Nacional

Contagios de Covid-19 se disparan, ¿cómo queda el semáforo en cada estado?

La CDMX y el Estado de México retroceden a amarillo, mientras que Aguascalientes estará en el nivel máximo de riesgo

En la más reciente actualización del semáforo epidemiológico, que estará vigente para las próximas dos semanas a partir de este lunes, destaca que Aguascalientes se ubicará en el riesgo máximo por lo que estará en rojo, mientras que la Ciudad de México y el Estado de México pasaron a amarillo tras varios meses de mantenerse en verde.

La Secretaría de Salud de Aguascalientes informó que en la entidad se han aplicado un millón 777 mil 872 vacunas contra Covid-19, de las que 852 mil 64 son primera dosis; 812 mil 507 corresponden a esquemas completos, además de que 113 mil 301 son tercera dosis; sin embargo, su ocupación hospitalaria está por encima del 87 por ciento.

En cuanto a las hospitalizaciones, del 9 al 15 de enero Aguascalientes registra 55 personas que no cuentan con ninguna vacuna, siete con esquema incompleto y 38 que sí lo completaron; mientras que en esa semana ocurrieron 19 fallecimientos de personas son vacunar, una más con esquema incompleto y nueve que sí contaban con la pauta completa.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Salud, en verde estarán del 24 de enero al 6 de febrero:

  • Campeche
  • Colima
  • Chiapas
  • Guerrero
  • Hidalgo
  • Michoacán
  • Nayarit
  • Oaxaca
  • Puebla
  • Tabasco
  • Tlaxcala
  • Veracruz

Mientras que en amarillo se ubicarán:

  • Ciudad de México
  • Estado de México
  • Guanajuato
  • Jalisco
  • Morelos
  • Querétaro
  • San Luis Potosí
  • Sinaloa
  • Tamaulipas
  • Yucatán

Pasarán a naranja:

  • Baja California
  • Baja California Sur
  • Chihuahua
  • Coahuila
  • Durango
  • Nuevo León
  • Quintana Roo
  • Sonora
  • Zacatecas

Cambio en metodología del semáforo

“El semáforo no representa integralmente la epidemia, sino que se seleccionan una serie de indicadores que directamente orientan sobre su intensidad, la capacidad de respuesta y la estimación del riesgo de reducir o incrementar la actividad de la epidemia en el nivel local durante el proceso de reapertura de la economía formal e informal, así como de las actividades sociales”, informó la Secretaría de Salud en la actualización de los lineamientos para el semáforo en agosto del año pasado.

Las modificaciones en los criterios para la elaboración del semáforo ocurrieron luego del avance en la campaña de vacunación contra el Covid-19, ya que los contagios, hospitalizaciones y defunciones comenzaron a incrementarse en poblaciones más jóvenes.

Además de que el crecimiento de contagios, internamientos y defunciones durante la tercera ola fue más bajo que en las dos previas, por lo que ahora se calcula la distribución, tendencia central y distribución; así fue como se asignaron nuevos rangos para cada nivel de riesgo.

“El puntaje total se distribuye homogéneamente, la mitad del puntaje abarca los niveles de menor riesgo (bajo y moderado), el otro 50 por ciento abarca los niveles de mayor riesgo (alto y extremo).

De esta forma, se espera que, bajo condiciones de actividad viral potencialmente endémica, las entidades transiten entre niveles de riesgo bajo y moderado la mayor parte del tiempo.

“Pasar a los niveles de riesgo epidémico alto y máximo se entienda como una verdadera alerta sanitaria. De esta forma, transitar al nivel naranja demandará la implementación contundente y expedita de acciones de mitigación para evitar en lo posible la transición al nivel rojo”, añade el documento.

Eso implicaría que al menos Aguascalientes sí se encuentra en el nivel de “verdadera alerta sanitaria”, mientras que en los estados en naranja –la mayoría ubicados en la franja fronteriza norte o los denominados turísticos– se encendieron las alarmas.

Lo que explican los especialistas

México se encuentra en una fase acelerada de contagios, con reportes que rondan los 50 mil casos en promedio al día.

En países de Europa o en Estados Unidos la tendencia empieza a marcar descensos, pero ese escenario aún se ve lejano para México.

Al respecto, el infectólogo Alejandro Macías explicó que este mes se mantendrá el ascenso de casos, en febrero ocurrirá un descenso, y será hasta marzo cuando el país logre establecer una meseta.

Esa proyección implicaría que en el segundo semestre de este 2022 el país entraría en una endemia.

En su cuenta de redes sociales, Macías reiteró que el uso de cubrebocas N95 es bueno y ayuda a prevenir contagios, pero si una persona pasa varias horas en ambientes poco ventilados, terminará respirando el mismo aire y será manifiesto el riesgo de contraer Covid.

Tags

Lo Último

Te recomendamos