Mundo

Pandemia de Covid-19 provoca silenciosa crisis global en derechos humanos

Un reciente estudio da cuenta que algunos gobiernos usaron la pandemia de Covid-19 como pretexto para limitar derechos y libertades

Manifestantes cantan consignas durante una manifestación para condenar las quemas de Coranes planeadas por un grupo de derecha en Suecia, frente a la embajada sueca en Teherán, Irán, el lunes 18 de abril de 2022. Suecia ha sido testigo de disturbios, refriegas y violencia desde el jueves, provocados por las reuniones del político danés de extrema derecha Rasmus Paludan y las quemas de Coranes planeadas en todo el país. (AP Photo/Vahid Salemi)

Ante el declive de los casos de Covid-19 a nivel mundial, y el levantamiento de restricciones en varios países, especialistas comienzan a analizar las consecuencias que la etapa más severa de la pandemia dejó en el mundo. Una de las más silenciosas es la grave crisis en derechos humanos de la actualidad.

Tanto activistas de derechos humanos como líderes internacionales advirtieron -por primera vez- en abril de 2020 que los países podrían utilizar la pandemia de Covid-19 como excusa para reprimir los derechos humanos.

Los derechos humanos se refieren a una amplia gama de derechos políticos y sociales reconocidos por el derecho internacional. Incluye todo, desde el derecho de las personas a trabajar y recibir una educación hasta el derecho de las personas a expresar libremente sus opiniones y participar en la política”, explica Stephen Bagwell, profesor adjunto de Ciencias Políticas de la Universidad de Missouri-St, en Estados Unidos, quien investigó al respecto.

Las violaciones de los derechos humanos se produjeron en última instancia en 2020. Cada uno de los 39 países que analizamos -entre ellos Arabia Saudí, Nepal, México, Reino Unido y Estados Unidos- experimentó una disminución general de los derechos humanos en ese año”, comenta Bagwell en un artículo publicado en el sitio The Conversation.

Aún con los indicadores a la baja, existe evidencia que varios países siguen utilizando la pandemia como motivo para restringir los derechos humanos, amordazando la disidencia, y limitando el derecho de las personas a reunirse o manifestarse con otras.

Por ejemplo, hubo países donde las declaraciones de emergencia otorgaron a la policía un importante poder para reprimir las protestas políticas.

Ejemplo de ello es Camboya, país que aprobó una ley en abril de 2021 en respuesta al Covid-19, que otorga al gobierno autoridad para impedir cualquier reunión o protesta. “Los infractores pueden ser condenados a hasta 20 años de prisión. Cientos de personas fueron detenidas por violar esta ley en 2021″, documentó Bagwell en su investigación.

“La pandemia ha provocado una mayor concienciación sobre las desigualdades estructurales basadas en la riqueza, la etnia, el género y la raza, lo que da algunos motivos de esperanza. Sin embargo, también sigue desviando la atención pública de algunas violaciones de los derechos humanos que se producen en las guerras en curso, como en Yemen y Etiopía”

—  Stephen Bagwell, Universidad de Missouri-St

Otro ejemplo es Tailandia. “En marzo de 2022 volvió a prorrogar hasta mayo el estado de excepción, establecido originalmente en abril de 2020, lo que otorgó a las autoridades un amplio poder para establecer toques de queda públicos y restringir las reuniones. Las autoridades tailandesas acusaron a al menos 900 manifestantes antigubernamentales en virtud de este decreto de emergencia entre mayo de 2020 y el 31 de agosto de 2021″, añade el especialista.

Algunos cambios positivos durante la pandemia, como abordar más seriamente el problema de las personas sin hogar, se vieron “anegados” por los muchos más impactos negativos de las respuestas gubernamentales al Covid-19, explica Bagwell citando a la Iniciativa de Medición de los Derechos Humanos, un grupo de investigación con sede en Nueva Zelanda.

Estados Unidos y Hong Kong son dos ejemplos de lugares en los que la pandemia también provocó un descenso en el respeto a los derechos humanos.

“En Estados Unidos, en 2020, las restricciones a la salud pública, como los límites a las reuniones públicas, también dieron lugar a abusos de los derechos humanos y al uso excesivo de la fuerza por parte de la policía”, explica Bagwell. “El motivo por el que la gente protestaba parece haber influido en el hecho de que la policía atacara y detuviera a los manifestantes, según los encuestados. Las personas que protestaban por cuestiones de justicia social, como la justicia racial y la violencia armada, eran especialmente propensas a ser detenidas”, añadió.

Por otro lado, China aprobó en junio de 2020 nuevas leyes de seguridad en Hong Kong, que le permitieron “reprimir el discurso de la oposición y detener a periodistas y activistas prodemocráticos”, comenta Bagwell.

“Las protestas a favor de la democracia en Hong Kong -región administrativa especial de China- se intensificaron en 2020. En 2021, el movimiento por la democracia en Hong Kong se rompió con la detención de más de 100 líderes prodemocráticos”, añade.

Nuestro análisis indica que los países que contaban con más protecciones de derechos humanos antes de la pandemia experimentaron, de media, una menor disminución de las violaciones de derechos en 2020 que los países que no contaban con tantas protecciones. Creemos que la adopción de políticas y prácticas que protejan los derechos humanos en tiempos de calma parece ayudar a los países a capear el temporal durante crisis como una pandemia sanitaria mundial”, concluye el especialista.

3 PREGUNTAS CON

Stephen Bagwell, profesor adjunto de Ciencias Políticas, Universidad de Missouri-St, Estados Unidos.

¿Cuáles fueron los principales retrocesos en materia de derechos humanos causados por la pandemia de Covid-19?

Los derechos civiles y políticos, como el derecho de asociación y la participación política, se vieron notablemente afectados por el retraso de las elecciones y la detención de manifestantes pacíficos. Los derechos económicos y sociales, como el derecho a una vivienda asequible, a la asistencia sanitaria y a la educación, también se vieron afectados por el cierre de escuelas y la enseñanza a distancia.

¿Qué regiones del mundo se vieron más afectadas?

Nuestro estudio analizó 39 países de nivel alto, medio y bajo en todas las regiones geográficas. En todos ellos se produjeron importantes violaciones de los derechos humanos.

¿Fue un retroceso irreparable o podrán recuperarse estos países/regiones? ¿Cuál sería el camino hacia la recuperación?

Una de las cosas que sugiere nuestro análisis es que los países que tenían una mejor protección de los derechos humanos antes de la pandemia sufrieron un retroceso menor. Esto es un motivo de optimismo. A medida que se levanten las restricciones y volvamos a una nueva normalidad, cuantos más defensores sean capaces de presionar para que se dé prioridad a los derechos humanos, menor será el retroceso que veremos si volvemos a enfrentarnos a una situación global similar.

Todos los países tienen la obligación legal de respetar los derechos humanos, por lo que la recuperación es posible y esencial.


MÁS INFORMACIÓN

Informe sobre la Pandemia y Derechos Humanos publicado por la Iniciativa para la Medición de los Derechos Humanos.

https://humanrightsmeasurement.org/human-rights-during-the-pandemic/

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos