Mundo

Gobierno británico anuncia vasto plan económico

LONDRES (AP) — El gobierno británico anunció el miércoles planes para dirigir facultades y recursos a regiones abandonadas del país, una vieja promesa a los votantes de clase trabajadora que ayudaron a elevar al cargo al primer ministro conservador Boris Johnson.

El anuncio se produce en momentos en que Johnson trata de dejar atrás acusaciones de violaciones de reglas de la pandemia que han enfurecido al público y desatado descontento dentro de su partido. Otros tres legisladores conservadores criticaron a su líder el miércoles, aumentando la creciente oposición dentro del partido que no muestra indicios de cesar.

El gobierno de Johnson fue electo en 2019 con promesas de “emparejar” uno de los países más regionalmente desiguales en Europa mejorando el transporte, la infraestructura y las oportunidades económicas en áreas del país afectadas por cierres de industrias y recortes de fondos públicos.

El gobierno detalló el miércoles planes para invertir en el transporte público, la educación, la conectividad digital e investigación y desarrollo en regiones pobres, mayormente en el centro y el norte de Inglaterra, para 2030. Dijo además que más regiones recibirán alcaldes electos con poderes sustanciales y sitios industriales abandonados serán sujetos a proyectos de regeneración.

“Nuestra economía ha sido como un avión propulsado por una sola turbina”, dijo Michael Gove, el ministro del gabinete a cargo del plan, en la Cámara de los Comunes. “Por cada éxito local, hay una historia de cicatrices y estancamiento en otras partes. Eso tiene que cambiar”.

El plan, que tiene más de 300 páginas, promete desde mejores servicios de autobuses y comidas escolares hasta “aceleradores de innovación” para crear versiones británicas del Silicon Valley.

Los oponentes del gobierno apuntaron que muchas de las medidas ya habían sido anunciadas y llegan sin nuevos fondos. La portavoz del Partido Laborista para comunidades, Lisa Nandy, dijo que el plan es “una lista de políticas recicladas”.

“¿En serio, esto es todo?”, preguntó.

Gran Bretaña ha tenido dese hace mucho tiempo profundas divisiones regionales, con el dinero y las riquezas concentrados en Londres y el sur de Inglaterra, mientras que la industria pesada dominaba el norte. El cierre de fábricas y minas a medida en que el Reino Unido pasó de ser una potencia industrial a una economía basada en los servicios en décadas recientes azotó severamente esas áreas. La brecha creció cuando los gobiernos conservadores recortaron los gastos públicos para combatir el déficit tras la crisis financiera global de 2008. Las áreas más pobres, más dependientes de los fondos estatales, sufrieron el mayor golpe.

Tags

Lo Último

Te recomendamos