Mundo

La UE se encalla en la adopción de nuevas sanciones contra Rusia por el transporte marítimo de fertilizantes

Los Estados miembro de la Unión Europea no han logrado desbloquear este jueves la adopción de la novena tanda de sanciones contra Rusia en represalia a la agresión en Ucrania, tras una cuarta reunión de embajadores europeos que no ha despejado las reticencias de Polonia y Lituania a las excepciones que plantean otros socios europeos para transporte de fertilizantes rusos, han informado fuentes diplomáticas a Europa Press.

BRUSELAS, 15 (EUROPA PRESS)

La idea de los países de la UE era aprobar el paquete de restricciones antes de la cumbre de líderes de los Veintisiete de este jueves en Bruselas, si bien distintas fuentes señalan que la reunión a nivel de embajadores no ha despejado las dudas de polacos y lituanos que consideran que la cuestión de la seguridad alimentaria no puede servir para "relajar" las medidas contra Moscú.

Por su lado, seis Estados miembro con intereses portuarios, entre ellos España, han circulado varias versiones de un documento para definir las excepciones y garantizar que se limitan exclusivamente al transporte marítimo de alimentos y fertilizantes a países en vías de desarrollo. Todas los documentos han sido vetados por Varsovia y Vilna, han señalado fuentes diplomáticas, que hablan de un "debate filosófico" e insisten en que permitir la actividad de oligarcas en un sector de primera necesidad no equivale a "sacarles de las sanciones".

A su llegada a la cumbre, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, ha acusado a "varios países" de retirar sanciones contra oligarcas rusos, incluyendo "aliados cercanos" al presidente ruso, Vladimir Putin. "Los lobistas rusos suelen estar activos en Bruselas y su objetivo es claro: encontrar soluciones alternativas a las sanciones, hacerlas menos estrictas y más fáciles", ha señalado a su entrada en la cumbre con sus homólogos europeos, recalcando que Polonia quiere fortalecer las medidas. Fuentes diplomáticas también señalan que hay preocupación por la extensión de algunas sanciones sectoriales que expiran en enero y cuya renovación depende de una decisión a 27.

En la misma línea, el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, ha pedido mantener las sanciones lo más duras posible. "Tenemos dudas sobre los intentos de relajar las sanciones por la seguridad alimentaria. Esto no se puede usar de excusa para rebajar las sanciones a oligarcas rusos. Cada día hay gente que muere bajo las bombas rusas", ha resaltado.

Esto se suma a la necesidad de confirmar la ayuda macrofinanciera de 18.000 millones de euros a Ucrania para 2023, tras superar el veto de Hungría, una posición que ha sido criticada por Nauseda. "Veo que a veces entramos en el chantaje. Por supuesto que Rusia nos chantajea pero no es bueno si empezamos a chantajearnos entre nosotros", ha criticado el líder lituano.

Más optimista se ha mostrado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, a su llegada a la cumbre insistiendo en que espera que la tanda de sanciones se pueda adoptar pronto y que lo líderes confirmen los 18.000 millones de ayuda macrofinanciera a Ucrania para 2023. "Tengo confianza, creo que es posible llegar a un acuerdo", ha indicado.

El contraste lo ha puesto el Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, quien ha reconocido que la tanda no se desbloqueará en la cumbre de líderes y que se necesitará más trabajo a nivel de embajadores europeos para sacar adelante esta iniciativa.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos