logo
Biden dijo que su gobierno ha sido muy tolerante. / Foto: AP Photo/Evan VucciBiden dijo que su gobierno ha sido muy tolerante. / Foto: AP Photo/Evan Vucci
Mundo 09/09/2021

Estados Unidos, en peligro de una “venganza terrorista” tras el 11-S

Los grupos terroristas pueden, en cualquier momento, perpetrar un atentado en contra de Estados Unidos, como ocurrió el 11 de septiembre

A 20 años de los atentados del 11 de septiembre de 2001, que detonaron la Guerra contra el Terrorismo de Estados Unidos, cada vez es más latente que se concrete la amenaza de una venganza de grupos terroristas contra la Unión Americana.

El 11 de septiembre de 2001, Nueva York -y el mundo- despertaron con una imagen que quedó marcada en la mente del mundo: las Torres Gemelas, sede del World Trade Center, habían sido impactadas por dos aviones comerciales. A cuentagotas, poco a poco fue fluyendo la información conformado otros dos atentados: el ataque al Pentágono y el fallido atentado del vuelo 93, en el que los pasajeros impidieron que llegara a su objetivo, posiblemente el Capitolio o la misma Casa Blanca.

Ese día, el mundo cambió. George W. Bush, entonces presidente, declaró la Guerra al Terrorismo y a la voz de “Están con Estados Unidos o en contra de Estados Unidos” emprendió una campaña bélica a la que se sumaron los aliados globales. El primero objetivo fue Afganistán, en contra del grupo terrorista Al-Qaeda, cuyo líder, Osama Bin Laden, llegaría a convertirse en el hombre más buscado del mundo. 

Los ataques terroristas pueden sacudir los cimientos de nuestros mayores edificios, pero no pueden tocar los cimientos de Estados Unidos. Estos actos destrozaron el acero, pero no pueden abollar el acero de la determinación estadounidense

George W. Bush, primer mensaje tras los atentados del 11 de septiembre de 2001
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, se sienta en su escritorio en el Despacho Oval después de dirigirse a la nación sobre los ataques terroristas en Nueva York y Washington, DC el 11 de septiembre de 2001 en Washington, DC. (Photo by Mark Wilson/Getty Images)
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, se sienta en su escritorio en el Despacho Oval después de dirigirse a la nación sobre los ataques terroristas en Nueva York y Washington, DC el 11 de septiembre de 2001 en Washington, DC. (Photo by Mark Wilson/Getty Images)

Terroristas pueden atacar, pero no en la misma magnitud

Joe Biden, entonces senador y actual presidente de Estados Unidos, recientemente encabezó la salida de las tropas americanas de Afganistán, en lo que se convirtió en la guerra más larga -y costosa- de los Estados Unidos. A días de que se venciera el plazo impuesto, en una operación que dejó paralizado al mundo, los talibanes recuperaron el control de Afganistán. 

Tras las intervenciones en países como Irak, Siria y Afganistán, el rumor generalizado de una posible “venganza terrorista” ha cobrado fuerza. Para Richard Lachmann, profesor de Sociología, Universidad de Albany, Universidad Estatal de Nueva York, las guerras en Afganistán e Irak “no son la razón por la que Estados Unidos ha evitado los ataques terroristas de extranjeros (a diferencia de los ataques de terroristas nacionales de derecha) desde el 11 de septiembre”

“Esto se debe al trabajo policial”, destaca Lachmann. “Ese trabajo de investigación continúa y será igualmente efectivo en el futuro. Los talibanes se concentrarán en controlar Afganistán.  No están interesados ​​en lanzar ataques contra Estados Unidos”, añade el especialista.

“Otra guerra de EU no será existosa”

La relación entre las ganancias por las guerras y lo que Estados Unidos ha invertido aún no es clara. “La guerra de Estados Unidos en Irak ha destruido ese país y provocado la muerte de casi un millón de iraquíes.  Esa es la principal consecuencia”, explica Lachmann, quien afirma que también ha servido para que Irak tenga acercamientos con Irán, potencia nuclear y uno de los principales enemigos de EU en Medio Oriente.  

“En otras partes del Medio Oriente, Estados Unidos respalda a dictadores, como Sisi en Egipto.  La estrecha alianza de Estados Unidos con Israel no genera el favor de la gente de otros países del Medio Oriente.  No se considera que Estados Unidos tenga principios ni tenga éxito en la región”, afirma el académico estadounidense.

Milicianos del Talibán montan guardia en un retén cerca de la entrada al Aeropuerto Internacional Hamid Katzai en Kabul, Afganistán, 28 de agosto de 2021. | Foto: AP Foto/Wali Sabawoon.

Pero, ¿acabar con la intervención en Afganistán significa que ya no se repetirá una guerra similar? Lachmann afirma que los fracasos de Estados Unidos en Irak y Afganistán harán que sea mucho más difícil para el gobierno de Estados Unidos entrar en otro país. 

“Después de Vietnam, Estados Unidos no pudo librar una guerra significativa hasta la Guerra del Golfo, casi 20 años después.  Lo mismo ocurrirá ahora.  Estados Unidos sólo podrá luchar con drones o fuerzas especiales limitadas, no creo que ningún país de Medio Oriente ataque directamente a los Estados Unidos, que sería la única forma en que EU podría enviar una vez más fuerzas importantes a esa región”.

3 PREGUNTAS CON

Michelle Bentley, profesora de Relaciones Internacionales y directora del Centro Royal Holloway para la Seguridad Internacional de la Universidad de Londres.

Michelle Bentley, profesora de Relaciones Internacionales y directora del Centro Royal Holloway para la Seguridad Internacional de la Universidad de Londres.

P: Después de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán y después de años de otras guerras en países como Siria e Irak, ¿Estados Unidos corre el riesgo de sufrir pequeños o grandes ataques terroristas por parte de los grupos afectados?

– Si, absolutamente.  Es una certeza que los terroristas están planeando futuros ataques en los Estados Unidos.  Es posible que esos ataques no tengan la escala de otro 11 de septiembre, pero las posibilidades de que el terrorismo vuelva a ocurrir en Estados Unidos son preocupantemente altas.  La gran pregunta entonces es si el contraterrorismo es lo suficientemente bueno para detener esto.

P: ¿Cuáles serán las consecuencias de la política actual de Estados Unidos en el Medio Oriente, tanto dentro de EU como en la región?

– Estados Unidos no tiene un control real sobre la región.  Por eso, veremos más desestabilización y más violencia, en países como Siria, Irak y Yemen.  Se va a poner aún más complicado.  Eso ejerce mucha presión sobre los políticos en Estados Unidos, en un momento en el que las cosas tampoco están muy bien allí políticamente. Ejemplo de ello, los disturbios del Capitolio a principios de este año.

P: ¿Existe la posibilidad de que los conflictos militares estadounidenses, como los que hemos experimentado en los últimos 20 años, se repitan en el futuro?

– Existe una gran expectativa de que Estados Unidos sea la “policía mundial” y se involucre en el Medio Oriente, por lo que podría haber presión para regresar, a pesar de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dice que quiere quedarse fuera.  Y lo principal que provocará conflictos futuros es la incapacidad de resolver los problemas creados por la participación de Estados Unidos en el pasado.  

“Estados Unidos no limpia lo que ensucia.  Por lo tanto, necesita repensar sus compromisos en el Medio Oriente y lo que significa la intervención militar en esa región, de lo contrario, seguirá siendo arrastrada a estos conflictos”

Michelle Bentley, profesora de Relaciones Internacionales y directora del Centro Royal Holloway para la Seguridad Internacional de la Universidad de Londres.

Te invitamos a consultar lo más visto en Publimetro

Iniciamos con:

Y también: