¿Cómo es la experiencia de comer en un restaurante en la nueva normalidad?

Comer en un restaurante era algo de lo que más se extrañaba en esta cuarentena, la buena noticia es que ya puedes hacerlo con toda confianza por las medidas que han tomado para cuidar tu salud

Por Ignacio Campos

Después de más de120 días de confinamiento y de salir únicamente a lo esencial como ir al banco y algún cajero automático por algo de efectivo, nos dieron ganas de salir a comer a un restaurante y de paso, ver cómo funcionan en la nueva normalidad.

Como había antojo de un buen corte decidimos ir a La Mansión, de Palmas, y le verdad es que quedamos sorprendidos de todo el esfuerzo que está haciendo esta reconocida cadena para mantener los altos estándares a los que tiene acostumbrados a sus clientes, pero ahora en cuanto a las medidas sanitarias correspondientes.

Al momento de llegar, un valet parking con careta, cubrebocas y guantes saluda cortésmente para recibir el auto, mientras se da a la tarea de cubrir el volante con plástico para minimizar así el contacto. Antes de entrar nos toman la temperatura, luego pasamos los pies por el tapete sanitizante, mientras nos aplican gel antibacterial en las manos, para poder pasar con la hostess, quien también porta un cubrebocas, mientras pregunta cuál mesa desea que se asigne.

Elegimos la segunda planta y dos cosas llaman la atención: primeramente, ver que se nota mucho espacio debido a que las mesas están dispuestas a 1.5 metros entre cada una de ellas para mantener la sana distancia, la segunda, que las que están sin ocupar tienen una cinta con la leyenda “Mesa sanitizada”.

Restaurante La Mansión Las mesas son sanitizadas antes de las utilice el comensal. / Ignacio Campos/ Publimetro

Desde el lugar asignado se puede observar, a través del enorme ventanal, una avenida Palmas semidesierta, a pesar de ser un sábado a las dos de la tarde, lo que produce una sensación de extrañeza debido a que usualmente había más circulación de autos antes de que iniciara esta contingencia.

El mesero, también con su equipo de protección personal, se acerca para ofrecernos el menú en sus dos variantes, uno en papel desechable y el otro de manera digital, por lo que es necesario sacar el smartphone para descargarlo mediante la lectura de un código QR.

Es bien sabido la calidad de los cortes del lugar, así que, a sugerencia del camarero, se opta por una Cabrería de 450 gramos y un New York de 400, con guarnición de guacamole. Al momento de colocar el servicio éste viene protegido con una bolsa de plástico para disponer de los cubiertos que se vayan necesitando acorde a los tiempos de los alimentos.

Restaurante La Mansión La calidad de los cortes en La Mansión es indiscutible. / Dreamstime

La comida se disfruta plenamente, desde la entrada hasta el postre, en un ambiente sumamente tranquilo, quizás porque solamente había cuatro mesas ocupadas en el área, aunque seguramente más adelante irá recuperando a su clientela habitual debido a todos los procesos que están llevando a cabo para cuidar su salud cuando se decidan a visitarlos.

Al salir de La Mansión no podemos dejar de comentar la agradable experiencia, pues ciertamente se expone uno más cuando se va al supermercado, por la cantidad de gente que hay alrededor, que el hecho de visitar un restaurante que aplica todos los cuidados necesarios para sentirse tan seguro como en casa.

Restaurante La Mansión Nada mejor para terminar una deliciosa comida, que un Capuchino con el toque de la casa. / Ignacio Campos/ Publimetro

Después de pasarla tan estupendamente bien, como antes de que iniciara la cuarentena, nos quedó claro a mi acompañante y a mí, que si se es responsable tomando las medidas pertinentes para cuidarse uno mismo y a los demás, no tiene uno por qué dejarse de dar un gusto para olvidarse un poco de la situación por la que atravesamos como la de ir a un buen restaurante a que lo consientan y, de paso, empezar a reactivar nuevamente la economía que tanto se necesita por el bien de todos.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo