Mundo

Afganistán.- Los talibán aplauden el llamamiento de la ONU a quitar “normas y condiciones” que impiden entregar fondos

Guterres dice que “las heladoras temperaturas y los fondos congelados son una combinación letal para el pueblo de Afganistán”

Guterres dice que «las heladoras temperaturas y los fondos congelados son una combinación letal para el pueblo de Afganistán»

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Los talibán han aplaudido este viernes el llamamiento realizado por el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, en favor de la retirada de las «normas y condiciones» que impiden la entrega de ayuda al país, en referencia a las sanciones contra Kabul.

«Aplaudo el llamamiento del secretario general de la ONU, António Guterres, para la liberación de los fondos congelados a Afganistán y reiniciar el sistema bancario», ha dicho Suhail Shahin, portavoz de la oficina de los talibán en Doha.

Shahin, quien ha sido nominado por las autoridades talibán como enviado ante el organismo internacional –que no lo ha reconocido por ahora–, ha apuntado que Guterres «ha reflejado la realidad sobre el terreno» durante sus declaraciones.

«Aprecio el mensaje de Guterres, que llama la atención sobre la situación del pueblo afgano en este duro invierno», ha agregado a través de una serie de mensajes publicados en su cuenta oficial en la red social Twitter.

Guterres afirmó el jueves que «las operaciones humanitarias necesitan desesperadamente más dinero y más flexibilidad» y añadió que «las heladoras temperaturas y los fondos congelados son una combinación letal para el pueblo de Afganistán».

«Las normas y condiciones que evitan que el dinero sea usado para salvar vidas y la economía deben ser suspendidas en esta situación de emergencia», arguyó, antes de defender que «se debe permitir financiación internacional para pagar los salarios de los funcionarios y ayudar a las instituciones afganas a dar atención sanitaria, educación y otros servicios vitales».

«Este tipo de apoyo a las funciones esenciales del Estado dará a los afganos esperanza por el futuro y un motivo para estar en el país», afirmó Guterres, quien aplaudió la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU de «adoptar una excepción humanitaria al régimen de sanciones de Naciones Unidas para Afganistán».

En este sentido, explicó que «esto da a las instituciones financieras y los actores comerciales garantías legales para interactuar con los operadores humanitarios sin miedo a violar las sanciones» y adelantó que el organismo «está dando pasos para inyectar fondos en la economía a través de acuerdos autorizados y creativos».

IMPORTANCIA DEL BANCO CENTRAL

Sin embargo, lamentó que esto «es una gota en el cubo» de las necesidades actuales e incidió en que «reiniciar el sistema bancario es esencial para evitar el colapso económico y permitir las operaciones humanitarias», en aparente referencia a las sanciones de Estados Unidos y la congelación de fondos del Banco Central de Afganistán.

«El funcionamiento del Banco Central de Afganistán debe ser preservado y apoyado y debe identificarse un camino para una liberación condicional de las reservas de divisa extranjera», dijo. «Debemos hacer más para inyectar rápidamente liquidez en la economía y evitar un derrumbe que lleve a millones a la pobreza, el hambre y la miseria», arguyó.

En esta línea, recordó que el Banco Mundial administra un fondo de reconstrucción para Afganistán a través del cual el mes pasado entregó 280 millones de dólares (alrededor de 244 millones de euros) a las operaciones en el país del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

«Espero que los recursos pendientes, más de 1.200 millones de dólares (cerca de 1.047 millones de euros), estén disponibles para ayudar al pueblo afgano a sobrevivir al invierno», señaló, al tiempo que mostró la disposición de la ONU a trabajar con la comunidad internacional «para poner en marcha sistemas de rendición de cuentas que permitan que los fondos llegan a los afganos que más lo necesitan y garantizar que no son desviados».

Los talibán, que aún no han logrado el reconocimiento de la comunidad internacional ni de ningún país, han reclamado la liberación de fondos y coordinación a la hora de entregarlos, si bien hay suspicacias sobre la posibilidad de que el grupo los desvíe para otros fines.

«EVITAR UN COLAPSO»

Sin embargo, Guterres hizo hincapié en que «es absolutamente esencial evitar un colapso» en el país y en que «hay afganos al borde de la muerte». «Estoy hablando de muertes concretas sobre el terreo a causa del hambre, las enfermedades y la falta de ayuda», subrayó.

«Es absolutamente esencial evitar el colapso de la economía y para ello necesitamos inyectar liquidez en la economía», señaló. «Muchas organizaciones importantes de la sociedad civil han dicho que sin liquidez no podrán operar y eso significa que la población estará en una situación desesperada», añadió.

Por ello, incidió en que es necesario «crear mecanismos» para, «de forma independiente a los regimenes de sanciones», permitan «una inyección efectiva de fondos en la economía afgana y, al mismo tiempo, creen condiciones para que el sistema financiero en Afganistán sea capaz de operar en la divisa local».

Guterres indicó que Estados Unidos tiene por ello «un papel muy importante que jugar» porque «la mayoría del sistema financiero mundial opera en dólares y, obviamente, hay un volumen significativo de fondos que están congelados en Estados Unidos y otros países del mundo».

«La forma de aplicarlo de forma que no sean desviado y que verdaderamente beneficien los intereses del pueblo afgano es algo en lo que estamos trabajando duro para garantizar que se dan todas las garantías necesarias», remachó el secretario general de la ONU.

Tags

Lo Último

Te recomendamos