Ciudad

Accidentes viales ‘empujan’ extinción de seis mil microbuses en CDMX

El gobierno de la CDMX fijó la meta de extinguir -en lo que resta de la administración- a alrededor de seis mil microbuses grises.

Choque de microbús en Calzada de los Misterios. Foto: Cuartoscuro

En el mes en curso al menos cinco rutas de microbuses se han extinguido de la Ciudad de México (CDMX), todas ellas por medio de la transformación del modelo hombre-camión a empresa. Aunque para algunas el cambio fue porque así estaba previsto, en otros casos han acelerado la transición los accidentes viales en los que se han visto envueltos conductores de estas unidades.

Esto último, es el caso de las rutas 81 y 57. En la primera, que iba de Milpa Alta a Tasqueña, quedó suspendida definitivamente después de un accidente de un microbús en Xochimilco que dejó un saldo de siete heridos.

La Secretaría de Movilidad (Semovi) informó que los 130 concesionarios pasarían al corredor que cruza Tasqueña, Xochimilco y Milpa Alta, además de que los microbuses serían sustituidos por vehículos nuevos.

Sobre la ruta 57, en Álvaro Obregón, la extinción se dio luego de que un conductor atropelló a una mujer de la tercera edad en las inmediaciones de la estación Barranca del Muerto de la Línea 7 del Metro, lo cual causó amputación de una de sus piernas. Según un informe de la Semovi, esta ruta es la que más quejas y denuncias tenía por exceso de velocidad; agresiones físicas y verbales, en donde se involucraba a conductores; y faltas al Reglamento de Tránsito.

Los concesionarios -84- de este grupo se sumaron al proyecto de movilidad que cubrirá el trayecto de Las Águilas al Metro Mixcoac.

Las otras rutas que también han quedado extintas en el último mes son la 36 -que ahora compartirá corredor con la 81 en Xochimilco-; así como las 58 y 88, que darán un nuevo servicio zonal en Aragón, alcaldía Gustavo A. Madero.

Extinción de seis mil microbuses

El gobierno de la Ciudad de México fijó la meta de extinguir -en lo que resta de la administración- a alrededor de seis mil microbuses grises, que tienen 30 o más años de antigüedad y por ende son los de mayor contaminación al circular todavía por esta entidad.

Hasta 2021, la Semovi reportó que se habían chatarrizado mil 214 microbuses, mismos que fueron sustituidos por unidades nuevas. El objetivo para 2022 es extinguir otros mil 418 y en 2024 concluir con los restantes, es decir, cuatro mil 786.

Con la chatarrización y sustitución de microbuses grises, las autoridades pretenden avanzar en materia de movilidad y reducción de contaminantes.

En declaraciones pasada, el titular de la Semovi, Andrés Lajous, ha señalado que la transformación de hombre-camión a empresas beneficia a conductores de microbuses pues implica salarios y derechos laborales, además de que con ello se logra que no compitan por el pasaje y se instalen paradas fijas con frecuencias preestablecidas y horarios de servicio.

Programa de chatarrización

El gobierno de la ciudad aporta un bono que va de los 350 mil a 450 mil pesos por cada microbús destruido para la adquisición de un autobús nuevo que tiene un costo de un millón y medio de pesos.

En la capital del país aún circulan alrededor de 17 mil microbuses, algunos de ellos concentrados en la Fuerza Amplia de Transportistas, quien durante el último año ha cobrado relevancia por los bloqueos en diversos puntos de la capital exigiendo un alza tarifaria, algo que consiguieron en junio pasado con el incremento autorizado de un peso.

CHATARRIZACIÓN DE MICROBUSES

  • 2021: 1,214
  • 2022 (objetivo): 1,418
  • 2024 (objetivo): 4,786

DOS PREGUNTAS A…

Nicolás Vásquez, vocero de la FAT

¿Qué opinan de la transición de hombre-camión a empresa?

  • Hay diversas opiniones, algunos compañeros están de acuerdo porque no pueden hacer otra cosa, no tienen recursos para sustituir sus unidades, están descapitalizados y no queda otra opción más que aceptar el bono del gobierno. La mayoría no está en contra del proyecto, pero el problema es el manejo discrecional de recursos, no hay transparencia en lo que uno gana por usuario transportado. Además, falta información por parte de las autoridades, se requiere de mesas de trabajo para informar al respecto y resolver todas esas dudas que hay entre compañeros y que no haya esa resistencia al cambio.

¿Detrás de esta extinción estará la negación a la tarifa técnica que piden?

  • No creo que la intención sea extinguir a todo el gremio, el gobierno no podría sostener a todos los concesionarios porque todavía hay alrededor de 17 mil. La salida no es esta transformación sino como nosotros decimos, una tarifa técnica, que año con año se actualice o lo que estamos pidiendo, una partida presupuestal desde el Congreso local.

LO MÁS LEÍDO EN CDMX:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos