Bélgica y la reivindicación de sus papas fritas

Las papas a la francesa no provienen de Francia, sino de Bélgica, suena confuso pero te explicamos por qué

Por Maribel Gamas

Las papas a la francesa no son de Francia, el concepto nació en Bélgica por ahí de 1876, el término 'a la francesa' proviene de la manera en que son cortadas previo a freírlas, así lo explicó Philippe Muyters, ministro de trabajo y deporte en Bélgica, parte del grupo de voceros de la campaña de presentación de Belgapom en México.

Las papas fritas son un importante símbolo nacional belga que también es conocido en Europa con los nombres: ‘frietjes’ en holandés, ‘frites’ en francés o ‘pommes’ en alemán, es por ello que nace la firma Belgapom.

Bélgica cuenta con las cosechas promedio más altas en el mundo gracias a su logística que consta de una ubicación estratégica, puertos marinos y autopistas que han llevado a las papas fritas a convertirse en un elemento principal y dejaron de lado el papel de ser solo un un 'acompañamiento', como se hace en el resto del mundo.

Las papas traídas desde Bélgica ya se pueden encontrar en México en algunos restaurantes de prestigio que utilizan la marca Belgapom.

Estamos orgullosos de decir que tenemos las mejores papas fritas del mundo. Y queremos estar seguros de que las generaciones que vienen, nuestros descendientes, serán capaces de reivindicar lo mismo. Comentó el ministro Philippe Muyters en la presentación de Belgapom.

La campaña para disfrutar papas fritas belgas es presentada por el personaje James Bint: 'Con licencia para freir', quien ha viajado por todo el mundo llevando la sabiduría de este manjar proviniente de Bélgica.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo