Economía

Ómicron y delta ‘meten el pie’ a recuperación del empleo

En 2022 habrá un déficit mundial de 52 millones empleos, el doble de lo calculado; debido a las nuevas oleadas de ómicron y delta, que han disparado los contagios de Covid-19

Las nuevas oleadas de contagios de Covid-19, provocadas por las variantes ómicron y delta, provocaron una nueva recaída en la generación de empleo, cuya recuperación llegará hasta 2024, informó la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Reportó que dichas variantes del coronavirus provocarán un déficit mundial, en horas trabajadas, equivalente a 52 millones de puesto de trabajo a tiempo completo, durante 2022.

Señaló que esta última cifra representa el doble de las mermas laborales que se habían estimado en mayo de 2021; cuando se proyectaba que los contagios de Covid-19 trajeran un déficit de 26 millones de plazas para este año.

A través del informe Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2022, la OIT indicó que, aunque esta última proyección supone una mejora con respecto a la situación de 2021, sigue siendo 2% inferior al número de horas trabajadas antes de la pandemia.

“La rebaja de las previsiones para 2022 refleja el efecto que las variantes recientes del virus de la Covid-19, como delta y ómicron, está teniendo en el mundo del trabajo; así como la significativa incertidumbre respecto del curso futuro de la pandemia”, destacó.

Desempleo no se detiene

El organismo internacional señaló que este año el desempleo mundial alcanzará 5.9% de las personas económicamente activas; cifra que se ubica 0.5 puntos por arriba de lo registrado en 2019.

Refirió que “las previsiones indican que el desempleo se mantendrá por encima de los niveles anteriores al coronavirus hasta 2023, como mínimo”; lo que implica dos años más con carencia de ingresos para millones de personas y sus familias.

La OIT indicó que para 2022 habrá una población de 207 millones de personas desocupadas en el planeta; 11.29% respecto a los 186 millones reportados en 2019, previo a la pandemia de Covid-19.

Subrayo que, a pesar de su gravedad, estas últimas cifras no reflejan el verdadero impacto del coronavirus sobre el mercado laboral; porque miles de personas que perdieron su trabajo, simplemente, ya no regresaron a la actividad económica.

“No puede haber una verdadera recuperación de esta pandemia sin una amplia recuperación del mercado de trabajo. Y, para ser sostenible, esta recuperación debe basarse en los principios del trabajo decente, con inclusión de salud y seguridad, igualdad, protección social y diálogo social”.

—  Guy Ryder, director general de la OIT

“El efecto general –de la pandemia- sobre el empleo es significativamente mayor al representado en estas cifras; pues muchas personas han abandonado la fuerza de trabajo. En 2022 la tasa mundial de participación en la fuerza de trabajo se mantendrá 1.2 puntos porcentual por debajo de la de 2019.

Impactos graves del Covid-19

El director general de la OIT, Guy Ryder, señaló que, a dos años de la pandemia, el mundo del trabajo enfrenta cuatro impactos graves, generados por el Covid-19 y sus variantes:

1. Ya existen daños potencialmente duraderos en el mercado de trabajo, que generan pobreza y desigualdad.

2. Los trabajadores se ven obligados a cambiar a un tipo diferente de empleo; en muchos casos sin la preparación y conocimientos necesarios.

3. La crisis sobre el empleo femenino tiene un “impacto desproporcionado”, que se mantendrá en los próximos años. La tasa de participación de las mujeres llegará a 43.8% en 2022, 1.4 puntos por debajo de 2019.

4. Deficiencias educativas y menos oportunidades laborales para los jóvenes; debido a cierre de centros educativos, falta de continuidad en su preparación y acceso limitado o nulo al aprendizaje en línea.

Sigue leyendo en Publimetro:

Tags

Lo Último

Te recomendamos