Nacional

Susana Prieto convoca a presionar a San Lázaro para sacar la jornada de 40 horas

En cambio, la presidenta de la Cámara de Diputados dice que el trámite va en tiempo y forma aunque el dictamen estaba listo desde abril

Cámara de Diputados, Palacio Legislativo de San Lázaro (Cortesía / Cámara de Diputados)

Susana Prieto, diputada de Morena, hizo una invitación a todos los trabajadores, sindicatos o cualquier persona interesada en que se apruebe la reforma al Artículo 123 Constitucional, conocida como jornada de 40 horas, a que se manifiesten en las afueras del Palacio Legislativo de San Lázaro con la finalidad de presionar a los legisladores.

Durante la tarde de este miércoles 29 de noviembre, la diputada que llevó a la Cámara esta iniciativa sentenció que se trata de una deuda a la clase trabajadora, por lo que esta iniciativa debe aprobarse a la brevedad; sin embargo, al observar el retraso en la votación, convocó a que se manifiesten.

Te recomendamos: Diputados traban votación de la reducción a la jornada laboral

“Convoqué a todos los trabajadores del país, a todos, todos los que puedan venir, de la Ciudad de México, de la Zona Metropolitana, que tengan sindicatos en el interior, que les puedan pagar camiones. Si juntamos más gente que el Presidente en el Zócalo, pues en esa medida será la presión para que pasen las 40 horas”, declaró en compañía de representantes de la CROC.

Asimismo, comprendió que existan muchos trabajadores que no puedan acudir a este tipo de manifestaciones, pues temen perder su trabajo, por ello llamó a la unidad de cualquiera que sienta empatía por la reducción de 48 a 40 horas trabajadas semanalmente.

“Los trabajadores tienen muchas limitantes para organizarse y no sólo sus sindicatos. Punto número uno: si una empresa te ve aquí te despide, y los trabajadores tienen miedo de ser despedidos, entonces ese es otro motivo de impedimento muy grande”, sostuvo.

Finalmente, concluyo diciendo que se trata del Partido Acción Nacional (PAN) el único que no ha votado en favor de la iniciativa y acusó que algunos representantes de grupos empresariales han acudido a San Lázaro para cabildear con los legisladores, por lo que urgió a la ciudadanía a observar el proceso.

Por su cuenta, Marcela Guerra, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, dijo que el proceso de esta reforma “transita en tiempo y forma” y que en ningún momento hubo equivocación o dolo para entorpecer su aprobación.

Explicó que el martes 28, en reunión con el Grupo Parlamentario de Morena se solicitó que el dictamen fuera regresado a la Comisión de Puntos Constitucionales para que éste sea modificado conforme a las consideraciones vertidas en los foros del Parlamento Abierto de esta reforma.

Y, como dicha petición fue aprobada por la Mesa Directiva, el dictamen fue turnado a la Comisión para ser sometido a discusión, modificado y votado nuevamente. Sin embargo, se destaca la lentitud de dicho proceso, pues el dictamen fue aprobado en la Comisión desde el 25 de abril y, en palabras de Jorge Romero, “es imposible que en el año 2023 se vuelva una reforma constitucional”.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos