Nacional

Violencia con armas de fuego, al alza con la 4T

Durante la actual administración federal, crecieron los homicidios dolosos, las lesiones dolosas y los feminicidios cometidos con arma de fuego

Los homicidios, las lesiones y los feminicidios cometidos con armas de fuego se elevaron 23.7%, 11.4% y 10.2%, respectivamente, durante los primeros tres años de la autollamada Cuarta Transformación en relación con el último trienio del gobierno de Enrique Peña Nieto, así lo revelan datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Entre 2016 y 2018, las agresiones mediante el uso de dichos dispositivos dejaron 58 mil 161 víctimas de homicidio doloso, 574 de feminicidio y 29 mil 585 de lesiones dolosas. Estas cifras aumentaron a 71 mil 998, 633 y 32 mil 980 en el lapso de 2019 a 2021.

El crecimiento de la violencia con armas de fuego obedece a la inexistencia de políticas de prevención, de erradicación y de combate contra sus mercados en México, explicó en entrevista Francisco Rivas, director general del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC).

La responsabilidad de la problemática es de la federación y no de las autoridades estatales, abundó el especialista, porque no hay control de las aduanas ni de las carreteras; la Guardia Nacional es ineficiente; la Fiscalía General de la República no actúa; y las Fuerzas Armadas se enfocan en otras actividades.

Y agregó que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) atiende el tráfico ilegal de armas de fuego en el exterior y no en el país, lo cual se refleja en la demanda presentada por el gobierno mexicano ante una Corte Federal de Estados Unidos contra 11 empresas armamentistas norteamericanas.

Te puede interesar: Sueldo de jefes militares, más alto que el de AMLO

“Al no haber una estrategia de seguridad, la violencia sigue aumentando; al haber menos recursos para la seguridad, la violencia sigue aumentando. Y al tener nada más como política de desarme una demanda en Estados Unidos y los desarmes voluntarios locales, pues nos damos cuenta que no hay forma de que las cosas mejoren”, aseveró Francisco Rivas.

Según información publicada en 2021 por la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, en los últimos 10 años ingresaron a México aproximadamente dos millones de armas ilegales, no obstante, sólo se confiscaron alrededor de 193 mil.

Se rompen récords de violencia

En 2019, se enlistaron los números más altos de víctimas de homicidio doloso y lesiones dolosas con arma de fuego de la historia: 4 mil 690 y 181 mil 937, respectivamente. En feminicidios la mayor cantidad se observó el año pasado: mil 15.

También las segundas cifras más elevadas de homicidios dolosos –en 2020 con 34 mil 554– y feminicidios –en 2020 con 978– cometidos con los mencionados dispositivos se matricularon durante la administración de AMLO.

El tema de la inseguridad en México se arrastra desde hace tres sexenios, se desató en el gobierno de Felipe Calderón y se incrementó con la política de “abrazos, no balazos” del actual titular del Ejecutivo, señaló a Publimetro Arturo Argente Villarreal, director de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tec de Monterrey Campus Toluca

Por ello, el tráfico de armas, órganos, personas y drogas se ha perfeccionado, desarrollado e incluso modernizado, agregó el experto. El foco del fenómeno está en el sistema aduanero, dijo, porque el crimen organizado opera de forma indiscriminada tanto a nivel de puertos como de fronteras terrestres.

“México está rebasado con la problemática que tiene. Nosotros, como sociedad, de alguna forma estamos coqueteando todos los días con la inseguridad. Hay que atender la procuración de justicia, la estructura del Poder Judicial y, sobre todo, el titular del Ejecutivo y todas las autoridades estatales y municipales deben actuar acorde con el marco de la Constitución”, indicó Argente Villarreal.

También puedes leer:

Bienestar, la secretaría más opaca del gabinete
Tags

Lo Último

Te recomendamos