Mundo

Biden ofrece función de película sobre Emmett Till

WASHINGTON (AP) — El presidente Joe Biden ofreció el jueves en la Casa Blanca una función de la película “Till” ("Till: Justicia para mi hijo"), un crudo drama sobre el linchamiento del adolescente de raza negra Emmett Till en 1955, quien fue brutalmente asesinado después de que una mujer blanca dijo que el chico de 14 años había tenido avances inapropiados con ella.

“La historia importa”, dijo Biden en breves declaraciones antes de que se apagaran las luces en la Sala Este, donde había entre los invitados miembros de la familia de Till. El presidente señaló que a pesar de que algunos quieren olvidar la historia del país, “sólo con la verdad viene la sanación y la justicia”.

Biden dijo que ha aprendido que “el odio nunca se va” y que lo único que lo detiene es que todo el país lo condene.

“Sólo hay una cosa que lo detiene: todos nosotros”, dijo Biden. “El silencio es complicidad”.

Entre los miembros de la familia Till había una prima que demandó en una corte federal a un jefe de la policía del condado de Mississippi para ejecutar una orden de arresto de 1955 contra la mujer de ahora casi 90 años que denunció al joven.

Biden no hizo comentarios sobre la demanda, pero agradeció a los integrantes de la familia Till por “nuca, nunca rendirse” en su búsqueda de justicia.

Otros invitados fueron los actores Danielle Deadwyler, quien interpreta a la madre de Emmett, Mamie Till-Mobley; Jalyn Hall, quien interpreta a Emmett; y Whoopi Goldberg, quien tiene el papel de reparto de abuela de Emmett; así como Chinonye Chukwu, el cineasta nigeriano-estadounidense que dirigió “Till”.

Para el público hubo palomitas, dulces y pañuelos desechables, asistieron estudiantes, líderes por los derechos civiles, historiadores y familias de víctimas de violencia por intolerancia.

Karine Jean-Pierre, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, dijo esta semana que era importante para el presidente ser anfitrión de la función en el Mes de la Historia Negra para “impulsar esta película” y asegurarse de que la historia de Till no sea olvidada.

En marzo pasado, Biden firmó una ley nombrada en honor a Till por la que los linchamientos son ahora un crimen federal de intolerancia. El Congreso había considerado primero esa legislación hace más de 120 años.

Horas antes de la función, Biden firmó una orden ejecutiva que requiere que las agencias federales realicen revisiones anuales para aumentar el acceso de las comunidades con menos recursos a programas federales, servicios y actividades.

Biden también realizó el año pasado una cumbre en la Casa Blanca para abordar el tema de la violencia impulsada por intolerancia.

“Todavía hay mucho más trabajo por hacer. El trabajo no está hecho”, dijo Jean-Pierre. “Pero el presidente hará todo lo que está en su poder, en el gobierno federal, en esta Casa Blanca, para asegurarnos de atender temas como este”.

Jean-Pierre rechazó hacer declaraciones sobre la demanda.

La tortura y el asesinato de Till en el delta del Mississippi se convirtió en un catalizador del movimiento por los derechos civiles, su madre insistió que el funeral fuera con el ataúd abierto en Chicago para mostrarle su cuerpo mutilado al mundo. La revista Jet publicó las fotografías.

La prima de Till, Priscilla Sterling, y sus abogados dijeron que planeaban llevar copias de la demanda al Departamento de Justicia el viernes.

Los familiares de Till, incluyendo a Sterling, dijeron el jueves en una participación en Washington que apelarán para que el departamento reabra la investigación sobre su muerte. El abogado Malik Shabazz dijo que la investigación fue injustamente breve. “Una película es agradable. La justicia es mucho mejor”, dijo.

En junio pasado, un equipo que hace investigación en la corte en el condado de Leflore, en Mississippi, encontró una orden de arresto de 1955 que no se ejecutó contra Carolyn Bryant, la mujer que acusó a Till, y quien es mencionada en ese documento como “Mrs. Roy Bryant”.

Sterling presentó la demanda la semana pasada contra Ricky Banks, el actual jefe de policía del condado de Leflore, con el fin de que Banks ejecute la orden contra Bryant, quien ahora usa el nombre de Carolyn Bryant Donham tras volverse a casar.

Till había viajado de Chicago para visitar a parientes en Mississippi en agosto de 1955. Donham lo acusó de hacer avances inapropiados con ella en una tienda en la pequeña comunidad de Money. Un primo de Till, quien estaba ahí, ha dicho que Till le silbó a la mujer, lo cual iba en contra de los códigos raciales de Mississippi en la época.

Las evidencias indican que una mujer, posiblemente Donham, dio las señas de Till a los hombres que después lo mataron. La orden de arresto contra Donham fue anunciada en 1955, pero el jefe de policía del condado en ese entonces le dijo a los reporteros que no quería “molestarla” porque tenía dos hijos pequeños.

Semanas después de que el cuerpo de Till apareció en un río, Roy Bryant, el primer esposo de Donham, y su medio hermano J.W. Milam fueron enjuiciados por homicidio y absueltos por un jurado integrado totalmente por personas blancas. Meses después, los hombres confesaron en una entrevista pagada con la revista Look.

Donham, quien está cerca de cumplir 90 años, ha vivido en Carolina del Norte y Kentucky en años recientes. No ha hecho declaraciones públicas sobre los pedidos para que sea enjuiciada.

Sterling dijo que presentaría su caso a Biden.

“La familia ha esperado 68 años para que Carolyn Bryant sea enjuiciada”, dijo. "¿Lo hará él? ¿Nos ayudará a enjuiciar a Carolyn Bryant mientras sigue viva?”.

El Departamento de Justicia anunció en diciembre de 2021 que había concluido su más reciente investigación sobre el linchamiento de Till, sin presentar cargos contra nadie.

Después de que los investigadores encontraron la orden de arresto en junio pasado, la oficina de la secretaria de justicia de Mississippi, Lynn Fitch, dijo que no había nuevas evidencias para tratar de presentar un caso penal contra Donham. En agosto, un fiscal de distrito dijo que un jurado acusador había rechazado acusar a Donham.

___

Los periodistas de The Associated Press Emily Wagster Pettus en Jackson, Mississippi, y Lindsay Whitehurst contribuyeron a este despacho.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos