Economía

¿Vas a pedir un crédito? Estas son 5 formas inteligentes de usarlo

Un crédito puede convertirse en dolor de cabeza grave para 65% de los mexicanos; quienes no llevan un presupuesto y pierden fácilmente el control de su dinero, evidenciaron las cifras oficiales

Obtener y disponer un crédito puede convertirse en un dolor de cabeza grave para 65% de los adultos mexicanos, por no saber utilizarlo de forma inteligente, advirtió el grupo financiero Citibanamex.

Reportó que, de acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, apenas 35% de los adultos del país llevan un presupuesto; que les permite administrar y controlar sus gastos, incluidos los préstamos y las deudas.

Mientras que el resto –65%pierde el control de sus gastos y queda expuesto a problemas económicos ante cualquier gasto imprevisto o el pago de un crédito que no es aprovechado de forma correcta.

“Estos datos muestran la importancia de llevar un control sobre nuestro dinero y más aún cuando se trata de contratar un crédito. Y es que este último es un gran aliado para lograr tus metas, pero puede volverse un dolor de cabeza si se sale de control”, apuntó el grupo financiero.

¿Cómo aprovechar un crédito al máximo?

El director de Educación Financiera de Citibanamex, Juan Luis Ordaz, explicó que existen cinco formas inteligentes de aprovechar un crédito al máximo:

1. Tarjetas de crédito

De ser bien aprovechadas, puedes obtener financiamiento gratuito hasta por 50 días, si la utilizas uno o dos días después de tu fecha de corte; de esta forma obtienes 30 días libres de intereses mientras llega el siguiente corte, más 20 días para hacer tu pago; además de meses sin intereses, programas de puntos y obtener descuentos especiales.

El secreto está conocer tu fecha de corte y fecha límite de pago, además de considerar la aportación de, al menos, el doble del pago mínimo o, preferentemente, el total de tus compras para no generar intereses.

2. Crédito hipotecario, automotriz o personal

Cada uno de ellos ofrece condiciones específicas, pensadas ayudarte a construir un patrimonio, con el mayo beneficio, menor costo y condiciones que no pongan en peligro tu economía.

Para ello es muy importante que compares, analices y elijas el crédito ideal para ti y para la necesidad que deseas cubrir. Por ejemplo: no es recomendable financiar la compra de un automóvil con un crédito personal, porque la tasas de un financiamiento automotriz es mucho menor.

3. Créditos para contingencias

Otra forma de aprovechar un financiamiento es cuando lo utilizas para enfrentar una emergencia, mediante productos como el crédito de liquidez con garantía hipotecaria; el cual es un préstamo equivalente a entre 50% y 70% del valor de tu casa o departamento, que se otorga en efectivo, para que lo uses como mejor consideres.

Las tasas de interés anuales resultan atractivas y menores a otros tipos de crédito, haciendo de esta opción una buena alternativa en algunos casos, en especial si necesitas financiamiento a largo plazo de un monto considerablemente alto.

4. Conoce tu capacidad de endeudamiento

Saber tu capacidad de endeudamiento es clave para aprovechar un crédito, porque permite saber cuántos compromisos crediticios puedes asumir. Para ello sólo debes sumar tus ingreso y restar todos los gastos fijos del mes: alimentos, renta, servicios básicos –agua, luz, gas, transporte, telefonía e Internet–, además de las deudas preexistentes.

El remanente de dicha operación es tu capacidad de pago. Se recomienda que la mensualidad de tus créditos no supere entre 30 y 35% del ingreso total al mes.

5. Deudas buenas vs deudas malas

Sea cual sea del crédito que dispongas recuerda que hay deudas buenas y deudas malas; las primeras te ayudan a generar más dinero o a incrementar tu patrimonio. Un crédito hipotecario y/o uno para negocio son los ejemplos por excelencia.

Mientras que las deudas malas te llevan a gastos innecesarios o que definitivamente no son sostenibles en el tiempo; como las compras por impulso a meses sin intereses. Esto no significa que no te compres esa pantalla de 50 pulgadas que tanto deseas y a 24 meses sin intereses, solo asegúrate de no desequilibrar tus finanzas.

Tips generales

Una vez que sabes las claves más importantes de crédito, debes mantener en orden tus finanzas y el pago del financiamiento obtenido:

  • Lleva un control de tus ingresos y sobre todo tus gastos; de preferencia anótalos con lápiz y papel, una computadora o incluso en tu celular.
  • Evalúa los créditos con los que vas a comprometerte y asegúrate que sean los ideales para ti. Calcula tu capacidad de endeudamiento, compara plazos, costos y beneficios adicionales que te ofrecen; consulta los comparativos oficiales que ofrece la Condusef.
  • Programa los pagos de tus créditos de manera puntual, recuerda que no es una extensión de tu ingreso, sino una obligación por la cual debes responder; de no hacerlo, incurrirás en registros negativos en el Buró de Crédito. Ten presente tu fecha de pago y evita retraso para no generar intereses moratorios.
  • Aumenta tus pagos. Una buena opción es aprovechar tus ingresos extras por concepto de utilidades, prima vacacional, fondo de ahorro o aguinaldo, para liquidar deudas o destinar lo más posible a su pago.
  • Asegúrate que los créditos que solicites sean de instituciones financieras formales. Si tienes duda, puedes consultar el buró de entidades financieras de Condusef, esta herramienta te permite saber si la institución está regulada por las autoridades.

Sigue Leyendo en Publimetro:

Tags

Lo Último

Te recomendamos