Parlamento abierto debe ser una constante para ampliar la visión del Legislativo

La senadora Indira Kempis responde a la pregunta: ¿El consenso alcanzado en la votación de la Guardia Nacional en el Senado marca un precedente para la discusión en iniciativas futuras?

Por Indira Kempis Martínez

A sabiendas que el diálogo político cuesta en un país donde no se nos enseña a tener razones, visiones y argumentos que se complementen en un debate de altura, anunciar que llegamos a un consenso en el Senado de la República es en sí mismo un gran logro democrático.

Pero más cuando esa decisión no se hizo sin tomar en cuenta a la sociedad civil organizada, académicos, expertas, víctimas, funcionarios públicos, artistas entre muchas otras personas que nos compartieron generosamente su experiencia, argumentos y visiones sobre la Guardia Nacional.

Lee también:

El uso del Parlamento Abierto fue indispensable no sólo para ese intercambio, sino para que eso que se debatió tuviera efectos mayores en la redacción de un nuevo documento que no planteará a ciegas la posibilidad de la militarización del país.

Esto es importantísimo porque sin ese proceso que salió en una semana (rápido para los tiempos de la burocracia) hubiera sido imposible gestar un acuerdo que sostuviera también la opinión de a quienes también les importa lo que íbamos a votar respecto a un tema tan delicado con diferentes aristas como el de la seguridad pública.

Y este triunfo de la negociación política que se aleja de la “oscuridad” de una mesa de “liderazgos” de los partidos es, precisamente, la capacidad de incluir a la ciudadanía en estos generación de toma de decisiones. Es ésta, entonces, una nueva manera de hacer política no tradicional.

Entérate:

La apuesta que tenemos que hacer es que el ejercicio del Parlamento Abierto sea una constante que nos permita ampliar la visión, los diálogos y los consensos sobre la problemática legislativa de la que se espera tenga solución.

Romper el monopolio del poder también significa trabajar las ideas de otra manera. El Senado -no así todos los Senadores-, dio una muestra de que para eso existen las instituciones: para compartir el poder. Dependerá en gran medida de nuestra actitud democrática como la participación de la ciudadanía para que los futuros debates sean como lo que fue este: uno de altura.

También puedes ver:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo