Normalizar lo incorrecto 

Por Héctor Escalante

Las Secretarías de Estado están volcadas en hacer propaganda gubernamental y, con ello, cometer pifias que dejan entrever la falta de coordinación en los equipos de las dependencias del nuevo gobierno. De hecho, parece que no les importa mucho la institucionalidad y lo que representan, lo hacen de manera frontal y con desparpajo.

El sello de cada gobierno está estrechamente relacionado con la ideología del partido que lo encabece, sin embargo, las instituciones no deben tener sesgo en su manera de comunicar. No deben excluir a quienes no comparten su ideología, ni atacar desde sus espacios a quienes no piensan como ellos, menos volcarse en porras y propaganda para el presidente de México.

Todos los días vemos la utilización de los recursos púbicos tanto de los titulares de las dependencias y de sus equipos para enaltecer a Andrés Manuel López Obrador. Al nuevo gobierno no parece importarle que sea reiterativo y obvio, de hecho, parece que lo hacen no solo con conciencia sino con deliberación.

Por momentos, muchos de los ataques parecieran una especie de venganza por los dichos que surgieron de ellos durante la campaña presidencial. En distintos momentos hemos visto la utilización de las instituciones para denostar a quienes consideren enemigos del Estado, están dispuestos a cobrarse lo que consideran alusiones personales. Es decir, toda la fuerza del Estado para desaparecer a sus enemigos.

Lo mismo encontramos en esa bolsa a medios de comunicación, funcionarios públicos, escritores, políticos, periodistas o empresarios. Actualmente, el gobierno vive en la lógica de “sino estás conmigo estás en mi contra”, y peor aun, en la lógica de “me atacaste en el pasado, te voy a aniquilar ahora”. El presidente dice permitir la crítica, pero al mismo tiempo manda emisarios para acorralar a quienes considera indeseable o enemigo de sus políticas.

Peor aún, estamos normalizando lo incorrecto, lo mismo un fiscal a modo, propuestas para la Corte con conflicto de interés, terna para la Comisión Reguladora de Energía sin experiencia alguna, funcionarios en Conacyt sin ningún mérito, ni si quiera haber concluido la licenciatura. Así una lista larga situaciones que se han normalizado, que preocupan pero que buena parte de la ciudadanía, analistas y medios justifican.

El gobierno tiene la oportunidad de no repetir lo que tanto cuestionaron en campaña y que le hizo daño al país por años. A menos de 4 meses de gestión los ciudadanos esperamos que los cambios que se prometieron no sean simplemente en beneficio de quienes arribaron, porque eso no es lo que el país requiere, porque eso sería repetir lo que no necesitamos.

Últimas palabras

El Vive Latino juntó a más de 150 mil personas. Se vienen los festivales por el resto del país, sigue Pal Norte. Deseamos más espacios para más jóvenes, cada vez más.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo