Nacional

Chihuahua y Coahuila pugnan por la educación, pero arrancan ciclo escolar sin libros

Ni los del año pasado ni los nuevos, los estados que se ampararon para no entregar los libros de la SEP sólo entregaron útiles escolares

Sin libros de texto en Chihuahua ni Coahuila (Gobierno de Chihuahua / Twitter / @mrikelme)

Cuadernos, plumones, reglas y lápices, entre otros útiles, así como uniformes y tenis fueron los materiales que se entregaron en Chihuahua y Coahuila al iniciar el ciclo escolar 2023-2024; sin embargo, el gran ausente fueron los Libros de Texto Gratuitos (LTG). Al respecto, ni Maru Campos ni Miguel Riquelme explicaron que ocurrirá al corto plazo.

Los gobiernos locales de Chihuahua y Coahuila promovieron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) controversias constitucionales contra la Secretaría de Educación Pública (SEP), esto para frenar el reparto de los nuevos LTG en sus entidades, por lo que, mientras exista el litigio y no se declare el fallo oficial, los libros no se repartirán en dichos estados.

Te recomendamos: UNPF admite que ninguna institución académica respalda su amparo contra los libros de la SEP

Entonces, al inicio del ciclo escolar 2023-2024 ninguno de los estados repartió libros a los menores; no obstante, ambos gobernadores hicieron ceremonias simbólicas de entrega de útiles escolares y uniformes. Por un lado, la chihuahuense entregó el material en la escuela Secundaria Federal No. 7 “José Fuentes Mares”, mientras que el coahuilense hizo lo propio en la escuela secundaria “Maria Dolores Vigata de Méndez”.

Sin aclarar qué será de los niños que comenzaron sus estudios sin libros, aseguraron que defenderán la educación en sus entidades y, para ello, ya realizaron inversiones millonarias. Por un lado, Maru Campos dijo que invirtió 52 millones de pesos para este propósito, mientras que Riquelme declaró que en Coahuila se destinaron 164.6 millones de pesos.

Por su cuenta, el gobierno federal anunció que, al rededor de México, ya se hizo la entrega de 95.6 millones de LTG que beneficiarán a más de 24 millones de alumnos a nivel primaria y secundaria. Esto se tradujo en que 26 entidades de las 32 ya cuentan con el material; asimismo, en Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y Yucatán —todas gobernadas por el Partido Acción Nacional (PAN)— serán los padres de familia y docentes quienes determinarán si entregan los libros a los niños.

Bajo esa lógica, las entidades gobernadas por Movimiento Regeneración Nacional (Morena), así como las de Movimiento Ciudadano (MC) y Partido Verde Ecologista de México (PVEM) iniciaron el año escolar de manera normal. Al respecto, se destaca el esfuerzo de Nuevo León, quien promueve el “sello Nuevo León”, el cual consiste en entregar material adicional para complementar la educación pensando en las condiciones particulares del estado.

Telesecundarias y preescolar fuera del ‘radar’ de la SEP

Finalmente, el Instituto Mexicano para la competitividad A.C. (IMCO) opinó sobre el inicio de clases y los riesgos que implica la turbulencia en la entrega de libros de texto y el nuevo plan de estudios de la SEP, donde la distribución dispareja de materiales en los estados “podría intensificar las desigualdades en el aprendizaje y profundizar las brechas educativas”.

Te recomendamos: DIF y Procuraduría de las infancias se suman a la defensa de los Libros de Texto de la SEP

En ese sentido, advirtió cuatro riesgos: 1) frenar la generación de talento, 2) profundizar la pérdida de conocimientos, 3) desarticular la “ruta educativa” y. 4) generar una mayor carga de trabajo para el magisterio. Asimismo, observan vulnerabilidades en los programas de preescolar y telesecundarias.

“Es motivo de preocupación que la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) no considerara la elaboración de materiales para los grados de preescolar, mientras que los materiales para telesecundaria, que atiende a más de 1.3 millones de jóvenes en zonas rurales, se encuentran incompletos”, señaló el IMCO en un comunicado.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos