Defender los Derechos Humanos, un regalo navideño

Durante 2015, los Organismos Públicos encargados de Derechos Humanos, los OPDH, conocieron 158 mil 889 actos u omisiones de autoridades de los tres órdenes de gobierno

Por Vicente Amador

En el mundo, vemos de todo. En el tema de la transgresión a los derechos humanos, las historias abundan. Hoy mismo, lo que ha sucedido en la ciudad Siria de Alepo es un claro ejemplo de la devastación y barbarie que viven muchas comunidades en este planeta.

No hay que ir muy lejos. Desde Alepo, hasta las autoridades corruptas que buscan que les unten la mano para hacer su trabajo, las mujeres agredidas sexualmente o a quienes se les niega la asistencia hospitalaria o educativa, son ejemplos de atentados contra los derechos humanos, a los que hoy les pondremos algunos números.

Durante 2015, los Organismos Públicos encargados de Derechos Humanos, los OPDH, conocieron 158 mil 889 actos u omisiones de autoridades de los tres órdenes de gobierno que atentaron contra los derechos humanos de, al menos, 177 mil 60 personas (lNEGl).

Considero importante conocer, también, los derechos humanos más vulnerados. En 2015, casi dos tercios del total de violaciones denunciadas se refirieron a actos u omisiones que atentaron contra el derecho a la seguridad jurídica y a la libertad personal (56 mil 364 – 36%). Ejemplos de estas violaciones son la negativa o inadecuada prestación de servicios públicos; la detención arbitraria; la omisión en la fundamentación y motivación de un acto de autoridad; indebido retraso de un juicio; retención ilegal, por mencionar algunos ejemplos.

Le siguen las denuncias contra el derecho a la integridad y seguridad personales (24 mil 348 – 15%). Entre las violaciones más importantes que vulneran este derecho están la tortura, los tratos crueles, inhumanos o degradantes y la tolerancia u omisión para la protección contra trata de personas o explotación con fines sexuales.

Después, le siguen las denuncias contra el derecho a la protección de la salud (16 mil 185 – 10%). Entre las principales violaciones a este derecho humano están la omisión de la prestación de atención médica, la negligencia médica y la obstaculización, restricción o negativa al acceso a los servicios de salud.

Las servidoras y servidores públicos señalados por las personas quejosas como responsables de las violaciones denunciadas, pertenecían en su mayoría a instituciones estatales (82 mil 220 presuntas violaciones – 51%), seguidos por las instituciones municipales (56 mil 302 – 35%) y por último las federales (22 mil 185 – 14%).

Recientemente las Naciones Unidas lanzaron la campaña ¡Defiende hoy los derechos de alguien! Se trata de defender los derechos de un refugiado o migrante, una persona con discapacidad, una persona perteneciente a la comunidad LGBT, un indígena, un niño, un afrodescendiente, o cualquier otro ser humano en riesgo de ser discriminado o sufrir algún acto violento. ¿Te imaginas el mundo si cada quien velara por las protección del otro? ¡Qué más se puede desear en esta Navidad!

Como lo decía Luis Carlos Buob, de El País, la lucha por el respeto de los derechos humanos es necesario respeto a lo diferente, es, al final, también amor al prójimo: tan necesario en este mundo y en esta época. Defender derechos humanos significa mostrar indignación ante lo injusto, solidaridad auténtica por el sufrimiento ajeno, y una de las formas más poderosas de aprender a ser humanos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo