Ciudad

PBI tiene su Adelita que empodera a reclutas y reduce la brecha de género

Según datos de la SCC, la mujeres policías representan el 25% del estado de fuerza y el 18% de los puestos de mando.

Ser mujer policía en México está vinculado con la brecha de género que limita su crecimiento profesional y las expone a situaciones como el acoso, la discriminación y la violencia de género en sus lugares de trabajo. No obstante, Adela, Luz Belén y Miriam encontraron en la Policía Bancaria e Industrial (PBI) una oportunidad para romper paradigmas, lograr su independencia económica y empoderarse en espacios históricamente ocupados por hombres.

Luz Belén y Miriam forman parte del primer grupo graduado de la PBI de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México integrado únicamente por mujeres. Las 48 mujeres de la generación 232 culminaron el curso básico de formación policial en febrero pasado, y pasaron a la historia de la corporación policial al ser la primera vez que esto ocurre desde su creación en 1994.

Policías de la primera generación 100% de mujeres de la PBI.

La capacitadora policial por más de 10 años, “Adelita” Ramírez, señaló a Publimetro que en la última década ha cambiado el papel de las mujeres en las corporaciones, pues la mentalidad se ha transformado y éstas ganan terreno en actividades relacionadas con el armamento, tiro, técnicas y tácticas policiales que otro tiempo estaba reservadas para los hombres. “Se ha demostrado que las mujeres tienen la capacidad de realizarlas y también de ocupar cargos”, señala.

Según datos de la SCC, la mujeres policías representan el 25% del estado de fuerza y el 18% de los puestos de mando. En la generación a la que pertenecen Luz Belén y Miriam, se graduaron 255 elementos de la PBI de los cuales el 44% fueron mujeres y el 56% hombres.

Para Adelita, el principal obstáculo para las mujeres en los cuerpos policiacos está en el machismo arraigado en la sociedad y cultura mexicana. Sin embargo, aseguró que las mujeres policías tienen “las herramientas y el empoderamiento” para realizar lo que se propongan, y resaltó la importancia de que continúen con su capacitación, pues su papel resulta fundamental para erradicar la violencia de género desde la seguridad pública.

“La capacitación debe de ser continua, debe de ser permanente. Ya no puede ser una mujer que solamente ingrese de manera improvisada por la necesidad de erradicar la violencia contra las mujeres y, sobre todo, romper con esa brecha de la desigualdad, de la discriminación que existe, yo creo que el papel de la mujer es fundamental en la seguridad pública”.

—  Adela Ramírez, capacitadora policial en la PBI.
Policías de la primera generación 100% de mujeres de la PBI
DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos