Mundo

El temporal causa inundaciones en Pontevedra, apagones y caídas de árboles, pero no desborda ríos en prealerta

La inundación de dos transformadores causa apagones en Ferrol y Pontevedra, la ciudad más afectada por otra noche de fuertes lluvias

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 (EUROPA PRESS)

Otra noche borrascosa en Galicia ha dejado incidencias por bolsas de agua en la ciudad de Pontevedra, apagones y numerosas intervenciones de los servicios de emergencia en Vigo por caídas de árboles, si bien las copiosas precipitaciones de la madrugada no han desbordado los tres ríos en prealerta --Deva, Tambre y Verdugo--.

La crecida de estos ríos motivó que el pasado viernes la activación por parte de la Dirección Xeral de Emerxencias e Interior de la Xunta del Plan Especial ante el riesgo de inundación en Galicia (Inungal) en Val do Dubra (A Coruña), Ponte Caldelas (Pontevedra); y en Arbo (Pontevedra).

A pesar de las lluvias registradas durante la madrugada, que alcanzaron en algunos puntos de las provincias de A Coruña y Pontevedra más de 40 litros por metro cuadrado, la situación en estos ríos está controlada y no se han producido desbordes más allá de en zonas puntuales de su curso que, en todo caso, no han generado incidencias de calado.

Así lo han confirmado fuentes de los tres municipios afectados por la declaración de la prealerta por inundación que, consultadas por Europa Press en la mañana de este sábado, han apuntado que, por el momento, el cauce del Tambre, el Deva y el Verduga en sus municipios se mantiene en parámetros normales.

INCIDENCIAS EN VIGO Y PONTEVEDRA

Con todo, las intensas precipitaciones registradas una madrugada más en Galicia han causado decenas de incidencias por bolsas de agua durante las últimas horas.

Uno de los puntos más afectados ha sido la ciudad de Pontevedra, donde el agua ha causado inundaciones en bajos y aparcamientos de la ciudad y ha colapsado las carreteras de algunas calles.

De hecho, la inundación de un transformador eléctrico ha dejado sin luz a más de 1.000 personas en la zona de Campolongo, según han confirmado a Europa Press fuentes de Natury, cuyos técnicos trabajan todavía durante el mediodía para tratar de restablecer el servicio.

En Ferrol también hubo problemas con el suministro eléctrico en el barrio de A Magdalena, que amaneció en la mañana de este sábado a oscuras. Según Naturgy, el problema, ocasiado al igual que en Pontevedra por el agua acumulada en un transformador, ya ha sido solventado.

CAÍDAS DE ÁRBOLES EN VIGO

En Vigo, los servicios de emergencia atendieron entre la mañana del viernes y la de este sábado unas 100 llamadas de vecinos que alertaban de problemas asociados a las inclemencias meteorológicas, la mayoría de ellas por desplazamientos de vallas y contenedores por culpa del viento.

Además, según ha trasladado la Policía Local, la caída de un poste de madera en el Camiño Paraixal de Arriba en la tarde del viernes causó daños en varios vehículos que se encontraban estacionados. También causó desperfectos en un vehículo el desprendimiento de una pieza de una chimenea en la avenida Castelao.

El viento provocó otras incidencias por caídas de ramas de árboles en las calles San Honorato, Padre Seixas, Travesía de Guixar, Alcalde Gregorio Espino, Clara Campoamor, Teixugueiras o Camiño da Barxa, entro otros puntos de la ciudad olívica.

RAYO EN GONDOMAR

Además, según ha trasladado el CIAE 112 Galicia, la caída de un rayo ha provocado un incendio en una vivienda de Gondomar (Pontevedra) sin que se produjesen heridos.

El incidente tuvo lugar a las 10,00 horas y el rayo inutilizó la instalación eléctrica de la casa, cuyos ocupantes resultaron ilesos, aunque los servicios de emergencia desplazados al lugar les recomendaron que acudieran a un centro médico para ser atendidos por precaución.

FUERTES VIENTOS

Durante las últimas horas, el intenso viento registrado en varios puntos de la comunidad ha dejado valores máximos de más de 100 kilómetros por hora en distintos puntos de la geografía gallega.

Según recogen los medidores de Meteogalicia, el alto de O Xistral, en Muras (Lugo), fue el lugar donde se alcanzó la racha de viento más fuerte de la jornada con 137 km/h. En Viveiro se rozaron los 130 km/h, mientras que A Pontenova, Carballeda de Valdeorras o Vimianzo llegaron a los 120 km/h.

DV Player placeholder
Tags

Lo Último

Te recomendamos