Mundo

Reportan nuevos ataques con drones en Rusia; Putin ordena reforzar frontera

A pesar de que los ataques en Rusia no dejaron daños significativos, según analistas esto podría indicar que las defensas rusas se encuentran vulnerables

Drones que, según el Kremlin, fueron lanzados por Ucrania volaron sobre territorio ruso, incluido uno que se acercó a menos de 100 kilómetros (60 millas) de Moscú, lo que indica la existencia de vulnerabilidades en las defensas rusas, mientras que el presidente Vladímir Putin ordenó reforzar la frontera.

Funcionarios dijeron que los drones no causaron heridas ni daños significativos, pero los ataques del lunes por la noche y primeras horas del martes plantearon dudas sobre las capacidades de la defensa rusa más de un año después de que lanzó la invasión a gran escala de su vecino.

También lee: Ucrania acusa a Rusia de ataque con misiles sobre infraestructuras civiles

Las autoridades ucranianas no se adjudicaron la autoría de los ataques, pero tampoco han reconocido directamente la responsabilidad de ataques y actos de sabotaje previos, aunque enfatizan el derecho de Ucrania a atacar cualquier objetivo ruso.

Si bien Putin no se refirió a ningún ataque específico durante un discurso en la capital rusa, sus declaraciones se hicieron horas después de que los drones impactaron en varias localidades en el sur y oeste de Rusia. Las autoridades cerraron el espacio aéreo sobre San Petersburgo en respuesta a la presencia de lo que según varios reportes era un dron.

También el martes, varias cadenas de televisión rusas emitieron una alerta de ataque con misiles que las autoridades atribuyeron a un hackeo.

Según las autoridades locales rusas, los drones atacaron regiones de Rusia situadas a lo largo de la frontera con Ucrania y más al interior del país.

Un dron cayó cerca de la aldea de Gubastovo, a menos de 100 kilómetros (60 millas) de Moscú, informó Andrei Vorobyov, gobernador de la región aledaña a la capital rusa, en un comunicado publicado en internet.

El dron no causó daños, dijo Vorobyov, pero señaló que probablemente iba dirigido contra infraestructura civil.

Fotografías del dron mostraban que se trataba de un pequeño modelo de fabricación ucraniana con un alcance de hasta 800 kilómetros (casi 500 millas), pero sin capacidad para transportar una gran carga de explosivos.

A primera hora del martes, las fuerzas rusas derribaron otro dron ucraniano sobre la región de Bryansk, indicó el gobernador Aleksandr Bogomaz en Telegram.

Tres drones también impactaron la región rusa de Belgorod el lunes por la noche y uno de ellos atravesó la ventana de un apartamento en la capital regional, reportaron las autoridades locales. El gobernador Vyacheslav Gladkov indicó que los drones causaron daños menores en edificios y vehículos.

El Ministerio de Defensa de Rusia señaló que Ucrania utilizó drones para atacar instalaciones en la región de Krasnodar y la vecina Adigueya. Indicó que los drones fueron derribados por medios electrónicos, añadiendo que uno de ellos se estrelló en un campo y otro se desvió de su trayectoria y no alcanzó la infraestructura a la que apuntaba.

La agencia de noticias estatal rusa, RIA Novosti, reportó un incendio en una instalación petrolera, y otros reportes rusos señalaron que dos drones explotaron en las inmediaciones.

Aunque los ataques con drones ucranianos en las regiones fronterizas rusas de Bryansk y Belgorod se convirtieron en algo habitual, otros atentados reflejaban metas más ambiciosas.

Algunos analistas rusos describieron los ataques con drones como un intento por parte de Ucrania de mostrar su capacidad para atacar zonas situadas a gran distancia de las líneas de frente, fomentar las tensiones en Rusia y arengar al pueblo ucraniano. Algunos blogueros de guerra rusos describieron las incursiones como un posible ensayo para un ataque más ambicioso y a mayor escala.

Los blogueros rusos pidieron una respuesta contundente. Igor Korotchenko, coronel retirado del ejército ruso y actualmente analista militar, pidió un ataque contra la oficina presidencial ucraniana en Kiev como represalia.

Otro oficial militar jubilado, Viktor Alksnis, señaló que los ataques con drones representan la expansión del conflicto y criticó a Putin por no haber dado una respuesta contundente.

Te puede interesar: Vladimir Putin firma ley que suspende pacto nuclear con EU

También el martes, las autoridades informaron del cierre temporal del espacio aéreo en torno a San Petersburgo, la segunda ciudad más poblada de Rusia, deteniendo todas las salidas y llegadas al principal aeropuerto de la ciudad, Pulkovo.

No se explicó el motivo de la medida, pero algunos informes rusos afirmaron que había sido provocada por la presencia de un dron no identificado. El Ministerio de Defensa ruso declaró que se realizaban ejercicios de defensa aérea en el oeste del país.

El año pasado, las autoridades rusas informaron en repetidas ocasiones sobre el derribo de drones ucranianos sobre Crimea. En diciembre, el ejército ruso afirmó que Ucrania había utilizado drones para atacar dos bases de bombarderos de largo alcance en territorio ruso.

En un discurso ante la principal agencia de seguridad rusa, el FSB, Putin instó al servicio a reforzar la seguridad en la frontera con Ucrania.

En otro suceso que avivó las tensiones en toda Rusia el martes, una alarma de ataque aéreo interrumpió la programación de varios canales de televisión y emisoras de radio en diversas regiones. El Ministerio de Emergencias de Rusia dijo en un comunicado en internet que el anuncio era un engaño “resultado de un hackeo a los servidores de emisoras de radio y canales de televisión en algunas regiones del país.”

En tanto, The Associated Press analizó fotografías satelitales que aparentemente mostraban un avión de guerra en Bielorrusia que guerrilleros bielorrusos aseguran haber tomado. La aeronave se encontraba prácticamente intacta.

Las imágenes de alta resolución tomadas el martes por Planet Labs PBC no mostraban signos de daños en el avión ruso A-50 de alerta temprana y control luego de lo que activistas de oposición bielorrusos describieron como un ataque la mañana del domingo contra la base aérea de Machulishchy, a las afueras de la capital Minsk.

Activistas bielorrusos que apoyan a Ucrania afirmaron que la aeronave había sufrido daños graves, pero las autoridades rusas y bielorrusas no hicieron comentarios al respecto.

El martes, en Ucrania, cuatro personas murieron y otras cinco resultaron heridas como resultado de nuevos ataques rusos contra la ciudad de Jersón, en el sur del país, según informó en Telegram el gobernador, Oleksandr Prokudin.

Te recomendamos: ¿Qué países poseen la mayor cantidad de armas nucleares?

Un hombre de 68 años también perdió la vida luego de un ataque ruso contra Kupiansk, una localidad de la región ucraniana de Járkiv, informó su gobernador Oleh Syniehubov.

Los combates más encarnizados siguen siendo en las zonas orientales de Ucrania, donde Rusia quiere controlar las cuatro provincias que se anexó ilegalmente en septiembre.

Funcionarios ucranianos afirmaron que las fuerzas rusas han desplegado más soldados y equipos adicional en esas zonas, incluidos tanques T-90.

En un discurso grabado en video, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, agradeció a los industriales estadounidenses por su apoyo a Ucrania y expresó su esperanza de contar con su ayuda para reconstruir el país tras la guerra.

Zelenski señaló que el país se enfrenta a una “tarea colosal” para restaurar cientos de miles de lugares dañados, incluidas “ciudades enteras, industrias, producciones”.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos