No te vuelvas como ‘The Joker’… ¡Cuida tu salud mental!

Por Yazmín Alessandrini

Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, el cual recién se celebró, el día 10 del presente mes y también por la catarsis que ha causado a lo largo y ancho de prácticamente todo el mundo el estreno y proyección del filme “The Joker”, dirigido por Todd Phillips y protagonizado por un magistral Joaquin Phoenix, vale muchísimo la pena que todos pongamos en un plano más concreto y tangible lo complejo que son las enfermedades mentales, pues en muchísimos casos suelen postrar en la discapacidad a quienes las padecen.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México el trastorno psicológico más común es la ansiedad, la cual se presenta en el 14.3% de la población; seguida de los padecimientos derivados del abuso de sustancias (9.2%) y los trastornos afectivos como la depresión (9.1%) y las fobias (7.1%).

Estas cifras indudablemente nos deben poner en alerta con respecto a si estamos lidiando asertiva y atingentemente con nuestra salud mental. Lamentablemente, las estadísticas nos dicen todo lo contrario, pues en nuestro país el 28.6% de la población (o sea, tres de casi 10 mexicanos) de entre 18 y 65 años ha sufrido al menos en una ocasión una enfermedad o un trastorno mental y tristemente, derivado de estos porcentajes.

La OMS vislumbra que un 36% de los mexicanos padecerá un desorden psiquiátrico antes de lo 65 años; 20% de los afectados presentará episodios de bipolaridad o depresión, 17.8% de ansiedad y 11.9% abusará de sustancias. ¡Terrible!, ¿no creen?

Sin embargo, la fotografía completa de este panorama a veces no contempla cómo reaccionamos individualmente a nuestro entorno y el cual en definitiva es define y condiciona nuestra salud mental. Los episodios personales de nuestro diario acontecer indefectiblemente nos van a generar un cúmulo de estrés y presión porque frecuentemente no estamos bien preparados para afrontar la complejidad de la toma de decisiones y también el manejo de las situaciones cotidianas que nos generan preocupaciones o incertidumbre.

Y sí a todo esto sumamos que muchos de nosotros no nos encargamos de autogestionarnos momentos de descanso y relajación adecuados, el resultado de esto es vivir días de desastre total.

Hay que hacerle caso a las señales de alerta que se nos presentan prácticamente en cascada y que de manera sistemática casi siempre las ignoramos. Comer en demasía cuando no solemos hacerlo, dormir poco o dormir de más, reaccionar negativamente hacia los comentarios o las críticas de los demás, aislarnos del mundo exterior, no programar correctamente nuestros periodos de trabajo y de distracción, dejar de convivir con la familia y los amigos, sufrir frecuentemente de dolores de cabeza o en otras partes del cuerpo, no ejercitarnos, olvidarnos de nuestros hobbies y descuidar nuestro aspecto personal, entre otras situaciones más, son focos rojos que debemos atender y procurar resolver.

Definitivamente vivimos días en los que existe muy poca tolerancia hacia la frustración y somos muy contados aquellos que sabemos manejar la presión que nos genera nuestro entorno.

Por lo mismo, es de vital importancia que si repentinamente nos hemos involucrado en dinámicas en las que se presenta frecuentemente la ira, el insomnio, el desgano y un desinterés general hacia todo lo que nos rodea, acudamos sin pena alguna con un especialista y también que nos acerquemos a aquellas personas que nos quieren… ¡nuestra mente nos lo agradecerá!

Y no olviden que todos los sábados y domingos a la medianoche los espero en su programa “Exclusivo Para Hombres”, que se transmite por Telefórmula (por favor chequen su sistema de cable predilecto para verificar la nomenclatura de los canales).

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo