logo
El comercio ambulante es el principal motor de la informalidad en México / Foto: CuartoscuroEl comercio ambulante es el principal motor de la informalidad en México / Foto: Cuartoscuro
Economía 25/07/2021

Economía informal alcanza nivel más alto en cinco años: IP

La también llamada economía subterránea se convirtió en refugio de más de la mitad de la fuerza laboral del país, ante la falta de creación de empleos formales

Por : Mario Mendoza Rojas / @SoyMrMoney

La economía informal en México representó 23% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2019; su nivel más alto durante los últimos cinco años, informó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).  

Señaló que, de acuerdo a las cifras más recientes del Inegi, el comercio al por menor –donde se ubica el ambulantaje y los establecimientos que evaden el fisco– aportan 24.5% de los ingresos que genera la informalidad.  

El organismo de la IP indicó que la construcción es el segundo motor más importante de la también llamada economía subterránea; con una participación económica de 14.9%, a través de obras que no cuentan con permisos, licencias y pago de impuestos.

Apuntó que la industria manufacturera, es tercer sector con mayor incidencia en la informalidad; con una aportación de 12.6%; en tanto que la agricultura y ganadería contribuyen con 11.1%.

Empleo informal

El CEESP indicó que, en materia de empleo, la informalidad representó al 55.5% de la población ocupada del país; contra 44.5% de personas que se desempeñan en el mercado formal.

“Estas cifras reflejan la baja productividad de la informalidad; ya que con poco más de la mitad de la población ocupada genera el 23% del PIB. Por su parte, la actividad formal genera el 77% del PIB, con 44.5% de la ocupación”, subrayó.

El organismo privado advirtió que, en un entorno de recuperación económica, que podría detenerse ante una tercera ola de contagios de Covid-19, “es clara la necesidad de fortalecer el ritmo de crecimiento del país”; con el objetivo de poder ampliar la actividad formal.

Refirió que, para lograr este último objetivo, los esfuerzos del gobierno federal  deben concentrarse en un estado de derecho efectivo; que contemple factores que promuevan y faciliten rápidamente la inversión.

Ello, apuntó, a través de medidas como una mejora del entorno regulatorio y el establecimiento de reglas del juego claras; que ofrezcan confianza y mejores expectativas para invertir y hacer negocios en México.

“No hay duda de que se requieren estrategias que estimulen la inversión productiva. La instrumentación de políticas que limitan la apertura de nuevas empresas y la expansión de las ya instaladas; mediante elevados costos laborales y fiscales, debilitan el crecimiento económico y el bienestar social”, concluyó el CEESP.

CONSULTA LO MÁS DESTACADO: