logo
En la residencia se cometió el doble crimen de los hermanitos Peña-Coss / Foto: Israel SalazarEn la residencia se cometió el doble crimen de los hermanitos Peña-Coss / Foto: Israel Salazar
Nuevo León 01/09/2021

Derrumban la residencia Peña-Coss; en el lugar Diego Santoy asesinó a los hermanitos de su ex novia

El 2 de marzo del 2006, Diego Santoy Riveroll ingresó a la residencia en donde privó de la vida a los hermanitos de su novia, Érika Peña Coss

Por : Aracely Chantaka Lucio

 La legendaria casa de la familia Peña-Coss está siendo derrumbada a poco más de 15 años del doble homicidio de los hermanitos María Fernanda y Erick Azur.

También te puede interesar: Ratifican condena de 71 años a Diego Santoy “el asesino de Cumbres”

Este miércoles, sorprendió a vecinos del sector y curiosos que maquinaria pesada procedió a demoler los muros de la residencia.

En ese sitio alguna vez habitó con su familia Érika Peña Coss, ex novia de Diego Santoy Riveroll, el llamado “Asesino de Cumbres”.

“Para el viernes o sábado queda todo derribado”, adelantó un trabajador del lugar.

El mismo dijo desconocer cuál será el destino final que tendrá el predio.

El asesino de Cumbres

Como se recordará, la madrugada del 2 de marzo del 2006, el joven ingresó a la residencia para buscar una reconciliación con su ex novia; sin embargo, terminó por matar a los menores de 3 y 7 años, respectivamente.

En los sucesos también hirió de gravedad a Érika, quien en algún momento fue señalada porque se creó una hipótesis en torno a que ella también estuvo involucrada en el doble crimen.

La residencia está ubicada en la calle Montecasino 2909, en la colonia Cumbres quinto sector, en Monterrey.

El pasado mes de julio, trascendió que el inmueble estaba abandonado y se había convertido en un atractivo para los curiosos que ingresaban, sin restricción, al lugar de la tragedia.

Actualmente, Santoy se encuentra purgando una sentencia de 71 años en el penal de Cadereyta.

Sin embargo, de acuerdo con la legislación vigente no estará más de 40 años preso.

Se le acusó por el crimen de los menores así como homicidio en grado de tentativa en el caso de Érika y el robo del vehículo en el que escapó de la escena del crimen.

También del secuestro de Catalina Bautista, la empleada doméstica de la casa, a quien se llevó como rehén y dejó en libertad, kilómetros más adelante.

Santoy Riveroll es conocido como “El asesino de Cumbres”. A pesar de los hechos en que se vio involucrado es considerado carismático que hasta un club de fans se formó en su honor.

*CSP