logo
/ Foto: Getty Images / Foto: Getty Images
Opinión 07/01/2021

#BancaExplica: Planea tu año, planea tus finanzas

Tener finanzas sanas es nuestra responsabilidad. Se trata de un proceso que requiere disciplina, constancia, saber distinguir entre necesidades y deseos.

Por Comité de Educación Financiera ABM

El inicio de año trae consigo una serie de metas, propósitos y objetivos que todos nos proponemos para alcanzar a lo largo de estos 12 meses. Por eso, la celebración de la llegada de un año más usualmente se acompaña de rituales para atraer la salud, la abundancia, el dinero y todo lo bueno.

Pero también se acompaña de muchos mitos. Enfocados específicamente a las finanzas personales, muchos a veces pueden creer que el presupuesto se puede llevar enteramente de forma mental. Algunos otros, creen que, a mayor ingreso, mejor situación financiera.

También, están quienes creen que sólo los millonarios invierten, o que las instituciones financieras no dan rendimientos. En ocasiones, podemos creer que estar en el Buró de Crédito es sinónimo de problemas, o que contar con un seguro es muy caro.

Todas estas ideas son creencias equivocadas. Lo cierto es que tener finanzas sanas es nuestra responsabilidad. Se trata de un proceso que requiere disciplina, constancia, saber distinguir entre necesidades y deseos, saber usar el crédito a nuestro favor y comparar las distintas opciones que nos ofrece el mercado.

El camino tiene pasos claros. En primer lugar, hay que establecer un presupuesto. Como lo hemos repetido en ocasiones anteriores, debemos contabilizar y contrastar nuestros ingresos y gastos, así como priorizar necesidades y aprender a utilizar los instrumentos financieros a nuestro favor.

Después, un paso fundamental es pagar nuestras deudas. Todos conocemos la llamada cuesta de enero. Sabemos que los inicios de año pueden traer consigo deudas que contrajimos a finales del año anterior. Por eso, es importante priorizar pagos y establecer calendarios realistas, así como aprovechar las herramientas que la banca pone a disposición de sus clientes. Junto con un presupuesto bien elaborado, pagar deudas será mucho más sencillo.

El tercer paso, es ahorrar. Una vez concluidas las deudas, el ahorro es posible. Para ello, hay que establecer un objetivo e incluir un presupuesto dentro de los gastos fijos para alcanzar la meta de ahorro. También vale la pena considerar el ahorro para el retiro.

El cuarto paso, es lograr que nuestro dinero trabaje para nosotros. Invertir es muy fácil gracias a todas las herramientas que las instituciones financieras ponen a nuestra disposición: podemos seleccionar instrumentos acordes a nuestros horizontes y perfil; diversificar nuestro portafolio; adquirir bienes duraderos y aprovechar el crédito y todas sus posibilidades.

Finalmente, crear un fondo de emergencia. Contar con uno es fundamental. Con él, podremos enfrentar imprevistos de cualquier tipo. La recomendación general, es contar con un recurso suficiente para cubrir entre 3 y 6 meses de gastos. Contratar un seguro, es otra herramienta útil para este fin.

En el Comité de Educación Financiera de la ABM estamos seguros de que, con estos pasos, alcanzar las metas financieras será muy fácil. Por eso, les recordamos que la banca pone a disposición de sus clientes una amplia gama de productos y servicios, acorde a las necesidades y objetivos de cada uno. Ante todo, acérquense a su banco, estamos para ayudarlos.

** Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.**