La piel delgada de Morena

Aunque alguien critique a todos los aspirantes y partidos políticos, los más sensibles siempre son los seguidores de Andrés Manuel López Obrador

Por Héctor Escalante

La elección presidencial está comenzando a polarizar a la sociedad. Algunos políticos y sus seguidores muestran que tienen la piel muy delgada. Aunque alguien critique a todos los aspirantes y partidos políticos, los más sensibles siempre son los seguidores de Andrés Manuel López Obrador.

Si alguien se atreve a criticar al dueño de Morena es un “traidor a la patria”, un “mal mexicano” o el ya clásico “vendido”. Las redes sociales se han convertido en el lugar perfecto para que los seguidores enardecidos despotriquen contra quien se atreva hacer una crítica.

Porque en su lógica todo aquel que crítica tiene una razón distinta a la de pensar, no se puede disentir, porque hay un móvil mayor, la mafia del poder se apodera de quien crítica y no piensa como ellos. Todo aquel que no piensa como ellos, todo aquello que se encuentre en otro lugar que no sea el de Morena, inevitablemente, pertenece a la mafia del poder.

Hay rasgos en los aspirantes que exacerban las posturas de sus fieles. López Obrador ha sido un personaje intolerante de manera recurrente. Se nos hace normal y hasta chistoso que hable de la “Mafia del poder”, de “la prensa Fifí” o “de güeritos y fresas”. Esos adjetivos son pólvora para quienes ven en él la verdad absoluta. Ese tipo de frases son un permiso para que sus seguidores insulten a diestra y siniestra.

Las características y cualidades de los aspirantes son aspectos fundamentales para medir la manera en cómo nos gobernarán. Los atributos de los candidatos nos dicen mucho de cómo son y cómo piensan. Su manera de actuar y de pensar también nos dice cuál sería su forma de gobernar. La intolerancia como un rasgo personal no va a cambiar con los años.

Esa intolerancia lo único que provoca hoy es que aquellos que tienen la piel muy delgada ante la crítica insulten de manera cotidiana, generando la polarización que no nos dejará nada bueno. Porque conforme avancen los días y la elección presidencial se acerque el desgaste será mayor y la tensión pudiera llegar a acciones que no queremos ver.

Nadie nos dice que la polarización no pueda llegar a actos violentos, porque tenemos un país enojado en muchos sentidos y la responsabilidad de los políticos es mantener un ambiente de calma. Nadie quiere un país enfrentado una vez más y esa sí es una responsabilidad de la clase política, en especial del puntero López Obrador.

Últimas palabras. Parece que serán seis los nombres de candidatos que estarán en la boleta. Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Andrés Manuel López, Margarita Zavala, Armando Ríos y Jaime Rodríguez. Salvo que el INE diga que alguno hizo trampa, se dice que el Bronco.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo