Noticias

19 alumnos y dos maestras: esto es lo que sabemos de las víctimas del tiroteo en escuela de Texas

El tiroteo en la escuela primaria Robb, en Uvalde, Texas dejó 19 menores y dos adultos fallecidos. El agresor, Salvador Ramos, fue abatido

Los nombres de las primeras víctimas del tirador de la escuela Primaria Robb, en Uvalde, Texas, comienzan a surgir. Varios de los niños reportados como desaparecidos el martes lamentablemente están entre las víctimas fatales.

También te puede interesar: Revelan cambio en el comportamiento de autor del tiroteo en escuela de Texas

El tiroteo dejó 19 menores y dos adultos fallecidos. El agresor, Salvador Ramos, fue abatido. Las autoridades pidieron a los padres con hijos desaparecidos hacerse pruebas de ADN, dado que el estado en que quedaron los menores hacía, en muchos casos, imposible que fueran identificados.

Eva Mireles

La maestra de 44 años, de cuarto grado, fue una de las primeras víctimas fatales de las que se supo.

Comenzó su carrera educativa cuando tenía solo 17 años. Era, además, madre de una joven llamada Adalynn y estaba casada con Ruben Ruiz, un oficial del departamento de policía local (Texas Rangers). Fan del deporte, practicaba atletismo, senderismo y ciclismo.

Irma García

La segunda maestra fallecida en el ataque, de acuerdo con su hijo, Christian García. Llevaba 23 años dando clases en la escuela. Tenía cuatro hijos. De acuerdo con Christian, García, maestra de cuarto grado, murió protegiendo a un estudiante.

Joey, sobrino de Irma, tuiteó: “Mi tía no lo logró, se sacrificó para proteger a los niños de su salón; les ruego que tengan a mi familia, y la de ella, en sus oraciones. Su nombre es Irma García y murió siendo una heroína. Era amada por muchos y la extrañaremos”.

En GoFundMe se inició una campaña para recabar fondos para los gastos del funeral. En las primeras horas ya llevaba 6 mil dólares.

Uziyah García

Uziyah tenía ocho años. Tras el tiroteo, su tía, Nikki Cross, publicó en Facebook que su sobrino estaba desaparecido, y expresaba su esperanza de que hubiera podido huir. Sin embargo, no fue así.

Su abuelo, Manny Renfro, describió a Uziyah, quien estudiaba el cuarto grado, como el “niño más dulce que haya conocido. Y no lo digo sólo porque era mi nieto”. Contó que en las vacaciones de primavera, Uzi, como lo llamaban, lo visitó en San Angelo. “Jugábamos americano junto y le estaba enseñando algunos pases. Era muy rápido y muy bueno”.

Xavier Javier Lópéz

De 10 años, fue quizá la primera víctima identificada. “Era un niño amoroso, de 10 años, que disfrutaba la vida. No sabía la tragedia que le ocurriría”, dijo a la agencia Associated Press Lisa Garzía, prima del menor. “Le encantaba bailar con sus hermanos, con su mamá”, contó.

Horas antes de la masacre, la madre de Xavier estaba con él en una ceremonia de premiación, dado que el ciclo escolar estaba por terminar, este jueves.

Jayce Carmelo Luevanos y Jailah Nicole Silguero

La mamá de Luevanos confirmó la trágica pérdida tanto de su hija como de su sobrino Jailah Nicole en una publicación de la pareja.

“Vuelan alto mis ángeles. Los vamos a extrañar mucho”, escribió Verónica Luevanos, cuyo padre había muerto apenas una semana antes. Agregó tres emojis de caras llorando.

“Estoy tan desconsolada”, escribió junto a una foto de su hija. “Mi bebé, te amo tanto… vuela alto, niña”.

Puedes revisar: Llena tu hogar de ahorros en el Hot Sale de Bodega Aurrera
Rojelio Torres

De 10 años, fue reportado desaparecido por su padre, Federico Torres.

En declaraciones a Khou, Torres dijo que estaba en el trabajo cuando se enteró del tiroteo y salió corriendo a la escuela.

“Nos enviaron al hospital, al centro cívico y aquí [la escuela] y nada, ni siquiera en San Antonio”, lamentó. “No nos dicen nada. Sólo que traigamos una foto, que esperemos, que confiemos en que todo saldrá bien”.

Un familiar informó la noche del martes que el pequeño había muerto. “Me rompe el corazón decir que mi Rojelio está ahora con los ángeles. Siempre te extrañaré y te amaré, mi ángel”.

Nevaeh Bravo

La noche del martes, la familia de Nevaeh recibió la confirmación de que la niña estaba entre las víctimas fatales. En Facebook, una persona que se identificó como su prima posteó: “Nuestra Nevaeh ha sido encontrada. Está volando con los ángeles en el cielo. Te amamos mucho, princesa”.

Makenna Lee Elrod

De 10 años, su padre la buscó por todas partes en cuanto se enteró del tiroteo. “No encuentro a mi hija”, lamentaba Brandon Elrod, en declaraciones a la televisora KTRK. Un amigo de la familia fue quien les avisó que la pequeña estaba muerta.

Pilar Newberry, cuya hija, Chloe iba a la escuela con Makenna, dijo que nunca olvidaría lo emocionada que estaba su hija Chloe de “tener una nueva amiga de una escuela diferente. Hace unas semanas [Makenna] le dio un brazalete de la amistad y lo usa todos los días. Mi hija estará devastada”.

Amerie Joe Garza

De 10 años, Amerie estaba feliz porque había quedado en el cuadro de honor y por la mañana se realizó la ceremonia de premiación. En la última foto que la muestra con vida, se le ve sonriente, con su diploma. Menos de dos horas después, Ramos el apuntaba con su rifle.

Berlinda Irene Arreola, abuela de la niña, dijo a The Daily Beasty que según los testimonios, Ramos le dijo a Amerie y a los otros niños: “Se van a morir”. A pesar del miedo, Amerie comenzó a llamar al 911, pero antes de que concretara la llamada, Ramos, de 18 años, la mató.

Amerie estaba sentada junto a su mejor amiga, que quedó “cubierta con su sangre”, dijo la abuelita, devastada.

Eliahana Cruz Torres

De 10 años, estaba en el salón de clases donde se atrincheró Ramos. Su abuelo, Adolfo Cruz, de 69 años, confirmó a la cadena ABC News la muerte de la menor.

Cruz, quien se dedica a reparar aires acondicionados, señaló que su nieta no quería ir a la escuela, pero su familia insistió.

Durante horas, el abuelo esperó afuera de la escuela, esperando noticias. El resto de la familia estaba repartida entre el hospital y el Centro Cívico. “Espero que esté viva”, decía esperanzado. Por la noche, se les informó que Eliahana no había sobrevivido.

Annabelle Guadalupe Rodríguez

“Estoy desesperado. No sé para dónde dar”. Durante horas, Jesse Rodríguez se dedicó a buscar a su hija Anabelle, de 10 años, desaparecida tras el tiroteo.

“Mi corazón está para reventar”, decía, mientras mostraba una foto de la pequeña.

Horas después, la familia confirmó a la televisora Khow que Annabelle había sido asesinada. Se encontraba en el mismo salón que un sobrino, quien también falleció, pero no ha sido identificado.

Ellie Lugo

Tras permanecer desaparecida por horas, los padres de Ellie, de 10 años, recibieron la confirmación de que la niña había muerto.

“Es difícil decir algo en estos momentos. Mi mente va a kilómetros por hora, pero queremos enviar nuestros pensamientos y oraciones a aquellos que tampoco llegaron a casa esta noche. Nuestra Ellie era una muñequita y era la niña más feliz del mundo”, posteó Steven García en Facebook. “Mamá y papá te aman. Nunca olvides eso”.

Alithia Ramírez

El padre de la alumna de cuarto grado, Ryan Ramírez, confirmó la muerte de su hija la madrugada del miércoles con una página de Facebook que la muestra con alas de ángel.

Había usado desgarradoramente la misma foto el día anterior mientras suplicaba desesperadamente ayuda para encontrarla después de la masacre.

“Tratando de encontrar a mi hija Alithia. Llamé a todos los hospitales y nada” , escribió sobre su búsqueda.

También habló con los medios de comunicación durante su búsqueda frenética y le dijo a KSAT:

“Estoy tratando de averiguar dónde está mi bebé”.

Miranda Mathis

La muerte de la joven también fue confirmada la madrugada del miércoles en una publicación de Facebook de un primo mayor, quien ese día antes había publicado un pedido desesperado de ayuda para encontrarla.

“Mi dulce prima te queríamos mucho”, escribió Deanna Miller junto a la foto de su prima ahora con alas de ángel.

“Siento mucho que te haya pasado esto, bebé, por favor mantén a mi familia en tus oraciones”, escribió.

Los propios hijos de Miller también estaban en la Escuela Primaria Robb en el momento del tiroteo.

Uno de sus hijos le dijo que evacuaron por una ventana y corrieron a la seguridad de una funeraria cercana después de que “escuchó al tirador decir que iba a matar a todos los niños”.

Alejandría “Lexi” Aniyah Rubio

Alexandria fue asesinada solo unas horas después de posar felizmente para una foto con sus padres después de una ceremonia del cuadro de honor.

Kimberly Mata-Rubio, quien se cree que es la madre de la niña, escribió en Facebook : “Mi hermosa, inteligente, Alexandria Aniyah Rubio fue reconocida hoy en el cuadro de honor All-A. También recibió el premio al buen ciudadano. Le dijimos que la amábamos y que la recogeríamos después de la escuela. No teníamos idea de que esto era un adiós”.

Maite Yuleana

Maite estaba en cuarto grado y fue celebrada como estudiante del cuadro de honor horas antes de la masacre.

Una prima de la madre de la niña, Ana Rodríguez, escribió en la descripción de una recaudación de fondos en línea: “Estamos profundamente tristes por la pérdida [sic] de esta dulce niña inteligente…. Dios la bendiga y que ella QEPD Maite Rodríguez te amamos”.

Tess Marie Mata

Tess era una estudiante de cuarto grado en la Escuela Primaria Robb. Los miembros de su familia, incluida su hermana mayor, acudieron a Facebook para llorar su prematura muerte.

“Mi dulce hermanita, nunca hubiera pensado que estaría escribiendo algo como esto. Sinceramente, no tengo palabras, solo tristeza, confusión e ira”, escribió Faith Mata. “Estoy triste porque nunca volveremos a juntarnos con mamá y papá y decirnos lo mucho que significamos el uno para el otro. Estoy confundido porque ¿cómo puede pasarle algo así a mi dulce, cariñosa y hermosa hermana? , y estoy enojado porque un cobarde te alejó de nosotros.”

“Mariquita, te extraño mucho, solo quiero abrazarte y decirte lo linda que eres, quiero llevarte afuera y practicar softball, quiero ir a unas últimas vacaciones familiares, quiero escuchar tu risa contagiosa, y quiero que me escuches decirte cuánto te amo.”

José Flores

El padre de José Flores describió al niño de cuarto grado a CNN como un niño increíble y hermano mayor de sus dos hermanos menores.

“Siempre estaba lleno de energía”, dijo José Flores Sr. al medio de comunicación. “Listo para jugar hasta la noche”. A José le encantaba jugar béisbol y videojuegos.

También puedes leer: “La mató por tratar de llamar al 911″, conmociona historia de niña de 10 años en masacre de Texas
LO MÁS VISTO DE PUBLIMETRO TV
Tags

Lo Último

Te recomendamos