Peña se va por 'la puerta de atrás' con un país dolido y con incertidumbre

La senadora Indira Kempis contesta a la pregunta semana: ¿A unos días de la transición, cómo culmina el sexenio de Enrique Peña Nieto como presidente de México?

Por Indira Kempis Martínez

Algunos sí teníamos 6 años de hacer una cuenta regresiva hasta llegar a este punto. El de la última semana de un gobierno que tuvo la oportunidad de reivindicar lo que habían perdido y, sin embargo, no sólo lo dejaron ir, sino que abrieron la puerta a una incertidumbre de cambio que se está generando cada día más dudas sobre el futuro del país.

De esa portada de la revista Time anunciando al Presidente de las reformas que necesitaba el México de La post modernidad, no quedaron más que la mejor trayectoria en memes que se haya visto antes.

No te pierdas:

Las reformas estructurales, la civilidad política, la estabilidad económica -hasta cierto punto-, los deseos de transformación ante dos sexenios que también “mató” como oportunidad la derecha del país, marcaron el inicio de una época que el punto de partida parecía también diferente y no lo fue.

El Presidente joven de gran aceptación popular por la que las señoras gritaban: “Peña Nieto, ¡hazme un hijo!”, se desdibujó por lo peor que puede matar a la esperanza en este país: La corrupción y la impunidad.

La Casa Blanca, Odebrecht, Panamá Papers, la estafa maestra, entre otros rompió por completo la confianza. A grado tal que hoy se considera que el PRI, el partido del todavía Presidente, se ha quedado sin futuro, ¿Quién quiere tener gobiernos que son indolentes y cínicos frente a sus delincuencias sin castigo? Nadie. Y, precisamente, porque nadie quiere, la “ola Morena”, junto con Andrés Manuel Lopez Obrador se convirtieron en la opción de voto.

La Presidencia saliente también se va con Ayotzinapa a cuestas. Con todo y “verdad histórica” que no ha sido realmente verdad, pero que sí ha hecho historia: un México que sigue acumulando sangre en sus pueblos y ciudades.

Entérate:

Enrique Peña Nieto, el gran reformador, se va por la puerta de atrás con un país dolido, hundido en la pobreza, sumido en la violencia, sencillamente con un país, en una crisis que ha aprovechado su sucesor para prometer grandes proezas que todavía no sabemos si realmente puede cumplir.

De poco sirvieron sus reformas estructurales cuando la mayoría absoluta hoy en los congresos, por ese enojo y catarsis social, prácticamente quieren desaparecer muchas de las ideas "innovadoras" de ese Presidente que dejó de gobernar desde el 1o. de julio.

Lo más visto en Publimetro TV:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo