#Política Confidencial: El control de Osorio Chong en Hidalgo

Tras su renuncia a la Segob, Miguel Ángel Osorio Chong prepara un arduo camino para ganar un escaño por Hidalgo en el Senado de la República

#Política Confidencial: El control de Osorio Chong en Hidalgo

Miguel Ángel Osorio Chong, quien ayer dejó la titularidad de la Secretaría de Gobernación en medio de un acomedido aplauso, emprenderá el arduo camino de una campaña para senador —por mayoría— en su natal Hidalgo, lo que parece un retroceso para alguien que ya fue gobernador, pero supondrá un mensaje de su control político sobre el estado que gobierna el también priista Omar Fayad, en cuyo equipo se anticipan, desde ahora, fricciones entre ambos personajes.

Vanessa Rubio, la primera mujer que ocupa la subsecretaría del ramo en Hacienda y colaboradora clave del precandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, finalmente no fue designada como nueva titular de la Secretaría de Desarrollo Social, por lo que se prevé que en las próximas semanas se incorpore a la campaña de su jefe para reforzar a un equipo propio al que le pueda depositar confianza plena. El relevo de Luis Miranda en Sedesol es Eviel Magaña, otro colaborador de Meade Kuribreña.

Héctor Hugo Hernández, precandidato de la coalición Por la CDMX al Frente en Tlalpan, se perfila como la mejor opción para darle la batalla a las precandidatas de Morena Rebeca Sánchez Sandín, quien es directora general de Participación y gestión ciudadana en esta delegación, así como la diputada local María Eugenia Lozano Torres. El ex legislador local y federal se encuentra empatado o incluso tiene ventaja sobre sus contendientes, según una encuesta de la firma Covarrubias y Asociados.

Manuel Granados, presidente del PRD, no encuentra el momento para dejar el cargo de lado y lanzarse a buscar una candidatura para diputado federal. Nos aseguran que el ex consejero jurídico del jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, buscó escurrir la idea de que él fuera al PRD por temas personales que lo traen nervioso, mal para el que no existe mejor cura que el fuero constitucional.

Roberto Sandoval, el hombre que miró hacia otro lado cuando el estado que gobernaba, Nayarit, era tomado por el crimen organizado, es ya el centro de una investigación anunciada ayer por el Congreso local y que lo puede poner en la ruta de los ex mandatarios encarcelados. El fiscal de Sandoval, hay que recordar, fue detenido en Estados Unidos bajo cargos de traficar con drogas hacia ese país.

Morena, apenas llevamos tres semanas de precampañas y hay varios signos distintivos de que se está enrareciendo el ambiente político. Primero, en México hay una gran confusión en este proceso electoral, donde la ideología no definirá las elecciones. La izquierda se rompió luego de ser altamente competitiva vía el PRD en 2006 y en 2012. En los procesos de 1988, de 1994 y 2000 tampoco había duda, la izquierda era la izquierda, la derecha era la derecha, y el PRI, pues el PRI.

Hoy no hay claridad, no hay derechas ni izquierdas. El PAN va aliado con el PRD; Morena, con el PES, un partido ultraconservador y confesional. Y el PRI se estancó en la más férrea tecnocracia. El 1° de julio, pues, no se votará por ideologías ni programas de gobierno, ni plataformas políticas; la batalla será entre un populismo aparentemente de izquierda, y el otro, aparentemente de derecha, y el PRI, el único definido.

Y al final todo apunta a que será de dos: López Obrador y el que surja de la disputa de Meade contra Anaya.A partir de este día estaremos a un mes del cierre de las precampañas y habrá que ver si esta nueva etapa de la campaña de José Antonio Meade, verdaderamente rescata la precampaña del candidato oficial, porque en el fondo –aunque prácticamente a partir del 14 de diciembre a la fecha ha transcurrido un mes– no se ve que verdaderamente la precandidatura tricolor adquiera la fuerza que requiere para reposicionarse como un competidor auténtico en la contienda electoral. Así las precampañas.

También puedes leer: