Noticias

El legado de Merkel tras 16 años frente a Alemania

Tras más de una década y media, la era de Angela Merkel llega a su fin. Metro examina su legado y descubre qué se puede esperar en el futuro.

Angela Merkel, una de las líderes más longevas de la Alemania moderna y un peso pesado de la diplomacia mundial, ha decidido no presentarse a otro mandato en las elecciones federales que se celebrarán el 26 de septiembre. Convertida en la primera canciller que deja el poder por decisión propia, la mujer de 67 años se marcha con un legado complicado. Según se dice, algunos aplauden su estilo político humilde y de consenso, mientras que otros ven una falta de liderazgo audaz.

«Merkel deja una Alemania relativamente estable, fuerte y segura. Su principal logro es la duración de su mandato: su centrismo ideológico, su pragmatismo político, su habilidad táctica y su imagen tranquilizadora permitieron a su CDU (Unión Cristianodemócrata) ganar cuatro elecciones seguidas y liderar gobiernos de coalición con socios menores cambiantes», explicó a Metro Paolo Chiocchetti, investigador asociado del Instituto Universitario Europeo de Italia, sobre el legado de la canciller.

Y añadió: «También condujo a Alemania a varios desarrollos políticos importantes, como la solución temporal de la crisis de la eurozona y de los refugiados, la salida prevista de la energía nuclear y el matrimonio homosexual. Sin embargo, su falta de voluntad para tomar decisiones decisivas también deja muchos problemas sin resolver, como el futuro de la integración europea, la presencia de un gran sector de bajos salarios en la economía alemana, la consolidación de un polo de extrema derecha en la política alemana (AfD / Alternativa para Alemania), y la ausencia de un plan de sucesión exitoso.»

De hecho, la actual carrera por la Cancillería está muy abierta, según el experto, con valores comparables en las encuestas para Olaf Scholz (SPD), Armin Laschet (CDU) y Annalena Baerbock (GRÜNE). Mientras que Merkel consiguió el apoyo de todos los demás partidos y orientaciones ideológicas, su actual sucesor es bastante impopular y corre el riesgo de perder las elecciones.

«Creo que es una carrera a dos bandas entre el socialdemócrata Olaf Scholz y el democristiano más conservador Armin Laschet. Los dos partidos están muy cerca en las encuestas. Pero todo el impulso reciente ha sido a favor de los socialdemócratas, que han subido casi un 10% en comparación con hace unos meses. En las últimas semanas de la campaña se verá si pueden mantener esta ventaja. Si tuviera que apostar, lo haría por Scholz en este momento. Es mucho más popular que Laschet, tiene experiencia (a los alemanes les gusta la experiencia), es firme como Merkel y representa algo de cambio, aunque no mucho (a los alemanes también parece gustarles esto)», explicó Eric Langenbacher, profesor del departamento de gobierno de la Universidad de Georgetown, en Estados Unidos.

Alemania tras el legado de Merkel

El mayor reto del próximo Canciller tras el legado de Merkel será mantener la coalición unida, ya que el próximo gobierno tendrá muy probablemente tres partidos (en lugar de dos) y esto hará mucho más difícil elaborar políticas aceptables.

«Si hay algo que aprender de los años de Merkel es que hay que esperar lo inesperado. Cada una de las crisis que ha tenido que afrontar no estaba prevista. Quién sabe lo que nos deparará el futuro. Pero los dos mayores retos serán la respuesta al cambio climático y la continua fortaleza de las fuerzas de la derecha radical», concluyó Langenbacher.

«Si las tendencias se mantienen, es probable que el próximo gobierno sea más de izquierdas. Esto significará más gasto social, un salario mínimo más alto y una transición más rápida hacia la neutralidad del CO2. Quienquiera que sea el próximo canciller probablemente también adoptará una política europea más sólida».
Eric Langenbacher,
profesor del departamento de gobierno de la Universidad de Georgetown, EE.UU.

16
años lleva Angela Merkel como canciller de Alemania.

#

Entrevista sobre el legado de Merkel

Eric Langenbacher,
profesor del departamento de gobierno de la Universidad de Georgetown, EE.UU.

P: ¿Cuál es el legado de Angela Merkel.

  1. Merkel es una de las gestoras políticas más competentes de su generación. Ha dirigido a Alemania y a Europa a través de una serie de crisis existenciales como la crisis financiera, la crisis del euro, Crimea/Ucrania, la crisis migratoria de 2015, el Brexit, Trump y la pandemia del COVID-19. Era la centrista pragmática por excelencia que aplicaba la toma de decisiones científicas a los problemas. Aunque no es famosa por su visión política, su país ha cambiado para mejor de lo que se percibe comúnmente, especialmente, para las mujeres, las minorías, las familias y la comunidad LGBTQ.

P: ¿Seguirá Merkel desempeñando un papel importante en la política alemana después de las elecciones?

  1. Creo que Merkel ha terminado con la política y, tras 16 años al frente, está deseando jubilarse. Creo firmemente que se retirará de la política, pero podría dedicarse a algún tipo de ONG o a la beneficencia. No creo que se entrometa con sus sucesores.

P: ¿Qué impacto tendrán las elecciones en Europa y en el mundo?

  1. Es difícil de decir. A los alemanes les gusta mucho la estabilidad y la continuidad, así que no imagino grandes desviaciones del rumbo actual. Alemania estuvo una vez a la vanguardia de la política climática y medioambiental, pero se ha quedado un poco atrás. Un nuevo gobierno podría retomar el liderazgo. Además, no puedo imaginar que el próximo canciller sea tan buen gestor de crisis como Merkel (Scholz podría acercarse). Por lo tanto, los desafíos inesperados podrían no ser gestionados tan bien, con consecuencias desestabilizadoras. Por último, creo que cada vez se cree más que Estados Unidos no es el hegemón que fue. Yo esperaría una mayor inversión en las capacidades de defensa alemanas y europeas y una mayor divergencia política con respecto a Estados Unidos en relación con países como China y Rusia.
Tags

Lo Último


Te recomendamos