Mundo

“No hay condiciones para reanudar diálogo en México”, dice Nicolás Maduro

El diálogo con la oposición instalada en México se encuentra paralizado después del arresto por lavado de dinero del diplomático y empresario colombiano Alex Saab.

Tras la extradición de Alex Saab, relacionado con Maduro y acusado de lavado de dinero, el mandatario dijo que es necesario esperar; “Estados Unidos le clavó una puñalada por la espalda al diálogo con la oposición”, mencionó

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó hoy que por lo pronto no se reanudará el diálogo con la oposición en México, porque “no están dadas las condiciones”.

Después de emitir su voto en una escuela del barrio Fuerte Tiuna, en Caracas, para los comicios y regionales que se celebran hoy en el país, Maduro habló con la prensa. Al ser cuestionado acerca de la posibilidad de retomar la mesa de diálogo con la oposición instalada en México y paralizada a mediados de octubre tras la extradición, el 16 de octubre, del empresario colombiano Alex Saab -nombrado diplomático por Venezuela tras su arresto- desde Cabo Verde a Estados Unidos, dijo que es necesario esperar.

“No están dadas las condiciones” para retomar las conversaciones en México, dijo Maduro.

“Es muy grave lo que hizo el gobierno de Estados Unidos de secuestrar a un miembro del diálogo (...) Fue el gobierno de Estados Unidos quien le clavó una puñalada por la espalda al diálogo con la oposición”, recordó.

“En el momento en que creamos que haya condiciones, lo anunciaremos”, subrayó.

El pasado 15 de noviembre, Saab se declaró no culpable en una corte federal de Miami de un cargo de lavado de dinero. El empresario, señalado de ser el prestanombre de Maduro, está acusado de pagar sobornos para desviar hasta 350 millones de dólares de contratos estatales destinados a construir viviendas de bajo precio para el gobierno venezolano.

Dos semanas antes, el juez a cargo del caso, Robert N. Scola, desestimó siete cargos de lavado de dinero que pendían contra Saab.

La reducción de cargos fue parte del acuerdo de extradición con el gobierno de Cabo Verde, donde Saab estuvo detenido más de un año, para que, en caso de que sea hallado culpable, la sentencia no exceda la que habría tenido en ese país africano.

El acusado enfrenta una condena de unos 20 años si es hallado culpable del único cargo de conspiración para cometer lavado de dinero, una pena que puede ser reducida si llega a un acuerdo con la fiscalía, lo que suele incluir delación.

Tags

Lo Último


Te recomendamos