Economía

Gobierno maneja ‘en lo oscurito’ gasto público contra Covid-19

En 2020 el gobierno gastó 39% menos de lo aprobado contra la pandemia; en 2021 el presupuesto en salud cayó casi 4%; para 2022 la factura de Covid-19 se proyecta en 65 mil 421 mdp

El gobierno federal mantiene un alto grado de opacidad en el gasto público de salud contra el Covid-19; el cual se ha ejercido a través de partidas y fondos especiales, de los que hay pocos detalles en los informes de la Secretaría de Hacienda.

  1. Si viajas ¿qué cuidados deben tener tus pies?

A través de sus reportes, Hacienda informó que –en plena pandemia- el presupuesto total en salud cayó 3.96% entre 2020 y 2021; a pasar de 748 mil 746 millones a 719 mil 44 millones de pesos.

Mientras que para 2022 –cuando ya pasaron los meses más álgidos de la emergencia del coronavirus- se proyecta un aumento anual 14.6%; que llevará el gasto público en salud hasta 824 mil 181millones de pesos.

La información oficial también evidenció que en 2020 el gobierno gastó 39% menos de lo aprobado en inversión en infraestructura médica contra el Covid-19; destinada para la compra de equipos, ventiladores y unidades médicas de reconversión para atender a los pacientes.

Dicho gasto fue proyectado en cuatro mil 124.83 millones de pesos a mediados de 2020; pero al final del primer año de la pandemia, la factura apenas reportó el ejercicio de dos mil 518.52 millones de pesos.

A pesar de dichos recortes –tanto en el presupuesto general de salud, como en la partida para infraestructura medida contra el Covid-19- los informes de la Secretaría de Hacienda no dan detalles al respecto; ni ofrecen datos precisos de que originó la disminución de recursos.  

Gasto en vacunas

La Secretaría de Hacienda informó que desembolso para la compra de vacunas contra el Covid-19 se disparó 42.3%; entre lo proyectado durante el primer año de la pandemia y costo real que vislumbra el gobierno federal para el cierre de 2022.

El 13 octubre de 2020, la autoridad federal informó que se contemplaba una partida de 35 mil 153 millones de pesos, para comprar 232 millones de dosis; que permitirían inmunizar 116 millones de personas en nuestro país.

Y aunque tampoco hay informe o dato oficial –en los informes de finanzas- respecto al costo total del biológico, el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, reveló que dicho gasto creció a 50 mil millones de pesos.

“Se han contratado 50 mil millones de pesos, pero se han pagado 28 mil hasta ahorita”, dijo el funcionario en su comparecencia ante integrantes de la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados en agosto pasado.

Ello, significaría que el país sólo ha pagado 57.77% de las vacunas necesarias para inmunizar a la población; y todavía debe o le falta cubrir 42.23% del nuevo costo o presupuesto actualizado.

¿Qué hay detrás de las cifras?

La coordinadora de Salud y Finanzas Públicas del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), Judith Senyacen Méndez, explicó a Publimetro que –hasta hoy- no hay evidencias sobre el manejo del gasto en salud contra el Covid-19.

Indicó que los informes del gobierno federal “sugieren” que las partidas especiales contra el Covid-19, destinadas al IMSS, ISSSTE y hospitales del sector salud; fueron parte de las transferencias anunciadas por las autoridades; pero “no hay cifras precisas” sobre su manejo u origen exacto.

Por ejemplo, apuntó, en materia de vacunas el gobierno mantuvo un presupuesto general de alrededor de dos mil millones de pesos de 2019 a 2021; y sólo es hasta el Presupuesto de 2022 que define una bolsa de 28 mil 734 millones de pesos para tal efecto; que representa un alza anual de mil 187%.

Senyacen Méndez evidenció que, al igual que en el caso de las vacunas, la mayor parte de las partidas destinadas al combate del Covid-19, provienen de fondos especiales; como el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos, sin rastro en el presupuesto aprobado para el sector salud.

Refirió que al hacer un balance de las cifras disponibles, la respuesta presupuestaria del gobierno federal ante la pandemia es muy inferior a lo que se necesita; a tal grado que aun con las partidas adicionales y la compra de vacunas no se garantiza la atención adecuada a la población afectada por la pandemia.

Un ejemplo de ello, apuntó, esta que en 2020 la inversión total en insumos, personal dedicado a la emergencia sanitaria y el gasto en equipos e infraestructura totalizó 216 mil 749 millones de pesos; que apenas representan una décima parte de lo que el país necesitaba para responder al coronavirus.

¿Qué factura paga la población?

El epidemiólogo de la UNAM, Malaquías López, explicó que los recortes al gasto en salud y los problemas en la administración de recursos contra el Covid-19 se reflejan en:

  1. Un exceso de mortalidad entre los mexicanos; que a la fecha suman 578 mil 779 defunciones, que se pudieron evitar.
  2. Opacidad y menor presupuesto, debido al protagonismo de la Secretaría de Relaciones Exteriores en la asignación de recursos.
  3. Una estrategia de vacunación que no cumplirá con las metas establecidas; que pone riesgo la salud de millones de personas en México.  

CONSULTA LO MÁS DESTACADO

Tags

Lo Último


Te recomendamos