Mundo

Rusia espera un ataque militar proveniente de Ucrania

Rusia espera un ataque militar ucraniano en un intento por retomar Crimea, mismo que fue tomado por Rusia en 2014

Las autoridades de Rusia han expresado este miércoles que no descartan una operación militar por parte de Ucrania en un futuro próximo para «arrebatarle» la península de Crimea, que Rusia tomó en 2014.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha señalado que «Ucrania considera posible atacar Rusia para, por ejemplo, invadir la región rusa de Crimea (…) dados los elementos nacionalistas, no solo entre las bases, sino también en la cúpula, en el Gobierno». «Esto no se puede descartar», ha dicho.

Según el portavoz, la estrategia de seguridad nacional de Ucrania está directamente relacionada con el uso de la fuerza para recuperar los territorios. Desde la anexión, Moscú ha retirado que los habitantes de Crimea decidieron anexionarse de forma «democrática» y en plena conformidad con el Derecho Internacional y la Carta de la ONU.

Así, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha afirmado que el tema de Crimea «está zanjado definitivamente», según ha informado la agencia de noticias Sputnik.

Este mismo miércoles, el Kremlin ha señalado que Rusia está «lista» para minimizar las secuelas de nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos. «Tenemos planes para cubrir los riesgos, para minimizar las consecuencias de tales acciones imprevisibles», ha aseverado.

Además, ha añadido que el Kremlin está preocupado por el «impredecible comportamiento de Washington en materia de sanciones» y ha resaltado que esta «impredecibilidad» persiste a nivel internacional.

«Pero, otra vez, hacemos un llamamiento a Estados Unidos para que abandone las acciones provocadoras y se niegue a azuzar las tensiones en el continente europeo», ha afirmado el portavoz. Desde principios de este año, Moscú negocia con Washington un acuerdo creíble y vinculante de garantías recíprocas de seguridad.

Rusia demanda la renuncia a la ampliación de la OTAN, al despliegue de armas ofensivas cerca de sus fronteras y la retirada de tropas y material bélico de Bulgaria y Rumanía. Estados Unidos tiene desplegados misiles en la localidad polaca de Redzikowo, a unos 180 kilómetros de la provincia rusa de Kaliningrado, así como en el poblado rumano de Deveselu, a unos 600 kilómetros de la península de Crimea.

Las autoridades de Rusia y Ucrania llevan las últimas semanas elevando su pulso político con acusaciones cruzadas sobre una ofensiva militar inminente, en un nuevo repunte de la tensión existente desde que en 2014 se inició la rebelión separatista en el Donbás.

Tags

Lo Último

Te recomendamos