La columna de Yazmín Alessandrini: ¿no quieres perderla …? ¡cambia!

Eres celoso, nada caballeroso, tacaño e infiel, recapacita porque podrías perder a tu media naranja

Por fin lograste dar con tu media naranja, con el amor de tu vida. Pero estás a punto de perderla porque tu carácter y varias aristas de tu personalidad están por estropearlo todo. Eres celoso, nada caballeroso, tacaño e infiel… ¡Qué te pasa! Reacciona, recapacita, deja de lado ese egoísmo que siempre te ha acompañado y de una buena vez pon manos a la obra para transformarte y transformar tu entorno porque, aunque la mayoría asegura que “todos los hombres son iguales” y “nadie cambia” te puedo apostar a que están equivocados.

Y no es necesario tocar fondo o llegar a situaciones verdaderamente alarmantes para tomar una decisión contundente con respecto a dejar de lado todos esos comportamientos que a la postre siempre acaban provocando que echemos a perder nuestras relaciones de pareja, sobre todo aquellas que empiezan de maravilla y que en algún punto comienzan a torcerse hacia lo negativo.

De entrada, tienes que entender que no hay trucos ni hechizos para que aquello que tantos problemas nos acarrea (de nuestro carácter) pueda erradicarse. Nada de eso. Entiende que en una primera instancia, como aquellos que padecen de una adicción y quieren curarse de ella, lo primero que tienen que hacer es aceptar que están enfermos y que desean curarse. Y eso significa que, muchas de las veces, superar este tipo de problema no está en nuestras propias fuerzas, por lo que llegado el momento quizá requerirás de ayuda profesional.

Con respecto a esas situaciones negativas que emanan de tus inseguridades, seguramente habrá varias que tú mismo podrás superar, como puede ser tu falta de caballerosidad, el que seas poco detallista, que tiendas a ser tacaño e, incluso, que seas proclive a ser ojo alegre. Sin embargo, hay problemáticas que van más allá de estos ejemplos que necesariamente requerirán de que te acerques a alguien que te pueda ayudar a superarlas, como puede ser el alcoholismo, la hipersexualidad o que seas exageradamente celoso y que esto te conduzca a episodios de agresión o violencia en los que pierdas el control.

Y todo esto se detona de un principio elemental: la comunicación. Tienes que apoyarte en todo momento de tu pareja (novia o esposa) y abrirte totalmente, reconociendo antes que nada que tu forma de ser no te agrada, que quieres y que estás dispuesto a cambiar. Y para esto, antes que nada, vas a tener que echar mano del amor y respeto por ti mismo; enseguida tienes que hacer una autoevaluación y construir un diagnóstico de todas aquellas situaciones que lamentablemente te han colocado en una situación en la que prácticamente estás a punto de perder a la persona que amas y poco a poco, paso a paso, empezar a trabajar y ponerte prueba día a día y demostrarte a ti mismo y también demostrarle a ella que estás interesado en renovar aquellas aristas negativas de tu comportamiento.

Y no olviden que todos los sábados los espero en punto de las 23:00 horas en su programa Exclusivo Para Hombres, que se transmite por Telefórmula (121 de Cablevisión y 121 de Sky).