Fuerza Civil de NL ofrece disculpas por desaparición forzada y homicidio

El soldador José Hebert Carranza Flores fue privado de su libertad por oficiales de dicha corporación en mayo de 2016

Por Victor Badillo

Fuerza Civil de Nuevo León emitió por primera vez en su historia una disculpa pública por la desaparición forzada de un ciudadano en el municipio de San Nicolas de los Garza registrada en mayo de 2016.

En el evento realizado en el interior del Cuartel General de la corporación, estuvo presente el jefe de la policía estatal y la titular de la Comisión de Los Derechos Humanos del estado.

Publimetro adelantó el lunes 21 de agosto que Fuerza Civil preparaba la disculpa pública para la familia del soldador que fue privado de su libertad por oficiales de dicha corporación. En ese momento, la Secretaría de Seguridad Pública estatal (SSP) negó la versión, pero rechazó presentar la versión por escrito o en alguna entrevista grabada.

Durante la ceremonia ocurrida durante la mañana de este lunes, no fueron convocados los medios de comunicación y el evento se realizó a puerta cerrada, según oficiales entrevistados a petición de la familia de la víctima.

Los abogados, Prudencio Caballero Valle y Alejandro López Reséndiz, informaron que el evento duró alrededor de 10 minutos, ya que inició a las 9:00 horas y a las 9:10 ya habían sido retirados de las instalaciones de Fuerza Civil.

“Fue algo sumamente rápido”, informaron los defensores legales, quienes además se quejaron por la falta de sensibilidad de las autoridades hacia la familia del soldador fallecido.

El 31 de mayo del 2016, los policías de Fuerza Civil Juan Carlos Serrato, Juan Antonio Mejía García y Edwin Gerardo Torres Rubio irrumpieron violentamente en la casa de la familia del soldador José Hebert Carranza Flores, ubicada en Fomerrey 33, en San Nicolás de los Garza, Nuevo León.

Por testimonio de la señora María Rosa Flores, madre de José Hebert, se estableció que fue el oficial Serrato quien ingresó al domicilio y se llevó por la fuerza a la víctima. Desde ese momento nadie supo nada de él, por lo que su familia lo buscó hasta encontrarlo muerto.

La autopsia reveló que Carranza Flores había muerto por contusión profunda de cráneo y como principales sospechosos del asesinato se encontraban los policías captores.

 

TE RECOMENDAMOS:

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo