Mundo

Ex fiscal general y Ejército estadounidense podrían estar involucrados en el asalto al capitolio

El comité de investigación por el asalto al capitolio el 6 de enero de 2021 descubrió conversaciones con el ex fiscal general de Donald Trump, además de un documento para enviar al Ejército a las casillas de votación el día de las elecciones

El comité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que investiga lo ocurrido durante el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 ha confirmado conversaciones con el otro aliado del expresidente Donald Trump, el antiguo fiscal general William Barr.

Así lo ha dado a conocer el presidente de esta comisión, el representante demócrata Bennie Thompson, en una entrevista para la CBS, en la que no solo ha corroborado estos primeros acercamientos con Barr, sino también con otras «personas» del Departamento de Defensa.

«Nos preocupa que nuestro Ejército sea parte de esta gran mentira que promociona que las elecciones fueron un fraude», ha dicho Thompson, días después de que se publicara en la prensa estadounidense el borrador de una orden ejecutiva, a la que solo faltaba la firma de Trump, para enviar a la Guardia Nacional a requisar las máquinas de votación semanas después de las presidenciales de noviembre de 2020.

«Si está utilizando al Ejército para apoderarse de las máquinas de votación, incluso cuando se trata solo de una discusión, el público debe saberlo», ha dicho Thompson, quien, a pesar de no poder confirmar que el Pentágono maniobró para decomisar las máquinas de votación, la publicación de este borrador corrobora al menos que «se estaba proponiendo».

«Tenemos información de que en el Departamento de Justicia se presentó un plan para incautar las máquinas de votación en el país y se utilizaran los activos del Departamento de Defensa para que esto sucediera», ha contado.

Barr se había mostrado como uno de los más cercanos aliados del expresidente Trump hasta que en diciembre de 2020 presentó su renuncia como fiscal general ante su postura contraria a las teorías de la conspiración de que se produjo un fraude en las elecciones de noviembre en las que salió vencedor el presidente, Joe Biden.

Desde entonces, Trump no ha escondido su «decepción» con Barr, a quien ha acusado en varias ocasiones de «debilidad» por no haber hecho nada para evitar «el crimen del siglo, las fraudulentas elecciones presidenciales de 2020».

Precisamente Barr asumió el cargo como fiscal en febrero de 2019, después de que su antecesor, Jeff Sessions, presentara también su dimisión por desavenencias con Trump al respecto de las supuestas injerencia de Moscú en las elecciones de 2016.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos