Noticias

¿Tú tienes la marca? Esta es la vacuna que deja cicatriz en el brazo a millones de mexicanos

Desde 1951 en México comenzó la aplicación universal de esta vacuna que también previene una enfermedad infecciosa respiratoria

En México se han aplicado millones de vacunas en contra del Covid-19, sin que hayan habido demasiados casos de reacciones alérgicas graves y sin que dejen marca en la zona de la inyección, como sí ocurre con la de la tuberculosis y que millones de personas la tienen en uno de sus brazos la cicatriz distintiva.

Para prevenir esta enfermedad, en nuestro país se aplica la vacuna BCG (Bacilo de Calmette y Guérin), que esta hecha a base de bacterias vivas atenuadas derivadas de un cultivo de bacilos de Calmette y Guérin (Mycobacterium bovis).

De acuerdo con la Secretaría de Salud esta vacuna, que comenzó a aplicarse desde 1951 en nuestro país, es segura, por lo que los padres no deben dejar pasar su aplicación; en cuanto a las molestias, una de las más frecuentes es la aparición de un nódulo, es decir, un pequeño crecimiento en la lugar de aplicación y que dura de dos a cuatro semanas.

Después se forma una úlcera que no requiere ningún tipo de tratamiento, sólo mantenerla limpia y aparecerá una costra en la sexta a décima segunda semana después de la vacunación, que al final deja una cicatriz.

“Pueden inflamarse los ganglios de la axila del mismo lado donde se aplicó la vacuna, se sentirán unas bolitas. La recuperación es espontánea, los ganglios no requieren cirugía ni tratamiento con antibióticos, ya que se quitan solos”.

Sin embargo, hay algunos casos en los que no se puede aplicar la vacuna contra la tuberculosis, estos son:

  • Alergia a algún componente de la vacuna
  • Tener fiebre mayor de 38.5 °C
  • Si hay lesiones en la piel se deberá evaluar o posponer la vacuna
  • Enfermos de leucemia o de otro tipo de cáncer
  • Enfermos con tratamiento inmunosupresor, como corticoesteroides, quimioterapia, radiación
  • Pacientes con síntomas de SIDA
  • Personas con VIH sin síntomas pueden vacunarse
  • Cuando se tome medicamento contra la tuberculosis
  • Los bebés con peso menor de 2 kilogramos al nacer, una vez rebasado este peso se pueden vacunar

La vacuna contra la tuberculosis es de una sola dosis por vía intradérmica, de acuerdo con el Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría, debe aplicarse 0.05 mililitros en los menores de un año y 0.1 mililitros en los mayores de esta edad.

Finalmente, la razón por la que esta vacuna deja una cicatriz es que al aplicarse en la primera capa de la piel y con el brazo estirado a 45 grados y con la aguja entre 10 y 15 grados respecto a la piel, por eso la persona que la aplique recibe una capacitación para ello.

La cicatriz ocurre como una reacción del cuerpo a la vacuna, aunque también hay casos de personas en las que no deja huella, porque todos los organismos son distintos.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos