Nacional

¿Cuáles son los límites en el conflicto AMLO vs. Loret de Mola?

El presidente López Obrador arremetió de nueva cuenta contra el comunicador, a pesar de las críticas que recibió el fin de semana

Con un llamado a la “transparencia” y como una “defensa de la transformación”, el presidente Andrés Manuel López Obrador una vez más continuó exhibiendo los presuntos ingresos del periodista Carlos Loret de Mola, de quien no explicó cómo obtuvo la información, ni habló de las violaciones legales que ocurren por hacer tal exhibición.

López Obrador afirmó que la investigación sobre el presunto conflicto de interés en el caso de su hijo José Ramón, en realidad no es un asunto en contra de él ni de sus hijos. “Es una reacción conservadora, golpista, en contra de que se lleve a cabo un verdadero cambio en el país”.

El asunto no es de conflicto de intereses. No es eso. El asunto es golpear y hay mucho dinero de por medio. Y no tengo elementos para confirmarlo, pero como fue tendencia a nivel internacional no dudo, porque son especialistas en guerra sucia, de que hayan comprado bots para las redes sociales”, comentó el mandatario en la conferencia de prensa matutina de este lunes.

Para José Perdomo Galicia, especialista en Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle, el punto es que el presidente López Obrador “no está violando cualquier cosa, sino que lo está haciendo con lo más elemental, que es la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

“Él, siendo el primer custodio de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de las leyes, porque todas, absolutamente todas, surgen de la ley de leyes, se las está llevando todas. Empezando por violar el sexto constitucional relativo al derecho que cada uno tiene de ejercer la profesión que mejor le convenga, siempre y cuando que no vaya en contra de la Constitución y de las leyes secundarias”, comenta Perdomo.

El especialista considera que el Presidente República, al señalar a un particular como lo es Loret de Mola, en realidad agravia al resto de mexicanos en la misma condición. “Entonces, viéndolo así, empieza con la Constitución y después se sigue con las leyes secundarias, por ejemplo, la Ley General de Protección de Datos Personales en posesión de sujetos obligados”.

¿Concesiones a medios de comunicación justifican exhibir sueldos?

Durante la conferencia de prensa matutina, López Obrador señaló que el Instituto Nacional de Acceso a la Información debe informar sobre los ingresos del periodista. Cuando al presidente se le explicó que Loret de Mola no es funcionario público, por lo que el INAI no está obligado a revelar su información, pero presidente señaló: “Yo también soy ciudadano. Todos estos medios tienen que ver con lo público, todos, son entidades de interés público, son concesiones que otorga el Estado. Y es importante también el debate sobre esto, a ver qué nos dicen, no nos adelantemos”.

“[Es una frase] completamente desafortunada”, señala José Perdomo. “Una cosa son los títulos de concesión que otorga el Estado y el gobierno federal a los medios de comunicación, no a las personas, y otra cosa son las personas que trabajan en esos medios de comunicación. Entonces es completamente desafortunado su señalamiento, porque en dado caso, este procedimiento tiene que ser en contra del medio de comunicación al cual el Estado le dio la concesión, pero no así de las personas que trabajan en esos medios de comunicación”, consideró el analista.

“El señor Carlos Loret de Mola es una persona que tiene el derecho que tiene cualquier ciudadano mexicano de ejercer libre y responsablemente la profesión, oficio o actividad que así mejor le convenga. Y si gana lo que gana, ni siquiera nos debería de importar. Con que pague sus impuestos y con que los gane de forma lícita realmente, ¿Qué tiene de malo?” , concluye Perdomo.

3 preguntas con

Patricio Morelos, consultor socio de la encuestadora Poligrama.

El presidente dice que los ingresos de Loret de Mola son de interés público porque las empresas son concesiones del Estado. ¿Qué lectura da a esta declaración?

Si lo queremos analizar desde un punto de vista legal, pues seguramente vamos a encontrar algunas grietas en la ley que le van a permitir al presidente decir que, lo que hizo, estuvo apegado a la ley y que no se violó nada.

Sin embargo, si planteamos que los ingresos de Loret son de interés público porque las empresas en las que trabaja son concesionarias del Estado, pues en ese caso podrían ser públicos los ingresos de prácticamente todos los periodistas del país.

La pregunta es: ¿Por qué los de Loret son de interés público y los de muchos otros periodistas de diferentes cadenas o medios no lo son? Queda claro que hay una rivalidad clara entre Carlos Loret de Mola y el presidente López Obrador y pues en esta disputa el presidente tomó la decisión de enfrentarlo directamente, exhibiendo sus ingresos, con toda la intención de que su base de votantes tenga claro que es un hombre rico, millonario, que ha disfrutado del poder y que sigue teniendo muchos beneficios.

AMLO dice que medios y periodistas que han revelado información sobre sus hijos, como Loret de Mola o Carmen Aristegui, tienen intenciones golpistas. ¿Cómo entiendes eso?

Es bastante riesgoso porque el presidente goza de una legitimidad bastante alta. En nuestro último estudio vemos que su aprobación está alrededor del 60%. No solo es gente que lo aprueba, sino es gente que lo aprueba, haga o no haga, diga o no diga. ¿Y qué significa esto? Que si el presidente sale en una conferencia de prensa a desprestigiar a un medio o a una persona, pues esta persona corre el riesgo de que su base de votantes -que le son muy fieles- puedan salir a atacarles en redes sociales, y sobre todo a reducir su reputación.

Yo creo que los periodistas viven de su reputación y que si el presidente, con la legitimidad que tiene, sale a criticarlos, pues estas personas pueden ir perdiendo credibilidad.

La rivalidad entre Loret de Mola y la izquierda o López Obrador tiene ya algunos años. Sin embargo, cuando vemos que también se ataca a Carmen Aristegui, que fue, me atrevería a decir, una de las pocas periodistas que durante años le dieron voz a López Obrador cuando no tenía entrada en los principales cadenas de medios del país, pues es preocupante.

¿Cómo cree que vaya a continuar esta situación? ¿En qué escenarios puede derivar y qué consecuencias puede tener?

Esta es una prueba más de la polarización que existe en el país. Quienes aprueban a López Obrador van a salir a criticar a Loret de Mola. Y quiénes están en contra del presidente López Obrador van a salir a apoyar a Loret de Mola. Hemos visto a muchos analistas, académicos, periodistas, empresarios, activistas salir a defenderlo; sin embargo, no los hemos visto salir a defender a periodistas que han sido asesinados o a periodistas, quizás más pro 4T, que también han sido atacados por otras cadenas o por algunos otros partidos políticos.

Lo que estamos viendo es un enfrentamiento entre el presidente y Loret de Mola, donde quienes están atrás son los que aprueban al presidente y quienes no aprueban al presidente. Yo no estaría tan seguro de que los ciudadanos, o incluso la clase política, la clase empresarial como la conocemos, estén abiertos a informarse y a tomar posturas.

La oposición al presidente está encontrando en Loret de Mola un liderazgo, porque se ha enfrentado abiertamente, ante la ausencia de liderazgos en la oposición política; en la oposición partidaria partidista.

—  Patricio Morelos, consultor socio de Poligrama

“Lo que está en juego son los derechos humanos”

Para Fabiola Martínez, Directora Asociada de Derecho del Tec de Monterrey, la esencia de esta discusión es mucho más sensible, porque se ubica en los derechos humanos que están en juego. “Básicamente son tres: la intimidad, la libertad de expresión y la transparencia y rendición de cuentas como fundamento de la democracia”, comenta en entrevista con Publimetro.

“Lo que tiene mayor relevancia es el tratamiento que hay que darle a los derechos humanos en juego. Hay que tener mucho cuidado porque estamos hablando en este caso de un servidor público, de una autoridad y quienes responden inicialmente a los derechos humanos siempre son las autoridades. Si bien se trata de un ejercicio de libertad, lo cierto es que todos los derechos fundamentales tienen límites y hay que ser muy cuidadosos en ese sentido”, añade la especialista.

“La libertad de expresión es la piedra angular de la democracia. ¿A qué nos referimos con la libertad de expresión? A todo derecho a comunicar a otras personas nuestro punto de vista, nuestra información y las opiniones que se quieran en un marco legal, constitucional y convencional permitido”, comenta Martínez.

“La democracia se construye no solo con los consensos ni con solo lo que nos gusta escuchar, sino también los disensos. Siempre son bienvenidos. Y por supuesto que un conflicto de esta naturaleza se dimensiona de forma mayúscula si tenemos en cuenta las altas cifras de violencia contra periodistas”, añade.

Tags

Lo Último

Te recomendamos