logo
/ Foto: Tomada del video. / Foto: Tomada del video.
Estados 08/09/2021

Zoé Robledo envía condolencias a familiares de fallecidos en Hospital de Tula, del IMSS

Por : Publimetro

El Maestro Zoé Robledo, director general del IMSS, aseguró en un mensaje que “hoy es un día triste para el Instituto”, tras la muerte de varios pacientes, debido a las inundaciones que afectaron al Hospital General de Zona con Medicina Familiar No. 5, del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Zoé Robledo Aburto detalló que 14 pacientes del Hospital General perdieron la vida como consecuencia de las lluvias del 6 de septiembre, y precisó que dos derechohabientes fallecieron horas antes de la inundación.

El director del IMSS lamentó lo ocurrido y envió sus condolencias, así como su solidaridad a los afectados por las inundaciones en Tula, Hidalgo.

A continuación, el texto íntegro de su mensaje del Maestro Zoé Robledo, director general del IMSS:

Ciudad de México, miércoles 8 de septiembre de 2021.

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA

Hola, muy buenos días.

Hoy es 8 de septiembre del 2021 y este es un día triste para el Instituto Mexicano del Seguro Social, lo es por la irreparable pérdida de vidas de derechohabientes nuestros.

Un desastre súbito que en cuestión de minutos puso bajo el agua a toda una ciudad, incluido nuestro hospital, un hospital híbrido que durante la pandemia y hasta el día ayer había estado atendiendo tanto a pacientes por COVID y por otros padecimientos.

Por ello, mi solidaridad para todas las familias, nos unimos sinceramente a su gran dolor. También lamentamos las pérdidas y afectaciones del resto de la población de Tula.

En el IMSS el encargo del presidente López Obrador es estar siempre cerca de la gente, privilegiar la vida, la integridad física y la dignidad de las personas.

Ayer en Tula se hizo mucho para salvar vidas ante un desastre que no se pudo advertir y que es importante reconstruir.

El Hospital General de Zona con medicina familiar No. 5, en Tula, en Hidalgo fue inaugurado en 1977, tiene 44 años de antigüedad.

En la planta baja tiene 43 camas censables en hospitalización, más 21 camas en urgencias, observación y terapia intensiva. En la planta alta está la Unidad de Medicina Familiar con 10 consultorios.

Este hospital se encuentra ubicado en la zona centro de la ciudad a escasos 100 metros del Río Tula.

La noche del 6 y madrugada del 7 de septiembre, se encontraban en el Hospital 54 pacientes hospitalizados: 22 con diagnóstico COVID-19 y 32 por otros padecimientos, padecimientos que iban desde recuperación postoperatoria por apendicitis, pacientes crónico degenerativos, tres recién nacidos, mujeres embarazadas, entre otros.

Dos pacientes habían perdido la vida previo al evento y por razones distintas, sus cuerpos ya se encontraban en proceso de entrega a sus familiares. También nuestras condolencias para ellos.

Al momento del evento se encontraban también en el Hospital 106 trabajadores entre personal médico, de enfermería, camilleros, laboratoristas, higiene y limpieza y muchos más, muchos de ellos estaban fuera de su turno de trabajo, eran voluntarios.

Como lo han explicado otras autoridades las lluvias torrenciales en Hidalgo, en el Estado de México y en la Ciudad de México, generaron un incremento súbito en el caudal del Río Tula que lo llevó a su desbordamiento en un punto cercano al Hospital.

Desafortunadamente, ni el personal directivo del Hospital, ni la jefatura de Prestaciones Médicas ni la Delegación de Hidalgo fueron advertidos, ni oficial ni informalmente, del fenómeno y de su potencial.

El IMSS cuenta con protocolos de prevención, preparación, mitigación y atención a emergencias mayores y a desastres. El Programa Hospital Seguro cuenta con un protocolo de evacuación de hospitales con énfasis en áreas críticas. En los últimos tres años se han realizado 46 evacuaciones hospitalarias exitosas, cinco de ellas totales.

Este caso fue distinto, no hubo tiempo de anticipación.

Desde el día de ayer por la mañana que arribé con un equipo a encabezar las tareas de evacuación y de traslado, también me dediqué a escuchar, a escuchar al personal sobre los primeros momentos del evento. Todas y todos manifiestan lo súbito de los hechos.

Desde las 22:00 horas que comenzó a llover hasta el corte de la energía eléctrica alrededor de las 12:00 de la noche, que empieza a entrar a trabajar la planta de emergencia del hospital, el personal comienza a realizar la movilización de los pacientes de la planta baja a la planta alta.

Manifiestan que, alrededor de las tres de la mañana, en un intervalo de aproximadamente 20 minutos, el nivel del agua se incrementa de manera repentina y colapsa la planta de emergencia del hospital

Con esta acción, el personal del IMSS logró movilizar a 48 pacientes a la UMF en la planta alta.  De esos 48 pacientes, 40 fueron trasladados a los siguientes hospitales: 19 al HGZ No. 6 en Tepeji del Río, 20 al HGZ No. 1 de Pachuca y uno más, una mujer, al Hospital de Especialidades de La Raza. Todos los familiares cuentan con esta información.

Al día de hoy, cinco de esos pacientes trasladados están dados de alta y se encuentran en sus domicilios y 35 se encuentran hospitalizados, estables y recibiendo atención médica.

Lamentablemente perdieron la vida 14 personas durante esas horas, 16 si se consideran a los dos pacientes que fallecieron horas antes y por motivos distintos.

Se trata de dos mujeres y 12 hombres, con un promedio de edad de 61 años, todos con diagnóstico COVID-19; siete por complicaciones inherentes a la gravedad de su cuadro, seis que no pudieron ser movilizados por las condiciones clínicas que tenían, y un paciente de 84 años que fue trasladado en helicóptero del Hospital de Tula al Hospital de Magdalena de las Salinas en la Ciudad de México y que falleció, desafortunadamente, por causas también inherentes a la gravedad de su enfermedad por COVID.

Para el traslado de esos 41 pacientes se contó con el apoyo de muchas instituciones: el agrupamiento “Cóndores” de la policía de la Ciudad de México, el agrupamiento “Relámpago” del gobierno Estado de México, que ayudaron en la evacuación en helicóptero.

También vehículos UNIMOG de CONAGUA, lanchas y efectivos de la Guardia Nacional, de SEDENA, equipos de rescate de Protección Civil, del ERUM, del Gobierno de Hidalgo, para las evacuaciones restantes tanto de los pacientes, pero también de los familiares y de la totalidad del personal. Gracias, de corazón, a todas y a todos los integrantes de estas instituciones.

Es importante precisar que durante el movimiento de pacientes siempre se contó en el hospital con tanques de oxígeno portátiles y a partir de las 9:30 de la mañana la empresa Infra hizo llegar, con apoyo de una lancha de la Sedena, un total de 27 tanques que apoyaron con la continuidad del soporte de oxígeno en el hospital y también para los traslados de los pacientes.

Ha sido prioritaria la atención a los deudos. Hemos tenido acercamiento, no sólo para manifestar nuestra solidaridad, sino para otorgarles atención personalizada para la entrega de sus familiares y los gastos funerarios. Personal de la Unidad de Atención a la Derechohabiencia del IMSS instaló una mesa de información y de acompañamiento permanente sobre diferentes trámites y otros apoyos.

Nuestros esfuerzos están ahí, en tres grupos prioritarios: En la evolución de los sobrevivientes, en el acompañamiento de los familiares y también en el reconocimiento de nuestro personal por su entrega para salvar vidas.

A estos tres grupos se los queremos decir hoy: No están solos. Estaremos muy pronto por ahí.

Gracias.

Te recomendamos ver: