10 razones para perseguir tus sueños

Este domingo quiero compartir contigo algunas buenas razones por las cuales luchar por nuestros sueños, invitándote a trabajar día a día para conseguirlos

Por Helios Herrera

Últimamente mucho se dice del cumplimiento de sueños, de construir aquello que deseas, alcanzar tus metas y demás. Sin duda alguna esta idea la comparto completamente, además de que es lo que he hecho durante mi vida; pero ¿por qué perseguir nuestros sueños? ¿Para qué hacerlo? ¿En qué nos beneficia? Este domingo quiero compartir contigo algunas buenas razones por las cuales luchar por nuestros sueños, invitándote a trabajar día a día para conseguirlos.

1. Mío y sólo mío. Los grandes inventos a lo largo de la historia, han nacido de ideas que en su momento parecían imposibles de alcanzar; por ejemplo, seguramente cuando Thomas Alva Edison compartía con sus amigos y familia la idea de iluminar con algo diferente a una vela, no lo bajaban de ideático; sin embargo, gracias a él hoy gozamos de la luz eléctrica. Aunque sea la idea más rara o sin sentido, es solamente tuya y así trabajarás por tus deseos y no por los de alguien más.

2. Evolución. La naturaleza tiene todo fríamente calculado. Es increíble que los seres humanos desde que nacemos, tenemos la necesidad de transformación, de cambiar, de movernos del lugar en el que estamos. Queda en cada uno de nosotros utilizar esta herramienta natural a favor de nuestros sueños, ya lo tenemos en nuestra paquetería genética, aprovechémoslo.

3. Como lo digo yo. Otra excelente razón es que, al decidir luchar por nuestros sueños, podemos moldear el futuro a la medida que más nos guste. Serás quien construya hoy de lo que quiere disfrutar mañana. No estoy diciendo que mágicamente aparecerá, pero cada decisión que tomamos, nos lleva a vivir lo que queremos para después.

4. Mil revoluciones. Por supuesto que seguir nuestros sueños implica un desgaste en muchos sentidos, pero al tener el cerebro ocupado y en constante actividad, se promueve la creatividad y la construcción de nuevas vías sinápticas, lo que nos ayudará a que, aunque pasen los años será más lento nuestro proceso de envejecimiento.

5. Satisfacción. El éxito, entendido como el camino que se recorre para llegar a una meta, tiene sabor a chocolate (o tu sabor favorito). Sin duda alguna el sabor de boca que deja el cumplimiento de nuestros sueños, es uno de los más ricos que podemos gozar en la vida. Nada como ese sentimiento de plenitud cuando podemos decir ¡Lo logré!

6. En grande. Muchas ideas millonarias no alcanzan a serlo por falta de constancia y perseverancia. A lo largo de mi carrera he visto cómo muchos sueños se quedan en ideales resguardados en cajitas de cristal. Un ideal que se trabaja con enfoque y pasión, puede llegar muy lejos y trascender más allá de lo que te imaginabas al comienzo.

7. Una oportunidad. No tenemos nada seguro más que una vida y corto el tiempo en ella, quien aprovecha sus días en construir sus sueños, es persona de envidiar; ya que estará aprovechando al máximo su paso por esta vida terrenal. Sumar esfuerzos para concretar pasiones, será la mejor manera de vivir.

8. Autoestima. Uno se siente como pavo real cuando da un paso importante hacia una meta. Internarte diariamente en el conocimiento de tus propios talentos y obstáculos, te permitirá aceptarte tal cual eres y amarte. No hay perfección y todos tenemos miles de oportunidades para mejorar, pero si no creemos en nosotros mismos ¿entonces quién?

9. Paquete completo. Somos una maquinaria perfecta, tenemos la gran capacidad de poder crear todo lo que nuestra mente pueda imaginar, lo que pongamos en nuestra mente sea bueno o malo, será lo que traeremos a nuestras vidas. Conquistar la cima es cuestión de decisión y sobretodo de acción.

10. Subes y bajas. La vida es una ruleta de emociones y momentos, a veces se está arriba y otras tantas abajo. Si de todas formas nos vamos a subir en ella, ¿por qué no subirnos en la persecución de nuestros sueños? El camino seguramente no será sencillo pero cada semilla sembrada dará frutos que te llevarán a alcanzar el reto más grande como seres humanos, el de la autorrealización.

Es domingo, relájate y quédate con estas líneas en la mente. Reflexiona la construcción de tu vida hasta el día de hoy, analiza lo que te gusta de ella e identifica aquellas acciones que puedes empezar a hacer para modificar lo que quieres cambiar. Empieza a hacerlo desde ya.

Los beneficios son infinitos y además de ser personales, impactarán en la vida de todos los que te rodean.
Piensa, reflexiona y actúa.

 

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo