Pandemia acelera la revolución educativa y la disrupción en la educación, asegura experto del IPN

Y además, también está trastocando y provocando crisis y cambios profundos de una forma sin precedentes en todos los procesos y modelos conocidos hasta el momento, en los ámbitos sociales, políticos, sanitarios, económicos, laborales, y hasta religiosos.

Por Ignacio Campos

José Héctor Cárdenas Hernández, cDr. Por la Universidad Politécnica de Catalunya Barcelona Tech (UPC) explicó a Publimetro cómo la pandemia nos obligó a pisar el acelerador en las nuevas formas de educación.

El Jefe de la Unidad Politécnica de Integración Social del Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada del Instituto Politécnico Nacional (IPN), nos dio su punto de vista del futuro que viene para la educación y la sociedad.

José Héctor Cárdenas Hernández cDr. José Héctor Cárdenas Hernández. / Cortesía IPN

¿Cuáles considera han sido las principales afectaciones a la educación por causa de la pandemia en nuestro país?

—Las afectaciones están en términos del uso de la tecnología, la sostenibilidad y la economía.

Primeramente, la utilización de la tecnología como elemento fundamental para poder desarrollar esta nueva etapa educativa, digamos tecnológica-académica, en donde el e-learning como elemento principal de este proceso, es el que está “dando la cara” para poder tener una mayor cantidad y variedad de contenidos, en donde incluso, me atrevo a afirmar, muchos de estos contenidos tienen una mayor y mejor calidad, de las que un profesor podría ofrecer en clase.

Esto tiene varias repercusiones, porque las universidades tendrán que entender que si esta tecnología ya existe y es suficientemente eficiente para enseñar contenidos y transmitir conocimientos, que es lo esencial y más importante de un programa académico, versus los costos que conlleva el aprendizaje presencial, necesariamente ya se tendrían que haber coordinado, o estar en ello con las instancias educativas, para su implementación permanente.

Otra de las afectaciones urgentes y necesarias, es la sostenibilidad, y la urgencia de aceptar que el planeta está sufriendo los estragos de tanta huella de carbono que producimos los humanos al realizar nuestras actividades diarias, y, tan sólo el simple hecho de que un alumno se traslade dos o tres veces por semana a la escuela, ayudaría a reducir entre un 40 y 60% la huella que cada uno de estos alumnos genera. Esto, sin contar al personal administrativo y docente de todos los niveles educativos.

Escuelas Cuartoscuro

Por lo que económicamente, ya será inviable seguir manteniendo este esquema escolarizado, y solamente será necesario asistir a los laboratorios, mientras se desarrollan simuladores ad hoc a cada una de las carreras, pero todo lo teórico podría enseñarse sin ningún problema en línea. Esto representa un ahorro fundamental para las universidades; si toman experiencia de lo que está sucediendo actualmente, se tiene la posibilidad no sólo de doblar la matrícula, sino de reducir el costo de la renta de espacios, puesto que ya sólo se necesitarían áreas más reducidas para los laboratorios, porque actualmente todavía no es posible equipararlos a las condiciones virtuales.

¿La tecnología ha demostrado ser efectiva para el aprendizaje como se ha hablado en tantas ocasiones, o hay que hacer algunos ajustes?

El Covid-19 solamente aceleró procesos que ya estaban iniciados.

—Porque estoy desarrollando un doctorado en Ingeniería en Multimedia, hablé al respecto con las autoridades del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desde enero de este año, y se los he comentado en varias ocasiones, pero no quisimos entender que esto que estamos viviendo ya tenía que suceder (clases a distancia).

Internet de las cosas Getty Images

Por otro lado, puedo asegurar que la información y los contenidos de la mayoría de escuelas superiores o universidades que se encuentran en Internet, están bien estructurados y diseñados, por lo que resultan muy eficientes para el aprendizaje. El no haberlo implementado en su momento, creo que tiene que ver más con la resistencia al cambio, pero la verdad, ya no hay marcha atrás. Sonará poco serio este comentario, pero es la realidad que estamos viviendo, "es bien difícil hacer entender a muchas personas de la ciudad que sí ya existe el camión, no pueden aferrarse a seguir transportándose en caballo", y lo digo con mucho respeto. Nadie quiso entender que la tecnología ya existía, prefirieron seguir en su comodidad, porque les parecía más viable, pero la realidad es que las universidades escolarizadas, ya no van a poder, económicamente hablando, soportar la competencia con las universidades virtuales, porque la calidad de estas es mejor que en un aula, no sólo por la abudancia y riqueza con la que se cuenta al valerse de otros medios como hipervínculos, podcast, videos, tutoriales o simuladores, sino porque los alumnos aprenden mejor, porque tienen más fuentes de información. Las condiciones estás dadas, pero hay que trabajar más en vencer la resistencia al cambio. He hablado con algunas universidades y les he dicho que ahora es el momento para que piensen en el diseño institucional como herramienta, y que empiecen con un modelo mixto, pero que procuren que lo teórico se vaya al aprendizaje en línea y los laboratorios de manera presencial. Algunos defienden la parte social, pero personalmente no la considero como una justificación porque hoy por hoy, los jóvenes se ponen de acuerdo por mensajería instantánea para hacer sus actividades y hasta para planear su vida diaria, insisto, es un tema de resistencia.

Despliegue de la red de la nueva tecnología móvil 5G Foto: Europa Press

¿México cuenta con la infraestructura necesaria para sumarse a la Revolución 4.0?

— Desafortunadamente el punto de equilibrio está más del lado de la gente que tiene acceso a Internet. Hay que ser objetivos, como todo cambio radical, no va a ser posible absorber a todos, es algo realmente imposible. Estamos ante un nuevo orden mundial y eso nos cuesta trabajo entenderlo. La red 5G es un desarrollo a nivel global que va a permitir tener comunicación en las zonas rurales y además, dotarlas de Internet y de información y de esta manera, el problema se va a mitigar, y será más rápido de lo que uno se imagina. ¿Qué va a suceder?, que a lo mejor les va a faltar el hardware, pero eso ya será otra cuestión. Los chicos ya traen un chip muy diferente, desde pequeños ya saben usar un smartphone, y con este equipo van a poder acceder a todos esos contenidos, aunque se encuentren en zonas rurales. Sí, la infraestructura está limitada, como lo estuvo en 1,800, cuando la gente caminaba kilómetros para llegar a sus escuelas, pero así es el progreso, no se da de la noche a la mañana. La parte académica será la más beneficiada de este proceso, así como el home office, porque permitirá a las empresas reducir espacios y costos y tener a su gente trabajando en casa y con sistemas de seguridad muy probados. Le pido a la gente que sean objetivos y vean que el cambio es inevitable.

China prevé una constelación satelital de Internet de las Cosas en 2023 Foto: Europa Press

Y todo esto que hemos explicado y estamos viviendo, tiene que ver con la Cuarta Revolución Industrial, fenómeno que está cambiando desde los medios de producción, hasta la forma en que convivimos, puesto que la Cuarta Revolución Industrial se caracteriza por una gama amplia de nuevas tecnologías que fusionan los mundos físico, digital y biológico, impactando en todas las disciplinas, economías e industrias, e incluso, desafiando ideas sobre el significado de ser humano, como lo ha señalado, Klaus Schwab, autor del libro del mismo nombre (La cuarta revolución industrial), y fundador y director del Foro Económico Mundial (WEF).

¿Cuáles son los principales retos que hay que superar para lograr que haya mayor penetración de la educación en nuestro país?

—Mira, si el expresidente Peña Nieto en su sexenio pudo dar televisiones a una gran parte de la población, por el motivo que haya sido, esto se puede replicar. El problema del gobierno no es que no cuente con recursos, sino que no se generan, planean y desarrollan bien los proyectos. El IPN ya está con el proyecto de entregar laptops a muchos alumnos y profesores, y yo apoyo este tipo de acciones, porque permite que los chicos estén en igualdad de competencias. Hay que tener proyectos sólidos, estables, bien fundamentados para que puedan resolver problemas que se arrastran de hace varios años y por eso doy este ejemplo del expresidente que regaló estas pantallas. El reto que tienen tanto el gobierno, las instituciones educativas y las empresas, es que estén conscientes que tienen un desafío por superar por lo que ya deberían de estar coordinándose para hacer buenos proyectos y de estar amarrando alianzas y convenios que beneficien a todos.

Las instituciones deben asumir su papel y darse cuenta del paso que tienen que dar. Hay que apoyar a los estudiantes porque de esta manera los ayudas a ser los profesionales que contribuirán a mejorar el PIB.

Aceptemos y adaptémonos al nuevo entorno, porque este nuevo entorno, ya no va a regresar al pasado que conocíamos.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Loading...
Revisa el siguiente artículo