Exclusivo Para Hombres: ¿…Y dónde quedó tu empatía?

Por Yazmín Alessandrini

Dadas las circunstancias y el contexto, todo parece indicar que la raza humana está viviendo bajo la tangible amenaza de una extinción. Sí, ya sé que a muchos esta aseveración podrá parecerles una exageración. Sin embargo, al echarle un vistazo a las cifras que a diario arroja esta pandemia que está azotando al planeta desde finales del año antepasado, la horripilante cantidad de personas contagiadas y fallecidas, y las pocas certezas de que ya se empieza a ver la luz al final del túnel, no queda más que reflexionar (principalmente en lo personal, con cada uno de nosotros) que la realidad a diario se ha encargado de ponernos a todos en nuestro lugar y que urge verdaderamente un cambio de chip para revertir esta terrible situación que nos está impactando a todos.

Y sí, es realmente difícil implementar un nuevo discurso para una especie (la raza humana) que por generaciones se ha comprado el discurso de que todo aquello cuando le rodea (seres vivos, recursos naturales, avances científicos y tecnológicos, etcétera) le pertenece y que está en todo su derecho de aprovecharlo y de depredarlo. Hemos llegado a un nivel superlativo de insensibilización que a diario nos encontramos en todos lados con personas a quienes prácticamente no les importa en lo más mínimo todo lo malo que le pueda ocurrir a los demás. Mientras ellos y sus personas más cercanas (familiares o íntimos) estén bien, todo lo malo que les suceda a otros les es completamente ajeno.

El egoísmo se ha ubicado por encima de la empatía y eso nos está aniquilando como especie. La complejidad de esta llamada “nueva normalidad” no acaba de ser comprendida por muchos de nosotros y eso nos está encaminando a una cotidianeidad que no podrá conservar muchas de las dinámicas con las que estamos familiarizados. Y sí, es muy probable que en el corto plazo tendremos a nuestra disposición varias alternativas de vacunas para que nos podamos proteger del coronavirus y otras pandemias; pero al mismo tiempo está más que claro que la humanidad está infectada por otro virus que parece no tener cura: La antipatía.

Nuestro entendimiento se está quedando muy corto en esta coyuntura. Hay muchísimas personas que están pasando por alto la gravedad de la situación que estamos enfrentando y eso se debe principalmente a la falta de empatía hacia los demás. No estamos ejerciendo el músculo de la comprensión y eso está derivando a que cada día que transcurre la tragedia y la desgracia sean mayores. Por alguna razón la mayoría hemos ignorado por completo que el botón rojo de nuestra supervivencia tiene ya varios meses encendido y a nadie pareciera importarle. Y si alguien piensa que en el momento más complicado de la crisis aparecerá de manera casi milagrosa un súper héroe para salvarnos, déjenme decirles que están terriblemente equivocados.

Muchos de nosotros hemos dejado de hacer lo que nos corresponde para evitar que esta situación siga empeorando. Por alguna razón que desconozco, hemos renunciado a la muy particular y personal responsabilidad que cada uno tiene la obligación de cuidar de sí mismo y también cuidar de aquellos que no están en facultad de hacerlo. En algún punto de esta historia alguien se convenció y compró el discurso de un tercero de que él se ocuparía totalmente de nuestros problemas. ¡Craso error! Y esa es la razón de que esto haya empeorado.

Tenemos la obligación y el compromiso de concientizarnos en lo individual para definir una estrategia personal que permita abonar en lo colectivo. Nuestro mundo y nuestras vidas ya fueron trastocados demasiado a causa de la apatía, el egoísmo y el desinterés. Es momento de aplicar el freno de mano, reflexionar en todo aquellos que hemos estado haciendo mal y darle un vuelco dramático al estado actual de cosas. No exagero: El futuro de todos está pendiendo de un hilo.

Y no olviden que todos los sábados a la medianoche los espero en su programa “Exclusivo Para Hombres”, que se transmite por Telefórmula (por favor chequen su sistema de cable predilecto para verificar la nomenclatura de los canales).

E-mail: [email protected]

Twitter: @yalessandrini1

Website: www.lapoliticamedarisa.mx

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo