Dejará de operar el Penal del Topo Chico de Monterrey en 2020

Ampliación de penales de Apodaca y Cadereyta permitirá el cierre del Penal del Topo Chico, afirma Manuel González en la glosa del Tercer Informe

Por Daniela Perez

A casi 80 años de su edificación, el Penal del Topo Chico está destinado a desaparecer porque el gobierno estatal contempla la ampliación de los penales de Apodaca y Cadereyta, en los que se construirán 700 nuevos espacios.

También puedes leer:

En el marco de la presentación de la glosa del Tercer Informe de Gobierno, el secretario general de Gobierno, Manuel González, aseguró que la medida sería una solución a los problemas en los centros penitenciarios de la entidad.

Las celdas que se construirán son 350 en el penal de Apodaca y 350 en el de Cadereyta, con una inversión de mil 900 millones de pesos. Los trabajos estarían concluidos para 2020.

González hizo hincapié en que el penal del Topo Chico ha dejado de ser eficaz.

Asimismo, el secretario de Gobierno aseguró que no hay recursos para la construcción del Penal de Mina que se proyectó durante la administración pasada.

“Buscamos soluciones prácticas, concretas; esa es la respuesta a la sobrepoblación  y la ineficacia en la profesionalización de los servicios penitenciarios”, dijo.

Sobre los recursos para la construcción, detalló que el gobierno estatal comenzó a hacer un ahorro que permitió que, de recursos propios, actualmente se estén construyendo, en terrenos de gobierno aledaños al penal de Apodaca, 350 celdas.

“Y su servidor logró gestiones en la Ciudad de México para recursos del gobierno federal para la construcción de 350 celdas más en el penal de Cadereyta”, aseguró.

La idea, dijo, es que en los nuevos espacios se van a reacomodar a los internos que actualmente están en el penal del Topo Chico.

“Pensamos nosotros, liberar y cerrar totalmente el penal del Topo Chico”, anunció.

Además de la ampliación de los centros penitenciarios, afirmó que la inteligencia penitenciaria será fundamental para mejorar las condiciones de los penales estatales.

El penal del Topo Chico está ubicado en el poniente de la capital del estado y ha sido escenario de incidentes violentos desde su creación, pero de manera reciente se han recrudecido.

Entre los episodios más sangrientos destaca una disputa entre miembros del Cártel del Golfo y de los Zetas en febrero de 2016 que dejó un saldo de 49 internos fallecidos.

Con información de Aracely Chantaka Lucio

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo