Puebla

Presa de Valsequillo sin sanear, barcos siguen guardados desde 2019

La presa de Valsequillo se encuentra abandonada, con un olor fétido y que a la población preocupa por el desarrollo de posibles enfermedades

Presa de Valsequillo sin sanear, barcos siguen guardados desde 2018

A más de un año que el Gobierno de Puebla suspendió la operación de los barcos que adquirió la administración de Antonio Gali Fayad para sanear la presa de Valsequillo, el agua de ésta no ha sido tratada y las embarcaciones se encuentran en una bodega.

Conoce la colección primavera-verano de Dockers, la marca con conciencia ambiental

Al inicio de su administración, el gobernador Miguel Barbosa dijo que “no servían para limpiar”; e incluso que la Secretaría de Medio Ambiente estatal había iniciado una auditoría contra el ex titular de la dependencia, Rodrigo Riestra Piña.

“El gobierno de Puebla ha implementado acciones que no han tenido consecuencia favorable. Ya vieron unos barquitos por ahí que se adquirieron para hacer la limpieza del rio Atoyac y no sirvieron; 200 millones de pesos y otros desazolves que no sirvieron. Eso no va a volver a ocurrir”, declaró.

Desde entonces, la presa Manuel Ávila Camacho se encuentra abandonada; con un olor fétido que a la población preocupa por el desarrollo de posibles enfermedades graves, pues representa un foco de infección.

No obstante, los habitantes señalan que los barcos sí lograron reducir la suciedad del agua; y ante su cancelación, urgieron a las autoridades a aplicar acciones para limpiar la laguna.

La adquisición de los barcos

En octubre de 2018, el gobierno de Antonio Gali adquirió tres barcos modelo Scavenger 2000, con la empresa Dellepere Enterprises Corp, por un monto total de 209 millones 380 mil pesos.

En cuanto al servicio, la primera etapa consistió con el retiro de lirio y en un tratamiento secundario se inyectaría el oxígeno y ozono, tecnología para purificar el agua en un periodo al menos de seis meses.  

Posteriormente, la empresa comunicó que la contaminación bajó 80% en los primeros meses de operación; por lo que la calidad del agua podía ser utilizada para riego y no representaba un riesgo para los visitantes en caso de contacto directo.

“Como primer parámetro de calidad mencionaremos los coliformes fecales, obteniendo en promedio más del 80% y en algunos casos superando el 90% de reducción en los muestreos”, dijo a través de un comunicado.

Publimetro cuestionó al gobierno estatal sobre el destino de estos barcos y qué acciones se harían al respecto; no obstante, la titular de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral, se limitó a decir que “del destino de los barcos yo no tengo información al respecto”.

En tanto, el área de comunicación de la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial contestó: “los barquitos están en Valsequillo, con sus respectivos permisos y mantenimiento para operación”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos