La felicidad la puedes alcanzar en cinco pasos, según la revolución individual

Una persona sí puede generar una transformación notable y visible en el mundo para ser feliz, la clave reside en el cambio individual, que será la semilla del cambio social y global, esa es la premisa que el español Luis de Cristóbal propone en su primer libro titulado La revolución individual.

Por Erika Padron

En La Revolución Individual, Luis de Cristóbal nos habla del individualismo orgánico, una filosofía de vida que invita a todas las personas a encontrar la mejor versión de sí mismos haciendo lo que más te apasiona y aportando valor a los demás para construir una mejor sociedad.

¿Que encontrará el lector en esta obra?
— Una guía práctica de preguntas con la que pueden iniciar un cambio dentro de sí mismos. El libro está dividido en cinco aspectos que son inteligencia financiera, el consumo, la alimentación, nuestra relación civil (la responsabilidad social individual) y el mundo de las ideas; cinco escalones para dejar una huella en este mundo porque estamos muy acostumbrados a quejarnos de todo lo que tenemos a nuestros alrededor, a protestar por estar frustrados, pero cuando cambiamos nuestra energía interior con éstas herramientas, cambiamos la energía que hay fuera.

¿Cómo surge la idea de escribir un libro que motive un cambio interno en las personas?
— Yo era una persona muy orientada en lo laboral y por ende, en lo económico, estudiaba una carrera, pero iba en contra de mis principios, me habían enseñado a que ganaba dinero o hacía lo que me gustaba, entonces vivía en un estado de frustración muy grande. Así que los cambios empezaron poco a poco con personas que me iban orientando y empecé a encontrar mi propio camino, transformé todo mis hábitos de consumo, mis pensamientos y mi manera de comportarme con los demás. Dejé de quejarme de todo y empecé a tratar de hacer cambios en mí y reflejarlos.

¿Por qué algunas personas no son felices?
— En este mundo estamos sólo para una cosa, que es para servirle a los demás y aportarles valor y, si estas centrado en tus problemas o crisis cotidianas, no aportas nada y no tienes  ninguna satisfacción personal ni rendimiento económico, pero cuando pones tu vida al servicio de otros haciendo lo que más te gusta, sea lo que sea, obtienes un rédito. Por ello, debemos aprovechar este mundo tan interconectado en el que estamos para conectar con personas y hacer lo que más te apasiona.

En ese sentido, ¿qué opinas de la manera de ser de los jóvenes y su forma de comunicarse?
— La manera de comunicarnos ha cambiado. Por ejemplo, en la generación de mis padres, su relación era personal y lenta, la mía estuvo marcada por la tecnología durante la adolescencia. Nosotros iniciamos un cambio en la comunicación, éramos los que cortábamos las palabras, los que hablábamos de otra manera, éramos capaces de comunicarnos sin decirnos las cosas a la cara y los chicos de ahora están acostumbrados a las relaciones a corto plazo y  que todo sea muy inmediato, sin embargo, tienen muchas oportunidades con la web porque pueden encontrar sitios como change.org que les da pie a que si utilizamos la tecnología de manera correcta, podemos hacer que la sociedad civil sea libre y no seguir las pautas políticas o de grupos de interés.

¿Puede considerarse tu libro de autoayuda?
— Precisamente en una parte del libro digo que todo lo que sea autoayuda está basado en el corto plazo y no creo que nada realmente duradero suceda en tan poco tiempo, si tu vida es infeliz en una semana no vas a encontrar la felicidad, no vas a aprender chino en 60 días, no vas a lograr un cuerpo escultural si vas dos semanas al gimnasio… las dietas milagro no existen aplicadas a ningún campo. Lo que doy en el libro es una serie de herramientas y preguntas para que si tú organizas tu vida y tienes una estrategia en un plazo grande, de tres a 10 años, dependiendo de la situación, cada uno alcance una libertad económica que le permita estar dónde quiera en el momento que quiera y, sobre todo, orientado a hacer lo que realmente desea que es el aporte a los demás. Yo no lanzo a la gente a que viva una vida de vagancia para obtener dinero por ella, sino a que haga negocios justos, amistades duraderas y que tenga una sensación de trascendencia en el mundo.

 

¿Quién es Luis de Cristóbal?

La felicidad la puedes alcanzar en cinco pasos, según la revolución individual Puedes seguirlo en Instagram: @lusidecristobal / Cortesía

Luis de Cristóbal hace unos 12 años era un joven, como cualquiera, estudiaba la carrera de economía para tener un futuro promisorio, pero poco a poco, tras vivir en diferentes países y recorrer el mundo, empezó a ser consciente de cómo nuestros actos individuales sí tienen realmente un impacto en el entorno económico, social y político y fue así que creó su filosofía de vida que él mismo denomina como individualismo orgánico.
•    Algo más del autor. Nació en Madrid en 1984. Es licenciado en economía y máster en Comercio Internacional.  Emprendedor desde los 20 años, durante los inicios de su vida profesional desarrolló una carrera orientada a las finanzas. En México, es columnista de opinión en varios medios y comparte su filosofía de vida en conferencias, talleres y seminarios.

 

Sinopsis

La felicidad la puedes alcanzar en cinco pasos, según la revolución individual Un libro fácil de leer y que te hará reflexionar sobre cuál es el mejor estilo de vida para sentirte pleno y feliz. / Cortesía

En la era tecnológica nuestros pequeños actos individuales tienen repercusión mundial de manera instantánea y sistemática. A través de nuestras acciones podemos ser un espejo que inspire a muchas otras personas. Este libro te ayudará a lograr esa transformación interna en cinco pasos, además te guiará de forma fácil a adoptar hábitos que harán que tu vida cambie para bien y así alcanzar la felicidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo