, además de que contamos con el apoyo del Servicio Sismológico Nacional para los movimientos sísmicos”.

Te puede interesar